Frases de J. M. Coetzee

¿Cómo puedo considerarme una víctima cuando mis sufrimientos son tan insignificantes? Sin embargo son aún más ra por su insignificancia. Recuerdo mi sonrisa cuando la puerta se cerró por primera vez a mi espalda y la llave giró en la cerradura. No me parecía un gran castigo pasar de soledad de la existencia cotidiana al aislamiento de una celda ya que podía traer conmigo un mundo de pensamientos y recuerdos. Pero es ahora cuando empiezo a comprender lo fundamental que es la libertad. ¿Qué clase de libertad me han dejado? La libertad de comer o pasar hambre; permanecer en silencio o parlotear conmigo mismo o aporrear la puerta o gritar. Si cuando me encerraron aquí yo era el objeto de una injusticia, una injusticia insignificante, ahora no soy más que un montón de sangre, huesos y carne que se siente desgraciado. IV, Esperando a los bárbaros

Frases de "Esperando a los bárbaros" (1980) Frases de Injusticia


No es la más elegante de las soluciones, desde luego, pero es que envejecer no reviste ninguna elegancia. Es mera cuestión de despejar la cubierta, para que uno al menos pueda concentrarse en hacer lo que han de hacer los viejos: prepararse para morir. 1, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Envejecer


¿Crees que lo que sucedió aquí fue como un examen, que si lo apruebas recibes un diploma y un salvoconducto de cara al futuro, o un rótulo para colocarlo en el dintel de tu puerta, de modo que la plaga pase de largo sin afectarte? 13, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Plaga


Así pues, es verdad que el tiempo lo cura todo. Es de suponer que Lucy también está curándose, o si no curándose, al menos olvidando, recubriendo con el tejido de las cicatrices el recuerdo de aquel día, envolviéndolo, sellándolo, cerrándolo. 16, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Cicatrices


Las tardes de los sábados y los domingos son lo peor. La soledad, que normalmente consigue mantener bajo control, se le echa encima, una soledad indistinguible del tiempo deprimente, gris y húmedo de Londres o del frío duro como el metal de los pavimentos. Juventud

Frases de Londres


Su ánimo se ha tornado un refugio para los pensamientos viejos, vagos, indigentes, que no tienen otro sitio al que ir. Debería echarlos de allí a patadas, limpiar del todo el recinto. Pero no se toma esa molestia, o al menos no con la seriedad suficiente. 8, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Limpiar


Más difícil, pero también más sencillo. Uno se acostumbra a que las cosas sean cada vez más difíciles, ya no se sorprende de que lo que era todo lo difícil que podía ser pueda ser más difícil todavía. 24, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Difícil


No es un mal muñeco de nieve. Esta no es la escena con la que soñé. Como otras muchas cosas ahora, la dejo con una sensación de estupidez, como alguien que se extravió hace mucho tiempo pero persevera por un camino que quizá no conduzca a ninguna parte. VI, Esperando a los bárbaros

Frases de "Esperando a los bárbaros" (1980) Frases de Estupidez


Me aterra pensar qué va a ser de nosotros. Quiero tener esperanza y vivir al día. Pero a veces me imagino de repente lo que podría suceder y el miedo me paraliza. Ya no sé qué hacer. Sólo pienso en los niños. ¿Qué va a ser de los niños? VI, Esperando a los bárbaros

Frases de "Esperando a los bárbaros" (1980) Frases de Terrorismo de estado


Es un riesgo poseer cualquier cosa: un coche, un par de zapatos, un paquete de tabaco. No hay suficiente para todos. Hay demasiada gente y muy pocas cosas. Lo que existe ha de estar en circulación, de modo que todo el mundo tenga la ocasión de ser feliz al menos un día. 11, Desgracia

Frases de "Desgracia" (1999) Frases de Riesgo


Abrazamos para que nos abracen. La edad de hierro

Frases de Abrazo


La sangre es preciosa, más preciosa que el oro y los diamantes. Porque toda la sangre es una: un solo estanque de vida repartido entre nuestras existencias separadas, pero unido por la naturaleza: prestada, no dada; repartida, confiada, para que la preservemos: parece que viva en nosotros, pero solamente lo parece, porque lo cierto es que nosotros vivimos en ella. La edad de hierro

Frases de Sangre

Contexto histórico

Premio Nobel de Literatura

Influencia en las frases de J. M. Coetzee

Autores relacionados

Ian Mcewan Nadine Gordimer Paul Auster Philip Roth

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Sudáfrica

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Sudáfrica

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Sudáfrica

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Sudáfrica

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Sudáfrica

J. M. Coetzee

Frases de J. M. Coetzee

Frases de J. M. Coetzee: Escritor, novelista, ensayista, traductor y profesor sudafricano, autor de "Esperando a los bárbaros" (1980), "Vida y época de Michael K" (1983), "Infancia" (1997), "Las vidas de los animales" (1999), "Desgracia" (1999) y "Verano" (2009).

Nombres

RealJohn Maxwell Coetzee

Biografía J. M. Coetzee

J. M. Coetzee nace en Ciudad del Cabo, donde transcurre su infancia y adolescencia y obtiene una licenciatura en matemáticas e inglés en la Universidad de dicha ciudad.

En 1960 se traslada a Londres (Inglaterra), donde trabaja un tiempo como programador informático, doctorándose en lingüística computacional en la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos) en 1969.

Tiempo después J. M. Coetzee da clases de Lengua y Literatura Inglesas en la Universidad Estatal de Nueva York en Búfalo (Estados Unidos).

En 1984 vuelve a Sudáfrica a ocupar una cátedra en Letras Inglesas en la Universidad de Ciudad de El Cabo, donde ejerce la docencia hasta su retiro en el año 2002.

Los libros de J. M. Coetzee, marcados por un estilo simbólico y metafórico, cuestionan el régimen del apartheid y cualquier tipo de racismo, y exploran sus negativas consecuencias en el hombre y en la sociedad.

Destacan de su bibliografía las obras "Esperando a los bárbaros" (1980), "Vida y época de Michael K" (1983), "Las vidas de los animales" (1999), "Desgracia" (1999) y "Verano" (2009).

Libros destacados

  • Esperando a los bárbaros (1980)
  • Infancia (1997)
  • Desgracia (1999)
  • Verano (2009)
  • Vida y época de Michael K (1983)
  • Las vidas de los animales (1999)

Enlaces

Síguenos en