Frases de Hipólito Yrigoyen

El poder, a pesar de ser uno de los medios más eficaces para hacer practico un programa, no es el fin al que pueda aspirar un partido de principios ni el único resorte que pueda manejar para influir en los destinos del país...Solo los partidos que no tienen más objetivo que el éxito aplauden a benefactores que los acercan al poder a costa de sus propios ideales

Frases de Partidos políticos


La nación no quiere sangre ni turbulencia, ni desmedros ni menoscabos. Quiere realizarse en el ejercicio de todos los derechos humanos tan justamente conquistados. Quiere vivir la vida de la solidaridad nacional y de la fraternidad universal a la que ha contribuido en horas supremas para implantar, por fin, después de tantos sacrificios, la regularización de su vida por los principios de las leyes inmanentes y las reglas más conducentes a esa finalidad.

Frases de Derechos humanos


La filosofía profunda de nuestra doctrina y el intenso amor que pusimos al crearla, idealizarla y propagarla en la conciencia del pueblo, nos hizo tolerantes y humanos en el gobierno. Representábamos el genio cívico de la Nación, y los genios que trascienden por sus virtudes, sus juicios y sus méritos iluminando los escenarios públicos con sus poderosas facultades, conducen a las naciones por el camino de la verdad y de la justicia y erigen las libertades en sus múltiples y vastas realizaciones.

Frases de Doctrina

Contexto histórico

Gran depresión Primera Guerra Mundial

Influencia en las frases de Hipólito Yrigoyen

Influenciado por... [mostrar]

Autores relacionados

Bartolomé Mitre Juan Domingo Perón Marcelo T. De Alvear

Ocupación

Abogados » Abogados siglo XX » Abogados de Argentina

Políticos » Políticos siglo XX » Políticos de Argentina

Presidentes » Presidentes siglo XX » Presidentes de Argentina

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Argentina

Hipólito Yrigoyen

Frases de Hipólito Yrigoyen

Frases de Hipólito Yrigoyen: Profesor, abogado y político argentino, primer presidente de la historia argentina en ser elegido por sufragio universal masculino y secreto y figura relevante de la Unión Cívica Radical (UCR).

Nombres

RealJuan Hipólito del Sagrado Corazón de Jesús Yrigoyen Alem

Biografía Hipólito Yrigoyen

Hipólito Yrigoyen nació en el barrio porteño de Balvanera, siendo el tercer hijo de Martín Yrigoyen y de Marcelina Alem, hermana de Leandro Alem (político revolucionario argentino fundador de la Unión Cívica Radical - UCR).

Cursó sus estudios primarios en el Colegio San José de los padres bayoneses, en el colegio de la América del Sur y más tarde en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

La situación económica de su familia lo obligó a trabajar desde muy joven, trabajando en una compañía de transportes, en las oficinas de un abogado y luego en el Estado, como escribiente de la contaduría general (1870).

Hipólito Yrigoyen comenzaron su vida política como miembros del Partido Autonomista, y tiempo después con la llegada de Julio A.

Roca a la presidencia, pasó a desempeñarse como diputado nacional por el ahora reorganizado Partido Autonomista Nacional (1880).

En 1882 comenzó a trabajar como profesor de Historia Argentina, Instrucción Cívica y Filosofía en el Colegio Normal de Maestras, donando lo que percibía al Hospital de Niños.

Participó activamente de la Revolución de 1890 (conocida como "Revolución del 90" ó "Revolución del Parque") y en la Revolución de 1893 ("Revolución radical de 1893").

En 1912 se sancionó la llamada "Ley Sáenz Peña", que garantizaba el voto universal, obligatorio y secreto para los varones adultos y la representación para la primera minoría y en las elecciones de 1916 Hipólito Yrigoyen resultó electo presidente de la República Argentina (1916-1922).

En 1928 volvió a ser electo presidente, pero la "Gran depresión" inició una crisis económica y política en Argentina y debilitó su gobierno, siendo depuesto en 1930 por el primer golpe de estado de la época constitucional.

Tras su derrocamiento, Hipólito Yrigoyen fue detenido y confinado reiteradamente en la prisión de la Isla Martín García, falleciendo en la ciudad de Buenos Aires en 1933.

Libros destacados

  • Mi vida y mi doctrina (1922)

Enlaces

Síguenos en