Frases de Herbert George Wells

El edificio tenía una enorme entrada y era todo él de colosales dimensiones. Estaba yo naturalmente muy ocupado por la creciente multitud de gentes menudas y por las grandes puertas que se abrían ante mí sombrías y misteriosas. Mi impresión general del mundo que veía sobre sus cabezas era la de un confuso derroche de hermosos arbustos y de flores, de un jardín largo tiempo descuidado y, sin embargo, sin malas hierbas. 5 - En la Edad de Oro, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Impresión


(...) No tengo por qué ocultarles que vengo trabajando hace tiempo sobre esa geometría de las cuatro dimensiones. Algunos de mis resultados son curiosos. Por ejemplo, he aquí el retrato de un hombre a los ocho años, otro a los quince, otro a los diecisiete, otro a los veintitrés, y así sucesivamente. Todas éstas son sin duda secciones, por decirlo así, representaciones tridimensionales de su ser de cuatro dimensiones, que es una cosa fija e inalterable. 1 - Introducción, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Geometría


El brillo de las estrellas me produce, aunque no sepa cómo ni por qué, una sensación de paz y seguridad infinitas. Creo que es allí, en las vastas y eternas leyes de la materia, y no en las preocupaciones, en los pecados y en los problemas cotidianos de los hombres, donde lo que en nosotros pueda haber de superior al animal debe buscar el sosiego y la esperanza. Sin esa ilusión no podría vivir. 22 - El hombre solo, La isla del doctor Moreau

Frases de "La isla del doctor Moreau" (1896) Frases de Ilusión


Ante mí, entre los enmohecidos restos de un enorme árbol caído, se ocultaban tres grotescas figuras humanas que aún no habían advertido mi presencia. Una de ellas era evidentemente hembra. Los otros dos eran hombres. Sólo llevaban un taparrabos rojo y tenían la piel de un color rosado oscuro, distinta a la de cualquier salvaje que hubiera visto hasta entonces. Los rostros eran anchos, sin mentón, la frente hundida, y el pelo escaso y erizado. En mi vida había visto criaturas de aspecto tan bestial. 9 - La casa del bosque, La isla del doctor Moreau

Frases de "La isla del doctor Moreau" (1896) Frases de Bestia


Seguía habiendo algo extraño en su naturaleza; en cada uno de ellos Moreau había mezclado un animal con otro: uno tenía rasgos principalmente osunos, otro felinos, el de más allá bovinos, pero cada cual estaba contaminado por otras criaturas, y una especie de animalismo generalizado surgía bajo sus caracteres específicos. Todavía me sorprendían de vez en cuando ciertos rasgos humanos, como la recuperación momentánea del lenguaje hablado, la inesperada habilidad de las patas delanteras o algún penoso intento de caminar erguidos. 21 - La regresión de los Monstruos, La isla del doctor Moreau

Frases de "La isla del doctor Moreau" (1896) Frases de Criatura


Y antes de juzgarlos con demasiada dureza debemos recordar la destrucción cruel y total que nuestra especie ha causado no sólo entre los animales, como el bisonte y el dido, sino también entre las razas inferiores. A pesar de su apariencia humana, los tasmanios fueron exterminados por completo en una guerra de extinción llevada a cabo por los inmigrantes europeos durante un lapso que duró escasamente cincuenta años. ¿Es que somos acaso tan misericordiosos como para quejarnos si los marcianos guerrearan con las mismas intenciones con respecto a nosotros? La llegada de los marcianos 1 - La víspera de la guerra, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Extinción


Era ella exactamente parecida a una niña. Quería estar siempre conmigo. Intentaba seguirme por todas partes, y en mi viaje siguiente sentí el corazón oprimido, teniendo que dejarla, al final, exhausta y llamándome quejumbrosamente, Pues érame preciso conocer a fondo los problemas de aquel mundo. No había llegado, me dije a mí mismo, al futuro para mantener un flirteo en miniatura. Sin embargo, su angustia cuando la dejé era muy grande, sus reproches al separarnos eran a veces frenéticos, y creo plenamente que sentí tanta inquietud como consuelo con su afecto. 8 - Explicación, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Afecto


Y nosotros, los hombres que habitamos esta Tierra, debemos ser para ellos tan extraños y poco importantes como lo son los monos y los lémures para el hombre. El intelecto del hombre admite ya que la vida es una lucha incesante, y parece que ésta es también la creencia que impera en Marte. Su mundo se halla en el período del enfriamiento, y el nuestro está todavía lleno de vida, pero de una vida que ellos consideran como perteneciente a animales inferiores. Así, pues, su única esperanza de sobrevivir al destino fatal que les amenaza desde varias generaciones atrás reside en llevar la guerra hacia su vecino más próximo. La llegada de los marcianos 1 - La víspera de la guerra, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Marte


Y más allá, del otro lado de las colinas azules que se elevan al sur del río, los relucientes marcianos marchaban de un lado a otro, derramando calmosa y metódicamente su nube ponzoñosa sobre la región y disipándola luego con chorros de vapor cuando había servido a sus fines. Después tomaban posesión del terreno así ganado. No parecen haber tenido la idea de exterminar, sino más bien la de desmoralizar por completo al pueblo y acabar con la oposición. Hicieron estallar todos los depósitos de pólvora que hallaron, cortaron los cables telegráficos y arruinaron las vías ferroviarias. Estaban cortando los tendones de la humanidad. La llegada de los marcianos 17 - El Thunder Child, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Opresión


Si recuerdo muy vivamente un incidente, retrocedo al momento en que ocurrió: me convierto en un distraído, como usted dice. Salto hacia atrás durante un momento. Naturalmente, no tenemos medios de permanecer atrás durante un período cualquiera de tiempo, como tampoco un salvaje o un animal pueden sostenerse en el aire seis pies por encima de la tierra. Pero el hombre civilizado está en mejores condiciones que el salvaje a ese respecto. Puede elevarse en un globo pese a la gravitación; Y ¿Por qué no ha de poder esperarse que al final sea capaz de detener o de acelerar su impulso a lo largo de la dimensión del tiempo, o incluso de dar la vuelta y de viajar en el otro sentido? 1 - Introducción, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Viaje en el tiempo


He llevado a cabo esta investigación siguiendo el curso natural de las cosas. Es el único modo, que yo sepa, en que se puede realizar una investigación científica. Hice una pregunta, ideé un procedimiento para obtener una respuesta, y el resultado fue una nueva pregunta. ¿Será posible esto o será posible aquello? No se imagina lo que esto significa para un investigador, la pasión intelectual que crece en él. No se imagina el extraño deleite que estos deseos intelectuales producen. Lo que uno tiene ante sí deja de ser un animal, un semejante, para convertirse en un problema. ¡Dolor simpático! Todo cuanto sé de él lo recuerdo como algo que yo mismo sufría hace años. Yo deseaba, entonces no deseaba nada más, descubrir el limite de la plasticidad de una forma viviente. 14 - El doctor Moreau se explica, La isla del doctor Moreau

Frases de "La isla del doctor Moreau" (1896) Frases de Investigador


Las criaturas que usted ha visto son animales viviseccionados y vueltos a esculpir para darles nuevas formas. A ello, al estudio de la plasticidad de las formas vivas, he dedicado mi vida. He estudiado durante años y mis conocimientos han aumentado poco a poco. Veo que está usted horrorizado y, sin embargo, no le estoy diciendo nada nuevo. Todo estaba ya en la anatomía práctica hace ya años, pero nadie se atrevió a intentarlo. No es sólo la forma exterior de un animal lo que puedo transformar. La fisiología, los procesos químicos de la criatura, también pueden ser susceptibles de una transformación duradera, muestra de lo cual son las vacunas y otros métodos de inoculación con materia viva o muerta que sin duda le serán familiares. 14 - El doctor Moreau se explica, La isla del doctor Moreau

Frases de "La isla del doctor Moreau" (1896) Frases de Fisiología

Contexto histórico

Ciencia ficción Época victoriana Feminismo Pacifismo Socialismo

Influencia en las frases de Herbert George Wells

Autores relacionados

Arthur Conan Doyle Charlotte Brontë Herman Melville

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Historiadores » Historiadores siglo XX » Historiadores de Inglaterra

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Inglaterra

Herbert George Wells


Frases de Herbert George Wells: Escritor, novelista, historiador y filósofo inglés, autor de "La máquina del tiempo" (1895), "La isla del doctor Moreau" (1896), "El hombre invisible" (1897) y "La guerra de los mundos" (1898).

Biografía Herbert George Wells

Herbert George Wells fue el tercer hijo de una familia de clase media baja, de padres dueños de una reducida tienda de objetos de porcelana.

Pese a las dificultades económicas, los padres siempre se preocuparon de que sus hijos tuvieran una buena educación y alentaron en ellos el hábito de la lectura.

Cuando su madre comienza a trabajar como criada en la mansión de Uppark, Herbert George Wells se traslada una temporada a vivir con ella y lee todo lo que encuentra en la biblioteca de los señores de la casa.

En 1877 su padre sufre un accidente y debe emplearse en diversos oficios para ayudar a la familia y tiempo después se matricula en una escuela nocturna llevado por la pasión por los conocimientos científicos.

Debido a su desempeño, Herbert George Wells gana una beca en 1884 para estudiar biología en el "Royal College of Science" de Londres (Inglaterra), donde tuvo como profesor a Thomas Henry Huxley, eminente fisiólogo y abuelo del futuro novelista Aldous Huxley.

Tras perder la beca y renunciar al trabajo por haber contraído tuberculosis, se dedica a escribir y leer a tiempo completo.

En 1895 Herbert George Wells publica "La máquina del tiempo", apareciendo como una serie y más tarde como libro y obteniendo éxito inmediato.

En el mismo año publica "La visita maravillosa", y en los tres años siguientes tres novelas que cimentaron y acrecentaron su prestigio: "La isla del doctor Moreau" (1896), "El hombre invisible" (1897) y "La guerra de los mundos" (1898).

Herbert George Wells es considerado uno de los padres de la ciencia ficción junto a Julio Verne.

Libros destacados

  • La máquina del tiempo (1895)
  • La isla del doctor Moreau (1896)
  • El hombre invisible (1897)
  • La guerra de los mundos (1898)
  • Cuentos del espacio y del tiempo (1899)
  • Kipps (1905)

Enlaces

Síguenos en