Frases de Jean-Jacques Rousseau - Página 4

Jean-Jacques Rousseau

100. El gobierno tuvo su origen en el propósito de encontrar una forma de asociación que defienda y proteja la persona y la propiedad de cada cual con la fuerza común de todos.

Asociación


101. La naturaleza quiere que los niños sean tales antes de llegar a hombres. Si queremos invertir este orden, produciremos frutos precoces que no tendrán madurez ni gusto y que se pudrirán muy presto. "Emilio o De la educación" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Madurez


102. Las plantas parecen haber sido sembradas con pro¬fusión sobre la tierra, como las estrellas en el cielo, para invitar al hombre mediante el acicate del placer y de la curiosidad, al estudio de la naturaleza. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Plantas


103. No hay día que no recuerde con gozo y ternura aquel único y breve tiempo de mi vida en que fui plenamente yo, sin mezcla y sin traba, y en que puedo realmente decir que he vivido. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Gozo


104. Puede el soberano encomendar el gobierno a todo el pueblo ó a la mayor parte del pueblo, de suerte que haya mas ciudadanos magistrados que ciudadanos meros particulares. A esta forma de gobierno se le da el nombre de democracia. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Soberano


105. Es menester hacer que imiten los niños los actos cuyo hábito queremos que contraigan, pues que en su edad nada todavía siente su corazón, mientras llega tiempo de que por discernimiento y amor del bien puedan hacerlos. "Emilio o De la educación" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Discernimiento


106. (...) En el ardor de la adolescencia, contenidos y destilados en su sangre los espíritus vivificantes, producen en su juvenil corazón un calor que brilla en sus miradas, que se siente en sus discursos y se manifiesta en sus acciones. "Emilio o De la educación" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Adolescencia


107. En toda verdadera democracia la magistratura no es una ventaja, sino una carga onerosa que no puede imponerse con justicia a un particular con preferencia a otro. Solo la ley puede imponer esta carga a aquel a quien designe la suerte. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Justicia


108. El mejor orden y el más natural consiste en que los más sabios gobiernen a la muchedumbre siempre que haya una seguridad de que la gobernarán según el provecho de esta, y no según el suyo. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Muchedumbre


109. Esas horas de soledad y de meditación son las únicas de la jornada en que soy plenamente yo y estoy conmigo sin distraimiento ni obstáculo, y en que puede decir realmente que soy lo que la naturaleza ha querido. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Meditación


110. La rectitud y la franqueza constituyen en este mundo crímenes horribles, y a mis contemporáneos pareceríales malvado y feroz aun cuando a sus ojos no tuviera otro delito que el de no ser falso y pérfido como ellos. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Franqueza


111. Un tirano es aquel que se pone contra las leyes a gobernar segun ellas; un déspota, el que se hace superior a las mismas leyes. Asi es que un tirano puede no ser déspota, pero todo déspota siempre es tirano. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Déspota


112. La constitucion del hombre es obra de la naturaleza, la del estado es obra del arte. No depende de los hombres el alargar su vida; pero depende de ellos el prolongar la del estado tanto como sea posible, dándole la mejor constitucion que pueda tener. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Estado


113. Mientras mi deber y mi corazón estuvieron en contradicción, el primero obtuvo raramente la victoria, a menos que no tuviera más que abstenerme; entonces era la mayoría de las veces fuerte, pero actuar en contra de mi inclinación me fue siempre imposible. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Contradicción


114. Para acertar no debemos intentar lo imposible, ni lisongearnos de dar a las obras de los hombres una solidez de que no son capaces. El cuerpo político, del mismo modo que el cuerpo del hombre, empieza a morir desde su nacimiento, y lleva en sí mismo, las causas de su destruccion. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Intentar


115. Del pequeño número de libros que aún leo a veces, Plutarco es el que más me atrae y me aprovecha. Fue la primera lectura de mi infancia, será la última de mi vejez; es casi el único autor al que nunca he leído sin sacar algún fruto. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Mejores libros


116. La educación es efecto de la naturaleza, de los hombres o de las cosas. La de la naturaleza es el desarrollo interno de nuestras facultades y nuestros órganos; la educación de los hombres es el uso que nos enseñan éstos a hacer de este desarrollo; y lo que nuestra experiencia propia nos da a conocer acerca de los objetos cuya impresión recibi- mos, es la educación de las cosas. "Emilio o De la educación" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Educación

Autores relacionados

Voltaire