Frases de Jean-Jacques Rousseau


Un buen padre vale por cien maestros.

Frases de Padre

Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza.

Frases de Naturaleza

Un hombre honrado no encontrará jamás una amiga mejor que su esposa.

Frases de Esposa

No es nada fácil abandonar la virtud; ella atormenta durante mucho tiempo a los que la abandonan.

Frases de Abandonar

Prefiero ser un hombre de paradojas que un hombre de prejuicios.

Frases de Prejuicios

La conciencia es la voz de las almas, las pasiones son las voces del cuerpo.

Frases de Voces

Las injurias son las razones de los que tienen culpa.

Frases de Injurias

La única costumbre que hay que enseñar a los niños es que no se sometan a ninguna.

Frases de Costumbre

Las ciudades son el abismo de la especie humana.

Frases de Abismo

El hombre es un milagro sin interés.

Frases de Milagro

Es muy difícil pensar noblemente cuando no se piensa más que para vivir.

Frases de Pensar

El vicio rara vez se insinuó oponiéndose a la honradez; casi siempre toma el disfraz de ésta.

Frases de Disfraz

Contexto histórico

Ilustración - Los Enciclopedistas - Neoclasicismo - Pacifismo - Revolución Francesa

Influencias Jean-Jacques Rousseau

Relacionados con Jean-Jacques Rousseau

Voltaire

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de Francia

Compositores » Compositores siglo XVIII » Compositores de Francia

Filósofos » Filósofos siglo XVIII » Filósofos de Francia

Jean-Jacques Rousseau

Biografía de Jean-Jacques Rousseau

Nace: 28 de junio de 1712 - Ciudad de Ginebra, Ginebra, Suiza

Muere: 2 de julio de 1778 - Ermenonville, Oise, Francia

Escritor, compositor y filósofo nacido en Ginebra de habla francesa.

Jean Jacques Rousseau nació en el seno de una familia modesta, de padre relojero y madre que no llegó a conocer pues murió luego de su nacimiento. En 1722, con diez años de edad es abandonado por el padre, quedando a cargo del tío y tres años después comenzó a trabajar como aprendiz de grabador, sufriendo diversos maltratos. Jean Jacques Rousseau se traslada en 1728 a Francia y comienza a trabajar como secretario y acompañante de madame Louise de Warens, gran influencia es su vida. En 1742 viaja como secretario del embajador de Francia en Venecia (Italia), quedándose hasta 1744. Nuevamente en Francia, Jean Jacques Rousseau inicia una relación con Therese Levasseur, con quien tiene cinco hijos y se casa en 1768. Conoce a Denis Diderot y contribuye con artículos de música en la Enciclopedia, entablando relación con las personalidades más ilustres de la época. En 1762, Jean Rousseau publica su obra cumbre, "El contrato social", donde establece una formula en la que no hay antagonismo entre ley y libertad, la forma de reconciliar la oposición entre libertad y ley consiste en asociarlas. Las ideas expuestas resultan demasiado progresistas y el parlamente de París condena el libro a la hoguera y Rousseau debe exiliarse. En 1770 le permiten ingresar a París, donde termina su obra personal, las "Confesiones" y tiempo después, invitado por el Marqués de Girardin, se instala en Ermononville, donde fallece.

Obras destacadas

  • El contrato social (1762)
  • Julia o la nueva Eloísa (1756)
  • Emilio (1762)
  • Ensoñaciones del paseante solitario (1776)
  • Confesiones (1782)
  • Discursos sobre las ciencias y las artes (1750)

Enlaces