Frases de Jean-Jacques Rousseau - Página 3

Jean-Jacques Rousseau

67. Trabajar constituye un deber indispensable para el hombre social. Rico o pobre, poderoso o débil, todo ciudadano ocioso es un ladrón.

Ladrón


68. La resolución de los asuntos se vuelve más lenta a medida que se encarga de ellos mayor número de personas. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Resolución


69. La relación de los magistrados con el gobierno debe ser inversa a la relación de los súbditos con el soberano. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Soberano


70. El gobierno democrático conviene a los estados pequeños, el aristocrático a los medianos y el monárquico a los grandes. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Gobierno


71. Si Esparta y Roma perecieron, que estado puede esperar una eterna duracion? Si queremos fundar un establecimiento duradero, no pensemos en hacerlo eterno. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Duradero


72. (...) La guerra de los fenicios, llamada sagrada, no fué una guerra de religion. Su objeto fué castigar sacrilegos, y no someter incrédulos. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Someter


73. Si la educacion real corrompe indispensablemente a los que la reciben; ¿Que se debe esperar de una serie de hombres educados para reinar? "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Real


74. Nunca es demasiado tarde para aprender, incluso de los enemigos, y a ser prudente, sincero, modesto y a presumir menos de uno mismo. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Modesto


75. Cuando pago una deuda, se trata de un deber que cumplo, cuando hago un donativo, se trata de un placer que me doy. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Deber


76. Si hubiera una nación de dioses, éstos se gobernarían democráticamente; pero un gobierno tan perfecto no es adecuado para los hombres.

Gobernar


77. Los que distinguen la intolerancia civil de la teológica, se equivocan, á lo que me parece, pues estas dos especies de intolerancia son inseparables. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Intolerancia


78. El cristianismo es una religion del todo espiritual, unicamente ocupada en las cosas del cielo; la patria del cristiano no está en este mundo. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Cristianismo


79. Las cartas de amor se escriben empezando sin saber lo que se va a decir, y se terminan sin saber lo que se ha dicho.

Cartas de amor


80. Para dar diferentes nombres a cosas que son distintas, llamo tirano al usurpador de la autoridad real, y déspota al usurpador del poder soberano. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Déspota


81. La fuente de la verdadera felicidad está en nosotros y no depende de los hombres el hacer realmente miserable a quien sabe querer ser feliz. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Verdadera felicidad


82. Una teja que cae de un tejado puede herirnos más, pero no nos aflige tanto como una piedra lanzada aposta por una mano malqueriente. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Piedra


83. El cristianismo predica tan solo esclavitud y dependencia. Su espíritu es demasiado favorable á la tiranía para que esta deje de sacar partido de él. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Dependencia


84. Los temores, las sospechas, la frialdad, la reserva, el odio, la traición, se esconden frecuentemente bajo ese velo uniforme y pérfido de la cortesía.

Traición


85. El hombre que más ha vivido no es aquél que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida. "Emilio o De la educación" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Años


86. Un pueblo tan perfecto que no abusase jamás del gobierno, tampoco abusaria de la independencia; Un pueblo que siempre gobernase bien, no tendria necesidad de ser gobernado. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Independencia


87. Hay compensación para todo. Si mis placeres son raros y cortos, también los disfruto más vivamente cuando acuden que si me fueran más familiares. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Disfrutar


88. La botánica es el estudio de un ocioso y perezoso solitario: un pico y una lupa son todo el instrumental de que ha de menester para observarlas. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Botánica


89. Donde quiera que veáis la moderación sin tristeza, la concordia sin esclavitud, la abundancia sin profusión, decid confiadamente; es un ser venturoso el que aquí manda.

Esclavitud


90. La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, ni ninguno tan pobre que se vea necesitado de venderse.

Comprar


91. La adversidad es un gran maestro, pero hay que pagar caro sus lecciones y el provecho que se saca de ellas no vale con frecuencia el precio que han costado. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Adversidad


92. Acuérdate sin cesar de que nunca fue perniciosa la ignorancia, que sólo el error es funesto y que no nos extraviamos por no saber, sino por imaginarnos que sabemos. "Emilio o De la educación" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Ignorancia


93. En todos tiempos se ha disputado mucho sobre la mejor forma de gobierno, sin considerar que cada una de ellas es la mejor en algunos casos y la peor en otros. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Gobierno


94. El lujo o es efecto de las riquezas, o las hace necesarias; Corrompe a la vez al rico y al pobre, al uno por la posesion, al otro por la codicia. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Lujo


95. Los particulares mueren, pero no los cuerpos colectivos. Ahí se van perpetuando las mismas pasiones, y su ardiente odio, inmortal como el demonio que lo inspira, tiene siempre la misma actividad. "Las ensoñaciones del paseante solitario" (1778), Jean-Jacques Rousseau

Demonio


96. Sino hubiese intereses diferentes, apenas se dejaria sentir el interés común, que nunca hallaria obstáculo; todo marcharia por sí mismo, y la política dejaria de ser un arte. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Acción política


97. La censura mantiene las costumbres, impidiendo que las opiniones se corrompan, conservando la rectitud de estas por medio de sabias aplicaciones, y á veces tambien fijándolas cuando todavía están inciertas. "El contrato social" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Censura


98. Mil veces más perjudiciales son para los hijos la ambición, la avaricia, la tiranía y la falsa previsión de los padres, que el cariño ciego de las madres. "Emilio o De la educación" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Amor de madre


99. Las instituciones sociales buenas, son las que mejor saben borrar la naturaleza del hombre, privarle de su existencia absoluta, dándole una relativa, y trasladar el yo, la personalidad, a la común unidad. "Emilio o De la educación" (1762), Jean-Jacques Rousseau

Instituciones

Autores relacionados

Voltaire