Frases de Herbert George Wells

Es posible que la invasión de los marcianos resulte, al fin, beneficiosa para nosotros; por lo menos, nos ha robado aquella serena confianza en el futuro, que es la más segura fuente de decadencia. Epílogo, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Invasión


Soy un hombre bastante fuerte y tengo una mano dura; además, soy invisible. No cabe la menor duda de que podría matarlos a los dos y escapar con facilidad, si quisiera. ¿Están de acuerdo? XI - En la posada de la señora Hall, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Invisible


A medianoche se despertó soñando con enormes cabezas blancas como nabos, con larguísimos cuellos e inmensos ojos azules. Pero, como era una mujer sensata, no sucumbió al miedo y se dio la vuelta para seguir durmiendo. II - Las primeras impresiones del señor Teddy Henfrey, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Medianoche


Me sentía desnudo en un extraño mundo. Experimenté lo que quizá experimenta un pájaro en el aire claro, cuando sabe que el gavilán vuela y quiere precipitarse sobre él. Mi pavor se tornaba frenético. 4 - El viaje a través del tiempo, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Pavor


(...) No pensaba alegremente acerca del progreso de la humanidad, y veía tan sólo en el creciente acopio de civilización una necia acumulación que debía inevitablemente venirse abajo al final y destrozar a sus artífices. Epílogo, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Civilización


¿Hay algo tan extraño como un animal invisible? En el mar, sí. ¡Hay miles, incluso millones! Todas las larvas, todos los seres microscópicos, las medusas. ¡En el mar hay muchas más cosas invisibles que visibles! Nunca se me había ocurrido. ¡Y también en las charcas! Todos esos pequeños seres que viven en ellas, todas las partículas transparentes, que no tienen color. ¿Pero en el aire? XVIII - El hombre invisible duerme, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Invisible


(...) No quiero decir matar sin control, sino asesinar de forma sensata. Ellos saben que hay un hombre invisible, lo mismo que nosotros sabemos que existe un hombre invisible. Y ese hombre invisible, Kemp, tiene que establecer ahora su Reinado del Terror. XXIV - El plan que fracasó, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Invisible


Tal vez aprender a manejar la máquina del atrevimiento, para viajar instantáneamente a los límites de la vida inmediata, para fundar de vez en cuando un breve paraíso sin porvenir ni pasado, sin el doble chantaje de la nostalgia y del miedo. 6 - El ocaso de la humanidad, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Viajar


Por mi parte, hice un esfuerzo y aclaré mis ideas. Una vez que pude hacer frente a los hechos con frialdad se me ocurrió que, por terrible que fuera nuestra situación, no había aún motivo para desesperar del todo. La Tierra dominada por los marcianos 3 - Los días de encierro, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Frialdad


Y así he vuelto. Debí permanecer largo tiempo insensible sobre la máquina. La sucesión intermitente de los días y las noches se reanudó, el sol salió dorado de nuevo, el cielo volvió a ser azul. Respiré con mayor facilidad. 15 - El regreso del Viajero a través del Tiempo, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Nuevo


Hombres contra hormigas. Las hormigas construyen sus ciudades, viven en ellas y tienen sus guerras y sus revoluciones, hasta que los hombres quieren quitarlas de en medio, y entonces desaparecen. Eso es lo que somos... Hormigas. Sólo que...Somos hormigas comestibles. La Tierra dominada por los marcianos 7 - El hombre de Putney Hill, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Hormigas


Todo lo que sea combustible se convierte en llamas al ser tocado por el rayo: el plomo corre como agua, el hierro se ablanda, el vidrio se rompe y se funde, y cuando toca el agua, ésta estalla en una nube de vapor. La llegada de los marcianos 6 - El rayo calórico en el camino de Chobham, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Combustible

Contexto histórico

Ciencia ficción Época victoriana Feminismo Pacifismo Socialismo

Influencia en las frases de Herbert George Wells

Autores relacionados

Arthur Conan Doyle Charlotte Brontë Herman Melville

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Historiadores » Historiadores siglo XX » Historiadores de Inglaterra

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Inglaterra

Herbert George Wells


Frases de Herbert George Wells: Escritor, novelista, historiador y filósofo inglés, autor de "La máquina del tiempo" (1895), "La isla del doctor Moreau" (1896), "El hombre invisible" (1897) y "La guerra de los mundos" (1898).

Biografía Herbert George Wells

Herbert George Wells fue el tercer hijo de una familia de clase media baja, de padres dueños de una reducida tienda de objetos de porcelana.

Pese a las dificultades económicas, los padres siempre se preocuparon de que sus hijos tuvieran una buena educación y alentaron en ellos el hábito de la lectura.

Cuando su madre comienza a trabajar como criada en la mansión de Uppark, Herbert George Wells se traslada una temporada a vivir con ella y lee todo lo que encuentra en la biblioteca de los señores de la casa.

En 1877 su padre sufre un accidente y debe emplearse en diversos oficios para ayudar a la familia y tiempo después se matricula en una escuela nocturna llevado por la pasión por los conocimientos científicos.

Debido a su desempeño, Herbert George Wells gana una beca en 1884 para estudiar biología en el "Royal College of Science" de Londres (Inglaterra), donde tuvo como profesor a Thomas Henry Huxley, eminente fisiólogo y abuelo del futuro novelista Aldous Huxley.

Tras perder la beca y renunciar al trabajo por haber contraído tuberculosis, se dedica a escribir y leer a tiempo completo.

En 1895 Herbert George Wells publica "La máquina del tiempo", apareciendo como una serie y más tarde como libro y obteniendo éxito inmediato.

En el mismo año publica "La visita maravillosa", y en los tres años siguientes tres novelas que cimentaron y acrecentaron su prestigio: "La isla del doctor Moreau" (1896), "El hombre invisible" (1897) y "La guerra de los mundos" (1898).

Herbert George Wells es considerado uno de los padres de la ciencia ficción junto a Julio Verne.

Libros destacados

  • La máquina del tiempo (1895)
  • La isla del doctor Moreau (1896)
  • El hombre invisible (1897)
  • La guerra de los mundos (1898)
  • Cuentos del espacio y del tiempo (1899)
  • Kipps (1905)

Enlaces

Síguenos en