Frases de Ihara Saikaku

Un hombre sin deseo por el cuerpo de una mujer es una de las cosas más tristes de este mundo. Vida de una mujer amorosa

Frases de Libido


Nada hay de extraño o inesperado en el ciclo de las estaciones, sólo los hombres se angustian al experimentar el paso del tiempo. Vida de una mujer amorosa

Frases de Ciclo


Durante el tiempo que viví con aquel hombre nunca pensé en mí misma como prostituta, sino que deseché toda reserva y le abrí mi corazón con absoluta franqueza. Vida de una mujer amorosa

Frases de Prostituta


Haber pasado por cada uno de los grados del oficio me permitió relacionarme con personas de toda condición; las cortesanas tenemos un profundo conocimiento de las cosas de la vida. Vida de una mujer amorosa

Frases de Oficio


Había conocido a más de diez mil hombres, pero sólo tenía una vida; y de todos ellos hoy sólo yo sobrevivía, cosa vergonzosa y miserable. Vida de una mujer amorosa

Frases de Miserable


Las mujeres bellas y los bellos paisajes se parecen: después de cierto tiempo de contemplarlos, el encanto de ambos termina por cansar. Yo he experimentado el aburrimiento que produce la gracia. Vida de una mujer amorosa

Frases de Gracia


Cuando al caer la tarde, el ser de la flor y el del árbol se marchitan, ya no queda más que madera y hojas secas para la hoguera, y nada se escapa a la quema. Vida de una mujer amorosa

Frases de Madera


Algunos de los hombres que había ya no conseguían hacer nada sensato después de verme y empezaban a pensar que si no conseguían lo que querían de mí, morirían consumidos por la pasión. Vida de una mujer amorosa

Frases de Sensualidad


Comprendí entonces que en este mundo todo es mentira. Incluso consideré el suicidio. Tenía hasta fijada la fecha: el día tercero del décimo mes. Pero por alguna razón tuve que aplazarlo al día séptimo. El gran espejo del amor entre hombres

Frases de Mentira


En las noches de lluvia, pedía al rayo tan temido por la gente que se apiadara de mí, que cayera sobre la casa y me tomara entre sus dedos, porque mi vida carecía de valor ante mis ojos y estaba completamente asqueada del mundo flotante. Vida de una mujer amorosa

Frases de Rayo


Una prostituta sólo puede rechazar a los hombres desagradables si es popular. Después todo se vuelve triste, pues debe aceptar a cualquiera, sean criados, campaneros, cojos u hombres con labio leporino. Hablar sobre los límites de este camino es triste, como lo es reflexionar sobre lo inestable que es el mundo. Vida de una mujer amorosa

Frases de Prostituta


Cuando era joven no tenía intención de seguir ese camino. Sin embargo, desde niña me gustaban sus maneras elegantes y, ya entonces, solía visitar el barrio de Udyi. Me aficioné a la moda. Descubrí que tenía habilidad para la danza y que casi todo el mundo me alababa, lo que me complacía enormemente. Vida de una mujer amorosa

Frases de Danza

Contexto histórico

Período Edo

Influencia en las frases de Ihara Saikaku

Influencia a... [mostrar]

Autores relacionados

Kobayashi Issa Matsuo Basho Yasunari Kawabata Yosa Buson

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVII » Escritores de Japón

Novelistas » Novelistas siglo XVII » Novelistas de Japón

Poetas » Poetas siglo XVII » Poetas de Japón

Ihara Saikaku

Frases de Ihara Saikaku

Frases de Ihara Saikaku: Escritor, novelista y poeta japonés, autor de "Diez mil versos de Ikutama" (1673), "El gran espejo de la belleza femenina" (1684), "Vida de una mujer amorosa" (1686) y "Cuentos del deber samurái" (1688).

Nombres

RealTogo Hirayama

Biografía Ihara Saikaku

Ihara Saikaku, seudónimo de Togo Hirayama, nace en una familia de comerciantes de Namba y recibe una esperada educación.

Se da a conocer rápidamente como poeta, faceta en la que cultiva ampliamente el haiku y las estrofas encadenadas, llegando a ser un virtuoso de estas formas métricas.

Ihara Saikaku se convierte pronto en uno de los narradores más importantes de su época, gracias al agudo realismo con el que refleja la vida del Tokio de finales del siglo XVII.

En 1682 publica "Hombre lascivo y sin linaje", que da inicio a la serie "Libros del mundo flotante".

Ihara Saikaku completa la serie con las obras "El gran espejo de la belleza femenina" (1684), "Cinco amantes apasionadas" (1685), "Vida de una mujer amorosa" (1686) y "El gran espejo del amor entre hombres" (1687).

Comienza entonces otra etapa donde centra sus escritos en el mundo de los samurái y la sátira de los hombres de negocio.

Ihara Saikaku fue una de las más brillantes figuras de la literatura japonesa del período Edo en la historia de Japón.

Libros destacados

  • El gran espejo de la belleza femenina (1684)
  • Cuentos del deber samurái (1688)
  • Diez mil versos de Ikutama (1673)
  • Vida de una mujer amorosa (1686)
  • Introducción a las artes marciales (1687)
  • El almacén eterno de Japón (1688)

Enlaces

Síguenos en