Frases de Jack London

Todo lo que quería era un lugar tranquilo en el campo, donde escribir y pasear.

Frases de Campo


Prevalecía en él la pura irrupción de la vida, la marea de existir, el perfecto goce de cada músculo, de cada articulación y de cada uno de sus tendones, por el hecho de que todo esto era la otra cara de la muerte, delirio y desenfreno expresado en el movimiento, en la carrera exultante bajo las estrellas... La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Goce


La sed de sangre se hizo en él más fuerte que nunca. Era un depredador, un animal de presa, que se alimentaba de seres vivientes; que solo, sin ayuda, gracias a su fuerza y su destreza, sobrevivía triunfante en un entorno hostil en el que únicamente lo hacían los fuertes. La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Presa


Escribo sin más propósito que para añadir algo mío a la belleza.

Frases de Propósito


Había aprendido bien la ley del garrote y el colmillo y jamás renunciaba a una ventaja ni se echaba atrás ante un enemigo al que hubiera puesto en camino hacia la muerte. (...) no hay término medio: -vencer o ser vencido. La compasión era una debilidad. La compasión no existía en la vida primitiva. Se la confundía con el miedo, y estas confusiones conducían a la muerte. Matar o morir, comer o ser devorado, ésa era la ley. La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Vencer


Había aprendido la lección y no la olvidaría en su vida... Un hombre con un garrote era el que dictaba la ley, un amo a quien se obedece, aunque no necesariamente se acepte. La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Obedecer


(...) Estaba sondeando las profundidades de su naturaleza y de aquellos elementos de su naturaleza que surgían de honduras más profundas, que se remontaban a las entrañas del tiempo. La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Naturaleza


Hay un momento de éxtasis que marca la culminación de una existencia y más allá del cual ésta ya no puede elevarse. Y la paradoja existencial consiste en que, pese a sobrevenirle cuando más vivo está el sujeto, le llega cuando ha olvidado por completo que lo está. La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Éxtasis


No vivo de lo que el mundo piensa de mí, sino de lo que yo pienso de mí mismo.

Frases de Mundo


Todas y cada una de las horas estuvieron llenas de conmoción y sorpresas. Lo habían arrancado de golpe del centro de la civilización y lo habían arrojado bruscamente al corazón mismo de lo primitivo. La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Brutalidad


Existe en la naturaleza una paciencia (tenaz, incansable, constante como la vida misma), que mantiene inmóvil durante horas a la araña en su tela, a la serpiente enroscada, a la pantera al acecho. Esa paciencia es propia de los seres cuyo sustento lo constituyen otros seres vivos. La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Tenaz


El enfrentamiento por el liderazgo era inevitable.. Lo deseaba porque así se lo pedía su naturaleza, porque se había apoderado de él ese indescriptible e incomprensible orgullo del sendero y el arnés, un orgullo que sostiene a esos perros en su esfuerzo hasta el último aliento, que los lleva a morir en el tiro con alegría y les destroza el corazón si se los excluye del equipo. La llamada de la selva

"La llamada de la selva" (1903) Frases de "La llamada de la selva" (1903) Frases de Liderazgo

Influencias

Autores relacionados

Arthur Conan Doyle Charles Dickens Herbert George Wells Herman Melville Mark Twain

Jack London


Escritor, novelista y dramaturgo estadounidense, autor de "La llamada de la selva" (1903), "El lobo de mar" (1904), "Colmillo Blanco" (1906) y "Martin Eden" (1909).

Nombres

RealJohn Griffith Chaney

Biografía Jack London

En 1900 Jack London publica "El hijo del lobo", que le proporcionó un gran éxito, y tras publicar "La llamada de la selva" (1903) y "El lobo de mar" (1904), se convierte en uno de los autores más vendidos y famosos de Estados Unidos.

Su obra se caracteriza por combinar el más profundo realismo con los sentimientos humanitarios y el pesimismo, teniendo sus textos gran plasticidad, estructura dramática y emoción contenida y sus personajes siempre viven al límite de sus posibilidades.

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Estados Unidos

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XIX » Dramaturgos de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Estados Unidos

Síguenos en