Frases de Imre Kertész - Página 3

01. "Al fin y al cabo uno tiene derecho a saber por qué le odian", opinó. "Sin destino" (1975)

+ Frases de Odio + Pensamientos de "Sin destino"


02. Las conversaciones no bastan, las palabras no aclaran nada. Se me tiene que ocurrir algo. Pero ¿Qué? "Un relato policiaco" (1977)

+ Frases de Conversación + Pensamientos de "Un relato policiaco"


03. Simplemente me deleité dejando caer el agua por todo mi cuerpo. Alrededor, los otros también se estaban duchando; Soplaban y resoplaban, disfrutando de aquellos momentos de despreocupada alegría. "Sin destino" (1975)

+ Frases de Deleite + Pensamientos de "Sin destino"


04. -¿Contar qué? -El infierno de los campos, me respondió. Yo le indiqué que sobre eso no podría contarle nada pues no conocía el infierno ni podía imaginarlo. "Sin destino" (1975)

+ Frases de Auschwitz + Pensamientos de "Sin destino"


05. Hago cuanto debo hacer aunque no sepa por qué, lo hago con la esperanza y hasta con la conciencia de que algún día ya no deberé deber hacerlo... "Kaddish por el hijo no nacido" (1990)

+ Frases de Hacer que suceda + Pensamientos de "Kaddish por el hijo no nacido"


06. Aquí todos han tirado la vida por la borda. Es la especificidad del lugar, el "genius loci". Aquí, el que no tira la vida por la borda simplemente carece de talento. "Liquidación" (2003)

+ Frases de Arte de vivir + Pensamientos de "Liquidación"


07. La frase de que "Auschwitz no tiene explicación", porque todo cuanto existe siempre tiene una explicación, aunque sólo se trate, desde luego, de explicaciones arbitrarias, erróneas y deficientes. "Kaddish por el hijo no nacido" (1990)

+ Frases de Auschwitz + Pensamientos de "Kaddish por el hijo no nacido"


08. Esperábamos, siempre esperábamos -si lo pienso bien- que no ocurriera nada. Ese aburrimiento y esa espera son las impresiones que mejor definen, al menos para mí, la situación en Auschwitz. "Sin destino" (1975)

+ Frases de Auschwitz + Pensamientos de "Sin destino"


09. He aquí que, con todo, me levanté, que incluso sigo aquí, aunque no sepa por qué, por casualidad, tal como nací, pues soy cómplice de mi supervivencia igual que de mi nacimiento. "Kaddish por el hijo no nacido" (1990)

+ Frases de Razones para vivir + Pensamientos de "Kaddish por el hijo no nacido"


10. ¿Qué es la verdad? ¡Qué sencilla es la respuesta la verdad! La verdad es aquello que nos consume. "Diario de la galera" (1992)

+ Frases de Verdadero + Pensamientos de "Diario de la galera"


11. Aún dormía. Por aquellas fechas acostumbraba dormir mucho, pues acababa de comprender que era la única actividad razonable a la que podía dedicar mi tiempo. "Liquidación" (2003)

+ Frases de Dormir + Pensamientos de "Liquidación"


12. El superviviente constituye una especie aparte, como un tipo de animal. En su opinión todos somos supervivientes, lo cual condiciona nuestro mundo intelectual perverso y atrofiado. Auschwitz. "Liquidación" (2003)

+ Frases de Sobreviviente + Pensamientos de "Liquidación"

Influencias

Autores relacionados

J. M. Coetzee Nadine Gordimer Sándor Márai

Imre Kertész

Imre Kertész

Escritor, novelista, guionista, traductor y periodista húngaro, autor de "Sin destino" (1975), "Kaddish por el hijo no nacido" (1990), "Un instante de silencio en el paredón" (1998) y "Liquidación" (2003).

Sobre Imre Kertész

Imre Kertész nace en Budapest, hijo de Aranka Jakab y Laszlo Kertész, matrimonio que se separa cinco años después de su nacimiento.

Entre 1935 y 1940 asiste a un internado y luego comienza la escuela secundaria hasta 1944, cuando es deportado al campo de concentración de Auschwitz y luego ser enviado a Campo de concentración de Buchenwald.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial (193-1945), Imre Kertész es liberado y finaliza la escuela secundaria en 1948.

Tiempo después comienza a trabajar como periodista y traductor, teniendo muchas dificultades y sufriendo censuras.

Imre Kertész edita en 1975 "Sin destino", una obra maestra sobre la destrucción masiva alemana de los "otros" europeos: narra el paso por diversos campos de concentración de un adolescente húngaro y judío de quince años.

Tiempo después publica "Kaddish por el hijo no nacido" (1990), "Un instante de silencio en el paredón" (1998) y "Liquidación" (2003) entre otros.

Entre las numerosas distinciones que le otorgaron a Imre Kertész, destacan la "Medalla Ernst Reuter" (1983), el "Premio Sándor Márai" (1996), el "Premio Friedrich Gundolf" (1997), el "Premio Herder" (2000) y el "Premio Nobel de Literatura" (2002).

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Hungría

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Hungría

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Hungría

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Hungría

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Hungría

Síguenos