Frases de J. M. Coetzee

La inteligencia oculta de los Imperios sólo tiene una idea fija: cómo no acabar, cómo no sucumbir, cómo prolongar su era. De día persiguen a sus enemigos. Son taimados e implacables, envían a sus sabuesos por doquier. De noche se alimentan de imágenes de desastre: saqueo de ciudades, aniquilamiento de poblaciones, pirámides de huesos, hectáreas de desolación. V, Esperando a los bárbaros

Frases de "Esperando a los bárbaros" (1980) Frases de Imperio


El espacio es sólo espacio, la vida es sólo vida, igual en todas partes. Pero en lo que a mí respecta, mantenido por el trabajo de otros, carente de vicios civilizados con los que llenar mi tiempo libre, alimento mi melancolía y trato de encontrar en el vacío del desierto un sentido histórico especial. ¡Vano, inútil, equivocado! ¡Menos mal que nadie me ve! I, Esperando a los bárbaros

Frases de "Esperando a los bárbaros" (1980) Frases de Desierto


Esa fue la primera vez que estuvimos juntos. Una experiencia interesante de veras, pero no trascendental. Claro que no había esperado que lo fuese, no con él. Estaba decidida a evitar el enredo sentimental. Una aventura pasajera era una cosa; Una relación amorosa, otra completamente distinta. Estaba bastante segura de mí misma. No iba a entregar mi corazón a un hombre del que apenas sabía nada. Verano

Frases de Amorosa


Al pensamiento, a la cogitación, opongo yo la plenitud, la corporeidad, la sensación de ser; no una consciencia de uno mismo como una especie de máquina fantasmagórica de razonar que genera pensamientos, sino al contrario la sensación (una sensación de honda carga afectiva) de ser un cuerpo con extremidades que se prolongan en el espacio, una sensación de estar vivo para el mundo. Las vidas de los animales

Frases de Miembro fantasma


Sigue dedicándose a la enseñanza porque le proporciona un medio para ganarse la vida, pero también porque así aprende la virtud de la humildad, porque así comprende con toda claridad cuál es su lugar en el mundo. No se le escapa la ironía, a saber, que el que va a enseñar aprende la lección más profunda, mientras que quienes van a aprender no aprenden nada. 1, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Ganarse la vida


Es admirable lo que tú haces, lo que hace ella, pero los defensores de los derechos y el bienestar de los animales a mí me parecen un poco como cierta clase de cristianos: todos tienen mucho brío, mucho ánimo, y tan buenas intenciones que al cabo de un rato a mí me entran ganas de irme por ahí y dedicarme al saqueo y al pillaje. O a dar de patadas a un gato. 8, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Buenas intenciones


¿Cuántos de los andrajosos trabajadores que pasan por su lado en la calle son los autores secretos de obras que les sobrevivirán: carreteras, muros, torres metálicas? Al fin y al cabo, una clase de inmortalidad, una inmortalidad limitada, no es tan difícil de lograr. ¿Por qué insiste entonces en inscribir unas marcas en papel, con la leve esperanza de que personas que aún no han nacido se tomen la molestia de descifrarlas? Verano

Frases de Obrero


Puede que en mi excavación sólo haya escarbado la superficie. Puede que a tres metros bajo tierra se encuentren las ruinas de otro fuerte, arrasado por los bárbaros, habitado por los huesos de un pueblo que creyó que estaría a salvo entre altas murallas. Puede que cuando piso el suelo del Juzgado, si eso es lo que es, tenga bajo mis pies la cabeza de un magistrado como yo, otro sirviente canoso de un Imperio que, enfrentado finalmente al bárbaro, sucumbió en el terreno de su jurisdicción. I, Esperando a los bárbaros

Frases de "Esperando a los bárbaros" (1980) Frases de Poder judicial


A él nunca se le han dado bien las discusiones. Especialmente las mujeres, le dan mil vueltas en las discusiones. Así sucedía también con su mujer. De hecho, ahora que lo piensa, tal vez fue esa la razón de que su matrimonio terminara: no el hecho de que mantuviera demasiadas discusiones, sino el hecho de que él siempre las perdía. Tal vez si él hubiera ganado alguna de vez en cuando, él y Henriette podrían haber seguido juntos. ¡Qué aburrido es estar con un hombre que ni siquiera puede plantar batalla! Hombre lento

Frases de Aburrido


Si bien diariamente dedica horas y horas a su nueva disciplina, la premisa elemental de esta, tal como queda enunciada en el manual de Comunicaciones 101, se le antoja absurda: "La sociedad humana ha creado el lenguaje con la finalidad de que podamos comunicarnos unos a otros nuestros pensamientos, sentimientos e intenciones". Su opinión, por más que no la airee, es que el origen del habla radica en la canción, y el origen de la canción, en la necesidad de llenar por medio del sonido la inmensidad y el vacío del alma humana. 1, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Canción


- ¡El tono de la verdad! ¿Puede usted reconocer ese tono en la conversación cotidiana? ¿Oye si yo digo la verdad? -No, me está malinterpretando. Ahora hablo solo de una situación determinada, de una situación en la que investigo para dar con la verdad, en la que tengo que presionar para encontrarla. Al principio solo obtengo mentiras, así es, primero solo mentiras, entonces hay que presionar; después más mentiras, entonces hay que presionar más; luego el desmoronamiento, tras este seguimos presionando, y por fin la verdad. Así es como se obtiene la verdad. I, Esperando a los bárbaros

Frases de "Esperando a los bárbaros" (1980) Frases de Tono


Falta poco para que la sala de lectura cierre por hoy, todo el gran museo cerrará. Los domingos la sala de lectura no abre; entre hoy y el próximo sábado, la lectura será cuestión de una hora robada aquí y allá al final del día. ¿Debería seguir al pie del cañón hasta la hora de cierre aunque bostece sin parar? De todos modos, ¿Qué sentido tiene su empeño? ¿En qué beneficia a un programador informático, si es que la programación va a ser su vida, tener un master en literatura inglesa? Juventud

Frases de Programación

Contexto histórico

Premio Nobel de Literatura

Influencia en las frases de J. M. Coetzee

Autores relacionados

Ian Mcewan Nadine Gordimer Paul Auster Philip Roth

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Sudáfrica

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Sudáfrica

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Sudáfrica

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Sudáfrica

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Sudáfrica

J. M. Coetzee

Frases de J. M. Coetzee

Frases de J. M. Coetzee: Escritor, novelista, ensayista, traductor y profesor sudafricano, autor de "Esperando a los bárbaros" (1980), "Vida y época de Michael K" (1983), "Infancia" (1997), "Las vidas de los animales" (1999), "Desgracia" (1999) y "Verano" (2009).

Nombres

RealJohn Maxwell Coetzee

Biografía J. M. Coetzee

J. M. Coetzee nace en Ciudad del Cabo, donde transcurre su infancia y adolescencia y obtiene una licenciatura en matemáticas e inglés en la Universidad de dicha ciudad.

En 1960 se traslada a Londres (Inglaterra), donde trabaja un tiempo como programador informático, doctorándose en lingüística computacional en la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos) en 1969.

Tiempo después J. M. Coetzee da clases de Lengua y Literatura Inglesas en la Universidad Estatal de Nueva York en Búfalo (Estados Unidos).

En 1984 vuelve a Sudáfrica a ocupar una cátedra en Letras Inglesas en la Universidad de Ciudad de El Cabo, donde ejerce la docencia hasta su retiro en el año 2002.

Los libros de J. M. Coetzee, marcados por un estilo simbólico y metafórico, cuestionan el régimen del apartheid y cualquier tipo de racismo, y exploran sus negativas consecuencias en el hombre y en la sociedad.

Destacan de su bibliografía las obras "Esperando a los bárbaros" (1980), "Vida y época de Michael K" (1983), "Las vidas de los animales" (1999), "Desgracia" (1999) y "Verano" (2009).

Libros destacados

  • Esperando a los bárbaros (1980)
  • Infancia (1997)
  • Desgracia (1999)
  • Verano (2009)
  • Vida y época de Michael K (1983)
  • Las vidas de los animales (1999)

Enlaces

Síguenos en