Frases de Imre Kertész

Nunca me habría imaginado que podría envejecer tan pronto. Si en una situación normal hacen falta cincuenta o sesenta años para envejecer, en el campo bastaron tres meses para que mi cuerpo me abandonara. Sin destino

Frases de "Sin destino" (1975) Frases de Campo de concentración


Le contesté que claro que existían [las cámaras de gas], como otras muchas cosas, pero que todo dependía del tipo de campo. En Auschwitz sí las había, le expliqué, pero yo venía de Buchenwald. Sin destino

Frases de "Sin destino" (1975) Frases de Cámaras de gas


Los recuerdos son como perros abandonados, vagabundos, nos rodean, nos miran, jadean, aúllan alzando la vista a la luna; querrías ahuyentarlos, pero no se marchan, te lamen ávidamente la mano, y cuando les das la espalda, te muerden... Yo, otro: Crónica del cambio

Frases de "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997) Frases de Abandonado


Cuando el hombre se dispone a luchar sabe por qué lo hace. De lo contrario no tiene sentido. En general, se lucha contra un poder para llegar uno mismo al poder. O porque el poder reinante supone una amenaza para la vida. Un relato policiaco

Frases de "Un relato policiaco" (1977) Frases de Ambición de poder


(...) Me di cuenta de que había llegado a un campo de concentración pequeño, pobre, alejado y provinciano, por decirlo de alguna manera. No había duchas, ni siquiera crematorio, al parecer éste sólo se encuentra en los campos más importantes. Sin destino

Frases de "Sin destino" (1975) Frases de Campo de concentración


Ya no tenía ganas ni fuerzas para nada; Todos los días me levantaba más cansado; Cada día que pasaba soportaba peor el hambre; Me movía con más y más dificultad; Todo se me volvía una carga, incluso yo mismo. Sin destino

Frases de "Sin destino" (1975) Frases de Dificultad


Yo, el prisionero político. De risa. "Si eres revolucionario, no deberías haber fundado una familia", me reprendió mi esposa. El malentendido era completo, como en una farsa barata. ¿Cómo explicarle que hice lo que hice por puro juego, por asco, aburrimiento y honradez intelectual? Liquidación

Frases de "Liquidación" (2003) Frases de Honradez


Sé por qué pasan hambre los hambrientos de mis sueños. Sé quién es aquel hombre. Sé quién es el perro. Sé por qué han de pasar hambre. Sé lo que les quito. Sé por qué he de verlos. Lo sé todo. Sé que nunca me abandonará la tortura de mi saber. Yo, otro: Crónica del cambio

Frases de "Yo, otro: Crónica del cambio" (1997) Frases de Tortura


(...) Le gustaba este estilo, este humor amargo y macabro, armado con los visos de la omnisciencia, que le permitía recordar un mundo hacía tiempo desaparecido; era un estilo sumamente útil, el lenguaje de los iniciados, que los protegía de sus propias desilusiones, sus temores y sus pueriles y bien escondidas esperanzas. Liquidación

Frases de "Liquidación" (2003) Frases de Amargo


Existe un grado de insomnio, de rumia del pasado, de sentido histórico en que lo viviente se perjudica y al final sucumbe, trátese de un hombre, de un pueblo o de una cultura. Kaddish por el hijo no nacido

Frases de "Kaddish por el hijo no nacido" (1990) Frases de Insomnio


Lo había oído decir, y ahora también puedo dar fe de ello: es verdad que las paredes de la cárcel no pueden poner límites a nuestra imaginación. El único problema era si mi imaginación me llevaba tan lejos como para olvidarme de mis manos, porque entonces la realidad restablecía sus derechos de la manera más concreta y contundente. Sin destino

Frases de "Sin destino" (1975) Frases de Cárcel


Y dejad de decir por fin, dije con toda probabilidad, que Auschwitz no tiene explicación, que Auschwitz es el producto de fuerzas irracionales, inconcebibles para la razón, porque el mal siempre tiene una explicación racional, es posible que el propio Satanás sea irracional, como lo es Yago, pero sus criaturas sí son racionales, todos sus actos se derivan de algo, igual que una fórmula matemática. Kaddish por el hijo no nacido

Frases de "Kaddish por el hijo no nacido" (1990) Frases de Auschwitz

Influencias

Autores relacionados

J. M. Coetzee Nadine Gordimer Sándor Márai

Imre Kertész

Imre Kertész

Escritor, novelista, guionista, traductor y periodista húngaro, autor de "Sin destino" (1975), "Kaddish por el hijo no nacido" (1990), "Un instante de silencio en el paredón" (1998) y "Liquidación" (2003).

Biografía Imre Kertész

Imre Kertész nace en Budapest, hijo de Aranka Jakab y Laszlo Kertész, matrimonio que se separa cinco años después de su nacimiento.

Entre 1935 y 1940 asiste a un internado y luego comienza la escuela secundaria hasta 1944, cuando es deportado al campo de concentración de Auschwitz y luego ser enviado a Campo de concentración de Buchenwald.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial (193-1945), Imre Kertész es liberado y finaliza la escuela secundaria en 1948.

Tiempo después comienza a trabajar como periodista y traductor, teniendo muchas dificultades y sufriendo censuras.

Imre Kertész edita en 1975 "Sin destino", una obra maestra sobre la destrucción masiva alemana de los "otros" europeos: narra el paso por diversos campos de concentración de un adolescente húngaro y judío de quince años.

Tiempo después publica "Kaddish por el hijo no nacido" (1990), "Un instante de silencio en el paredón" (1998) y "Liquidación" (2003) entre otros.

Entre las numerosas distinciones que le otorgaron a Imre Kertész, destacan la "Medalla Ernst Reuter" (1983), el "Premio Sándor Márai" (1996), el "Premio Friedrich Gundolf" (1997), el "Premio Herder" (2000) y el "Premio Nobel de Literatura" (2002).

Libros destacados

  • Sin destino (1975)
  • Kaddish por el hijo no nacido (1990)
  • Un instante de silencio en el paredón (1998)
  • Liquidación (2003)
  • Un relato policiaco (1977)
  • Fiasco (1988)

Libros de Imre Kertész »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Hungría

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Hungría

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Hungría

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Hungría

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Hungría

Síguenos en