Frases de Iván Turguénev

La sangre me hervía, el corazón se me encogía ridícula y dulcemente. Esperaba y temía algo. Todo me sorprendía y estaba como a la expectativa. Mi imaginación jugaba y revoloteaba en torno a las mismas ideas, como los pájaros alrededor de un campanario. Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Pájaros


Este presentimiento, esta espera inundaba mi ser, recorría mis venas y cada gota de mi sangre... Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Presentimiento


"Estoy sentado delante de ella- pensaba-. La he conocido. ¡Qué dicha, Dios mío!" Poco faltó para que saltara de emoción de la silla, pero sólo moví un poco los pies, como un niño que tiene en sus manos una golosina. Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Dicha


Mis ojos y los de (...) se encontraron. Ella los bajó y se sonrojó levemente. Advertí que se sonrojaba y me quedé helado del susto. Ya antes tenía celos de ella, pero ahora por primera vez la idea de que estuviese enamorada pasó como un relámpago por mi cabeza. "¡Dios mío, está enamorada!". Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Enamorada


Libertad- repitió-. ¿Sabes tú lo que puede hacer libre a un hombre? - ¿Qué? -Su voluntad, su propia voluntad, y le dará también poder, que es mejor que libertad. Aprende a querer y así serás libre y mandarás. Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Búsqueda de la libertad


Imagínense un aposento espléndido, una noche de verano y una fiesta maravillosa. La fiesta la da la joven reina. En todas partes hay oro, preciosos cristales, sedas, fuegos, diamantes, flores, aromas, todos los caprichos del lujo. - ¿Le gusta el lujo? - la interrumpió Lushin. -El lujo es bonito- le contestó-. Me gusta todo lo bonito. - ¿Más que lo bello- preguntó él. -Demasiado sutil, no lo comprendo. No me interrumpa. Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Sutil


Mi "pasión" empezó ese día. Recuerdo que sentí algo parecido a lo que debe sentir un hombre que ha encontrado un empleo: dejé de ser simplemente un joven adolescente para convertirme en un enamorado. Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Adolescente


¿Usted desea ser afortunado? Aprenda a sufrir entonces.

Frases de Sufrir


Todo me produce náusea- dijo en voz baja-. Me iría al fin del mundo, ya no aguanto más, ya no puedo con esto... ¿Y qué me espera después...? ¡Qué martirio, Dios mío, qué martirio! Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Martirio


Me perdía en mis pensamientos y buscaba lugares apartados. Sentía predilección por las ruinas del invernadero. Me subía al alto muro, me sentaba y permanecía sentado tan desconsolado, tan solo y tan triste en mi juventud, que me compadecía de mí mismo. ¡Cuánto me complacían estos sentimientos tristes! ¡Cuánto me deleitaba con ellos! Primer amor

"Primer amor" (1860) Frases de "Primer amor" (1860) Frases de Triste

Influencias

Autores relacionados

Antón Pávlovich Chéjov Fiódor Mijáilovich Dostoyevski León Tolstói Vladimir Nabokov

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Rusia

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Rusia

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XIX » Dramaturgos de Rusia

Iván Turguénev


Escritor, novelista y dramaturgo ruso, autor de "Diario de un hombre superfluo" (1850), "Memorias de un cazador" (1852), "Primer amor" (1860) y "Padres e hijos" (1862).

Nombres

RealIván Serguéyevich Turguénev

Biografía Iván Turguénev

Iván Turguénev nació en el seno de una familia terrateniente, de padre coronel de la caballería imperial que murió cuando tenía 16 años y madre Varvara Petrovna Lutovínova.

Tras completas sus estudios iniciales, en 1838 se trasladó a Berlín para estudiar filosofía en la Universidad de Berlín y luego literatura en la Universidad de San Petersburgo.

En 1838, Iván Turguénev viaja a Berlín (Alemania) a estudiar filosofía en la Universidad de Berlín y queda impresionado con la sociedad alemana, volviendo a Rusia "occidentalizado".

Los abusos, el sufrimiento de la clase trabajadora y los malos tratos a los que eran sometidos, muy arraigados en el sistema social ruso, se convirtieron en temas recurrentes de las obras de Iván Turguénev.

Libros destacados

  • Memorias de un cazador (1852)
  • Un mes en el campo (1855)
  • Primer amor (1860)
  • Padres e hijos (1862)
  • Diario de un hombre superfluo (1850)
  • Aguas primaverales (1872)

Enlaces

Síguenos en