Frases de Hermann Hesse - Página 6

01. Mire al fuego, observe las nubes; y cuando surjan los presagios y comiencen a hablar las voces de su alma, entréguese usted a ellas sin preguntarse primero si le parece bien o le gusta al señor profesor, al señor padre o a no sé qué buen Dios. Así uno se estropea, desciende a la acera y se convierte en fósil. "Demian" (1919)

+ Frases de Fósiles + Pensamientos de "Demian"


02. Sé que tiene usted sueños de los que nada me dice. No los quiero conocer. Pero le digo una cosa: ¡Vívalos todos, viva esos sueños, eríjales altares! No es lo perfecto, pero es un camino. Ya se verá si nosotros, usted y yo y algunos más, somos capaces de renovar el mundo. Pero debemos renovarlo en nosotros mismos, día a día; si no, nada valemos. "Demian" (1919)

+ Frases de Crecimiento personal + Pensamientos de "Demian"


03. Vivo en mis sueños y tú lo has notado. El resto de la gente también vive en sueños, pero no en los propios. Ahí está la diferencia. "Demian" (1919)

+ Frases de Diferencia + Pensamientos de "Demian"


04. No debe usted entregarse a deseos en los que no cree. Sé lo que desea. Pero tiene que saber renunciar a esos deseos o desearlos de verdad. Cuando llegue a pedir con la plena seguridad de que su deseo va a ser cumplido, éste será satisfecho. Sin embargo, usted desea y al mismo tiempo se arrepiente de ello con miedo. Hay que superar eso. "Demian" (1919)

+ Frases de Cumplido + Pensamientos de "Demian"


05. El amor no debe pedir, ni tampoco exigir. Ha de tener la fuerza de encontrar en sí mismo la certeza. "Demian" (1919)

+ Frases de Certeza + Pensamientos de "Demian"


06. La mayoría ama para perderse. "Demian" (1919)

+ Frases de Perderse + Pensamientos de "Demian"


07. En vez de clavarse a sí mismo o a otro en una cruz, se puede beber vino de una copa con pensamientos elevados, pensando en el misterio del sacrificio. Se puede también, sin estas ceremonias, tratar los propios instintos, las llamadas tentaciones de la carne, con amor y respeto; entonces nos descubren su sentido porque todas tienen sentido. "Demian" (1919)

+ Frases de Sentido + Pensamientos de "Demian"


08. Nada hay más molesto para el hombre que seguir el camino que le conduce a sí mismo. "Demian" (1919)

+ Frases de Camino + Pensamientos de "Demian"


09. Y tuve en lo más profundo la conciencia de que las cosas no eran como él las decía, que también se podían interpretar de otra manera y que era posible una crítica. "Demian" (1919)

+ Frases de Interpretar + Pensamientos de "Demian"


10. Es bueno tener conciencia de que en nosotros hay algo que lo sabe todo, lo quiere todo y lo hace todo mejor que nosotros. "Demian" (1919)

+ Frases de Bueno + Pensamientos de "Demian"


11. Pero cada uno de los hombres no es tan sólo él mismo; Es también el punto único, particularismo, importante siempre y singular, en el que se cruzan los fenómenos del mundo, sólo una vez de aquel modo y nunca más. Así, la historia de cada hombre es esencial, eterna y divina, y cada hombre, mientras vive en alguna parte y cumple la voluntad de la naturaleza, es algo maravillo y digno de toda atención. "Demian" (1919)

+ Frases de Singular + Pensamientos de "Demian"


12. Todos los hombres que han influido en el curso de la humanidad fueron, sin excepción, capaces y eficaces porque estaban dispuestos a aceptar el destino. "Demian" (1919)

+ Frases de Excepción + Pensamientos de "Demian"

Influencias

Autores relacionados

Edward Morgan Forster Franz Kafka

Hermann Hesse

Hermann Hesse

Novelista, escritor, pintor y poeta alemán nacionalizado suizo, autor de "Demian" (1919), "Siddhartha" (1922), "El lobo estepario" (1927), "Narciso y Goldmundo" (1930), "El juego de los abalorios" (1943).

Sobre Hermann Hesse

Hijo de un pastor protestante, Hermann Hesse nació en Calw (Selva Negra), donde pasó su infancia y los primeros años escolares, hasta 1889.

En 1891 ingresó en el seminario de Maulbronn, que abandonó al año siguiente, dejando constar siempre su rechazo a la educación formal.

En 1892, con quince años, Hesse intenta suicidarse, quedando tras esto a cargo de un teólogo y pasando posteriormente por una institución de salud mental.

Completó sus estudios básicos en 1893 y comenzó a trabajar en diversos oficios, primero como mecánico y luego en una librería de Tubingen, especializada en teología, filología y leyes.

En 1903 viajó a Italia y en 1911 a la India.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Hermann Hesse, de convicciones profundamente pacifistas, se trasladó a Montagnola (Suiza), país donde obtendría la ciudadanía años después, en 1921.

Sus opiniones en contra del nazismo le valieron su inclusión en la lista negra nazi en 1943.

En 1946 obtuvo el premio Nobel de Literatura.

La obra de Hermann Hesse es en gran parte confesión de su interior, el intento de superar sus crisis personales.

Intenta armonizar los valores éticos y estéticos, la sabiduría del Oriente y la del Occidente, con un lenguaje sencillo, fluido y musical y gran capacidad de expresar los más diversos matices del sentimiento.

Desde su muerte, la influencia de Hermann Hesse creció de una manera incomparable en el mundo.

Ver su biografía corta »

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Alemania

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Alemania

Pintores » Pintores siglo XX » Pintores de Alemania

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Alemania

Síguenos