Frases de Ian Mcewan - Página 15

01. ¿Para qué sirve la imaginación sino para hacer reales y elaborar y repetir las malditas posibilidades? La venganza puede efectuarse cien veces en el curso de una noche de insomnio. El impulso, la intención en sueños, es humano, normal, y deberíamos perdonarnos. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Insomnio + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


02. Todos estamos solos, incluso yo, cada uno camina por una autopista desierta, cargando en un hatillo atado a un palo al hombro los planes, los diagramas de flujo, para un progreso inconsciente. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Atado + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


03. Cuando el amor muere y un matrimonio está en ruinas, la primera víctima es la memoria honesta, el recuerdo amable e imparcial del pasado. Demasiado inoportuno, demasiado perjudicial para el presente. Es el espectro de la antigua felicidad en el festín de la desolación y el fracaso. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Desolación + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


04. La adversidad nos impuso conciencia, y funciona, nos lastima cuando nos acercamos demasiado al fuego, cuando amamos demasiado intensamente. Experimentar estas sensaciones es el comienzo de la invención del ego. Y si esto funciona, ¿Por qué no va a darnos asco la mierda, por qué no va a asustarnos el borde de un precipicio, por qué no hemos de temer a los desconocidos, por qué no vamos a recordar insultos y favores, a disfrutar del sexo y de la comida? Dios dijo: Que haya dolor. Y hubo poesía. Al final. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Precipicio + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


05. (...) Ver el mundo en cinco centímetros de marfil, en un grano de arena. ¿Por qué no, si toda la literatura, todo el arte, todo el esfuerzo humano, no es más que una mota en el universo de las cosas posibles? E incluso este universo puede ser una mota en una multitud de universos reales y posibles. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Universo + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


06. Las infancias brillan en la piel adulta, provechosamente o no. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Piel + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


07. Pero los amantes están absortos, como solo pueden estarlo los amantes. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Amantes + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


08. La experta tenía una opinión sombría de nuestra especie, en la que los psicópatas son una fracción constante, una constante humana. La lucha armada, justa o no, les atrae. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Psicópata + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


09. Un acto, tres minutos a lo sumo, sin repeticiones. Muchas veces ella entra también en el baño y, sin tocarse, eliminan de sus cuerpos la huella del otro con exculpatoria agua caliente. Nada de ternuras, no se adormilan amorosamente en un enrevesado abrazo de amantes. Durante esta enérgica ablución, con la mente purificada por el orgasmo, a menudo vuelven a maquinar, pero los grifos abiertos y el eco de los azulejos me impiden oír lo que dicen. "Cáscara de nuez" (2016)

+ Frases de Orgasmo + Pensamientos de "Cáscara de nuez"


10. Todo lo que le impulsaba a seguir adelante tenía que superar, aunque sólo fuese por una pizca, cualquier cosa que entorpeciese su propósito. "Expiación" (2001)

+ Frases de Seguir adelante + Pensamientos de "Expiación"

Influencias

Autores relacionados

Kazuo Ishiguro

Ian Mcewan

Ian Mcewan

Escritor, novelista, dramaturgo y guionista inglés, autor de "Amor perdurable" (1997), "Ámsterdam" (1998), "Expiación" (2001), "Sábado" (2005), "Operación Dulce" (2012) y "Cáscara de nuez" (2016).

Sobre Ian Mcewan

Ian Mcewan nace en Aldershot, hijo de David McEwan, militar escocés de origen humilde y Rose Lilian Moore.

Debido a la ocupación del padre, su infancia transcurre en deferentes países del este de Asia, Alemania y África del Norte.

En 1960 la familia regresa a Inglaterra y Ian Mcewan estudia en la "Woolverstone Hall School" y en la Universidad de Sussex, donde estudia Literatura Inglesa.

En 1975 publica su primer libro, la colección de relatos "Primer amor, últimos ritos", seguido por "El jardín de cemento" (1978) y "El placer del viajero" (1981).

En 1997 Ian Mcewan publica el libro "Amor perdurable" (1997), considerado por muchos como una obra maestra acerca de una persona que sufre el síndrome de Clerambault.

Entre sus obras destacan "Ámsterdam" (1998), "Expiación" (2001), "Sábado" (2005), "Chesil Beach" (2007), "Solar" (2010) y "La Ley del menor" (2014).

Recibe además entre otras distinciones los premios Booker (Man Booker Prize, 1998), Helmerich (Helmerich Award, 2010) y Jerusalén (Jerusalem Prize, 2011).

Ver su biografía corta »

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Inglaterra

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Síguenos