Frases de Jaime Sabines

Tú eres el tronco invulnerable y nosotros las ramas, por eso es que este hachazo nos sacude. Nunca frente a tu muerte nos paramos a pensar en la muerte, ni te hemos visto nunca sino como la fuerza y la alegría. No lo sabemos bien, pero de pronto llega un incesante aviso, una escapada espada de la boca de Dios que cae y cae y cae lentamente. Y he aquí que temblamos de miedo, que nos ahoga el llanto contenido, que nos aprieta la garganta el miedo. Primera Parte I, Algo sobre la muerte del Mayor Sabines

Frases de "Algo sobre la muerte del Mayor Sabines" (1973) Frases de Invulnerable


¡A la chingada la muerte!, dije, sombra de mi sueño, perversión de los ángeles, y me entregué a morir como una piedra al río, como un disparo al vuelo de los pájaros. Primera Parte III, Algo sobre la muerte del Mayor Sabines

Frases de "Algo sobre la muerte del Mayor Sabines" (1973) Frases de Perversión


Te enterramos ayer. Ayer te enterramos. Te echamos tierra ayer. Quedaste en la tierra ayer. Estás rodeado de tierra desde ayer. Arriba y abajo y a los lados por tus pies y por tu cabeza está la tierra desde ayer. Te metimos en la tierra, te tapamos con tierra ayer. Perteneces a la tierra desde ayer. Ayer te enterramos en la tierra, ayer. Primera Parte VI, Algo sobre la muerte del Mayor Sabines

Frases de "Algo sobre la muerte del Mayor Sabines" (1973) Frases de Entierro


Es un mal sueño largo, una tonta película de espanto, un túnel que no acaba lleno de piedras y de charcos. ¡Qué tiempo éste, maldito, que revuelve las horas y los años, el sueño y la conciencia, el ojo abierto y el morir despacio! Primera Parte X, Algo sobre la muerte del Mayor Sabines

Frases de "Algo sobre la muerte del Mayor Sabines" (1973) Frases de Túnel


Mientras los niños crecen, tú, con todos los muertos, poco a poco te acabas. Yo te he ido mirando a través de las noches por encima del mármol, en tu pequeña casa. Un día ya sin ojos, sin nariz, sin orejas, otro día sin garganta, la piel sobre tu frente agrietándose, hundiéndose, tronchando obscuramente el trigal de tus canas. Todo tú sumergido en humedad y gases haciendo tus desechos, tu desorden, tu alma, cada vez más igual tu carne que tu traje, más madera tus huesos y más huesos las tablas. Tierra mojada donde había tu boca, aire podrido, luz aniquilada, el silencio tendido a todo tu tamaño germinando burbujas bajo las hojas de agua (Flores dominicales a dos metros arriba te quieren pasar besos y no te pasan nada). Segunda Parte I, Algo sobre la muerte del Mayor Sabines

Frases de "Algo sobre la muerte del Mayor Sabines" (1973) Frases de Ataúd


Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe con las manos. Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo, o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero esto a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, que el hombre de traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida - no tú ni yo - la vida, sea para siempre. Me Encanta Dios, Otros Poemas Sueltos

Frases de "Otros Poemas Sueltos" (1994) Frases de ¿De dónde venimos?


Ahora los científicos salen con su teoría del Big Bang... Pero ¿Que importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes. Me Encanta Dios, Otros Poemas Sueltos

Frases de "Otros Poemas Sueltos" (1994) Frases de Gran explosión


A mi me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho -frente al ataque de los antibióticos- ¡Bacterias mutantes! Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble. Me Encanta Dios, Otros Poemas Sueltos

Frases de "Otros Poemas Sueltos" (1994) Frases de Explorador


Acabo de regresar de cenar; es decir... Quién sabe. Anduve caminando por calles obscuras, con las manos en las bolsas, recogido en mí mismo, mirando la noche, deseándote. Estoy cansado, flojo, tierno. Encontré tu carta -3 en una- sobre mi cama, y las leí; y aunque sonreí a veces, he quedado afligido. Me da miedo que sigas mal aún, me duele, me da miedo. Mi corazón se agita, tiembla, calla. ¡Te quiero tanto, tanto, tanto! ¡Eres tú tanto lo verdadero, lo único real, lo hondo, la sencilla y fácil ley de amor! ¡Si supieras cómo fuera de ti todo es mentira, engaño y espejismo! 1949, Los amorosos

Frases de "Los amorosos" (2009) Frases de Tierno


Es a las 12 de la noche, cuando no puedo huirte ni huirme, cuando para todo el engañoso afán del día, que, ya a solas los dos, me entrego a ti totalmente, en deseo y sufrimiento y sueño y renovada sed y angustia. ¡Todo lo que pasa por mí! ¡Todos los que se desbaratan y mueren y vuelven a levantarse en mí mismo! ¡Todo lo que soy de afán y de debilidad y de deseo! 1949, Los amorosos

Frases de "Los amorosos" (2009) Frases de Afán


¿Qué es tanta bulla y gritos y desesperación? ¿Te están matando o te estás matando? ¿Para qué hacerte la vida una colección de disgustos? Estás enferma: tienes que curarte, tienes que seguir las indicaciones del médico. Hazlo y a callar. Suda, y que te duelan las nalgas, y que te den sopa caliente, y cállate. ¿Dónde está esa sabiduría, y esa virtud y esa perseverancia? ¿No que eras muy chicha? Date cuenta de que la vida es buena y de que sólo una vez la vivimos. Saca de todos tus momentos lo bueno, lo maravilloso que hay en cada uno de ellos. Fíjate que estás con tu mamá, con tu papá, con tus hermanitas; fíjate que Jaime te quiere mucho; que hay luz y hay árboles y hay piedras; que el agua juega y cae y se levanta; fíjate que tu hamaca te mece suavemente, a tu gusto, y que a tu cuarto llega el cielo, llego yo, llega el aire, llegan tantas cosas que no te digo. Aprovecha tu soledad. Acuérdate de todos los que queremos estar solos. 1949, Los amorosos

Frases de "Los amorosos" (2009) Frases de Persistencia


En tu corazón está todo: descúbrelo, sorpréndete, ámalo. Ve de milagro en milagro, de sorpresa en sorpresa, a lo largo de ti misma. Estás triste, es cierto, pero tú no eres tristeza, tú eres alegría y serenidad y paz. No mires sólo un aspecto de ti misma, un accidente de tu propia substancia; tú eres todas las cosas juntas, y el mar y las estrellas y las rosas se anuncian en ti. No mires tu miseria, no te complazcas en ella; hazla a un lado, apártala, y cultiva lo que todos tenemos de divinidad adentro. 1949, Los amorosos

Frases de "Los amorosos" (2009) Frases de Divinidad

Influencia en las frases de Jaime Sabines

Autores relacionados

José Emilio Pacheco Mario Benedetti Octavio Paz Rosario Castellanos

Ocupación

Políticos » Políticos siglo XX » Políticos de México

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de México

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de México

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de México

Jaime Sabines

Frases de Jaime Sabines

Frases de Jaime Sabines: Escritor, ensayista, poeta y político mexicano, autor de "La señal" (1951), "Adán y Eva" (1952), "Diario Semanario y poemas en prosa" (1961), "Poemas sueltos" (1961), "Maltiempo" (1972) y "Los amorosos" (2009).

Nombres

AliasEl francotirador de la literatura
RealJaime Sabines Gutiérrez

Biografía Jaime Sabines

Jaime Sabines nace en Tuxtla Gutiérrez (Chiapas), de padre libanés Julio Sabines y madre mexicana Luz Gutiérrez Moguel.

En 1945 viaja a la Ciudad de México para estudiar medicina en la Escuela Nacional de Medicina, pero abandona al poco tiempo y regresa a Chiapas.

En 1949 Jaime Sabines regresa a la Cuidad de México e ingresa en la carrera de letras, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde obtiene una licenciatura en Lengua y Literatura Española.

En 1953 su hermano Juan es elegido diputado y le deja su negocio de muebles, por lo que se traslada a Tuxtla, donde sigue escribiendo.

Tiempo después, Jaime Sabines es elegido diputado federal por el estado de Chiapas (1976-1979) y diputado en el Congreso de la Unión en 1988 por el Distrito Federal.

Muere víctima de cáncer a seis días de cumplir 73 años, acompañado por su esposa y sus cuatro hijos Entre las obras de Jaime Sabines, destacan "La señal" (1951), "Adán y Eva" (1952), "Diario Semanario y poemas en prosa" (1961), "Poemas sueltos" (1961), "Maltiempo" (1972) y "Los amorosos" (2009).

Libros destacados

  • Adán y Eva (1952)
  • Poemas Sueltos (1961)
  • Los amorosos (2009)
  • La Señal (1951)
  • Diario Semanario y poemas en prosa (1961)
  • Maltiempo (1972)

Libros de Jaime Sabines »

Enlaces

Síguenos en