Frases de Herbert George Wells

El genio anglosajón quedó patente en aquella reunión: todo el mundo hablaba, pero nadie se decidía a actuar. VI - Los muebles se vuelven locos, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Reunión


No hay diferencia entre el Tiempo y cualesquiera de las tres dimensiones salvo que nuestra conciencia se mueve a lo largo de ellas. 1 - Introducción, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Dimensión


En un instante supe lo sucedido. Me había dormido, y mi fuego se extinguió; la amargura de la muerte invadió mi alma. 12 - En las tinieblas, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Amargura


Hasta entonces no comprendí que me encontraba allí indefenso y solo. Súbitamente, como algo que me cayera de encima, me asaltó el miedo. La llegada de los marcianos 5 - El rayo calórico, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Asustado


Yo solo, ¡Es increíble lo poco que puede hacer un hombre solo! Robar un poco, hacer un poco de daño, y ahí se acaba todo. XXIV - El plan que fracasó, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Daño


La verdad es que tengo todo: cabeza, manos, piernas y el resto del cuerpo. Lo que ocurre es que soy invisible. Es un fastidio, pero no lo puedo remediar. VII - El desconocido se descubre, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Piernas


¡Está loco! No es un ser humano. Es puro egoísmo. XXV - A la caza del hombre invisible, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Egoísmo


Por la noche debió comer y dormir algo, porque, a la mañana siguiente, se encontraba de nuevo activo, con fuerzas, enfadado y malvado, preparado para su última gran batalla contra el mundo. XXVI - El asesinato de Wicksteed, El hombre invisible

Frases de "El hombre invisible" (1897) Frases de Malvado


Descubrí entonces un grupo de ranas muy ocupadas en alimentarse en un charquito entre los árboles. Me detuve para mirarlas y ellas me dieron una lección en su firme voluntad de continuar viviendo. La Tierra dominada por los marcianos 7 - El hombre de Putney Hill, La guerra de los mundos

Frases de "La guerra de los mundos" (1898) Frases de Lección


La gran diferencia entre el hombre y el mono reside en la laringe, según dijo, en la incapacidad para pronunciar con delicadeza diferentes símbolos sonoros que actúan como soporte del pensamiento. 14 - El doctor Moreau se explica, La isla del doctor Moreau

Frases de "La isla del doctor Moreau" (1896) Frases de Pronunciar


De haber sido yo un literato, hubiese podido quizá moralizar sobre la futileza de toda ambición. 11 - El Palacio de Porcelana Verde, La máquina del tiempo

Frases de "La máquina del tiempo" (1895) Frases de Ambición


Los animales pueden ser muy astutos y feroces, pero sólo un hombre es capaz de mentir. 21 - La regresión de los Monstruos, La isla del doctor Moreau

Frases de "La isla del doctor Moreau" (1896) Frases de Mentir

Contexto histórico

Ciencia ficción Época victoriana Feminismo Pacifismo Socialismo

Influencia en las frases de Herbert George Wells

Autores relacionados

Arthur Conan Doyle Charlotte Brontë Herman Melville

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Inglaterra

Historiadores » Historiadores siglo XX » Historiadores de Inglaterra

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Inglaterra

Herbert George Wells


Frases de Herbert George Wells: Escritor, novelista, historiador y filósofo inglés, autor de "La máquina del tiempo" (1895), "La isla del doctor Moreau" (1896), "El hombre invisible" (1897) y "La guerra de los mundos" (1898).

Biografía Herbert George Wells

Herbert George Wells fue el tercer hijo de una familia de clase media baja, de padres dueños de una reducida tienda de objetos de porcelana.

Pese a las dificultades económicas, los padres siempre se preocuparon de que sus hijos tuvieran una buena educación y alentaron en ellos el hábito de la lectura.

Cuando su madre comienza a trabajar como criada en la mansión de Uppark, Herbert George Wells se traslada una temporada a vivir con ella y lee todo lo que encuentra en la biblioteca de los señores de la casa.

En 1877 su padre sufre un accidente y debe emplearse en diversos oficios para ayudar a la familia y tiempo después se matricula en una escuela nocturna llevado por la pasión por los conocimientos científicos.

Debido a su desempeño, Herbert George Wells gana una beca en 1884 para estudiar biología en el "Royal College of Science" de Londres (Inglaterra), donde tuvo como profesor a Thomas Henry Huxley, eminente fisiólogo y abuelo del futuro novelista Aldous Huxley.

Tras perder la beca y renunciar al trabajo por haber contraído tuberculosis, se dedica a escribir y leer a tiempo completo.

En 1895 Herbert George Wells publica "La máquina del tiempo", apareciendo como una serie y más tarde como libro y obteniendo éxito inmediato.

En el mismo año publica "La visita maravillosa", y en los tres años siguientes tres novelas que cimentaron y acrecentaron su prestigio: "La isla del doctor Moreau" (1896), "El hombre invisible" (1897) y "La guerra de los mundos" (1898).

Herbert George Wells es considerado uno de los padres de la ciencia ficción junto a Julio Verne.

Libros destacados

  • La máquina del tiempo (1895)
  • La isla del doctor Moreau (1896)
  • El hombre invisible (1897)
  • La guerra de los mundos (1898)
  • Cuentos del espacio y del tiempo (1899)
  • Kipps (1905)

Enlaces

Síguenos en