Frases de Henry Ward Beecher

No hay amistad ni amor como la de los padres para el niño.

Frases de Padres


Cada artista sumerge el pincel en su propia alma, y pinta su propia naturaleza en sus cuadros.

Frases de Pincel


Usted y yo no vemos las cosas como son. Vemos las cosas como somos.

Frases de Mirada


No hay ninguna facultad del alma humana que sea tan persistente y universal como el odio.

Frases de Odio


Un hombre orgulloso rara vez es agradecido, porque piensa que todo se lo merece.

Frases de Gratitud


Ropa y modales no hacen al hombre, pero cuando los tiene, mejora mucho su apariencia.

Frases de Modales


Sea más responsable de lo que esperan que sea. Nunca se excuse.

Frases de Responsable


El verdadero hombre es aquel que siempre encuentra excusas para los demás, pero nunca para sí mismo.

Frases de Excusa


No es lo que tenemos, sino el no darnos por vencido lo que nos hace ricos.

Frases de Perseverancia


La diferencia entre perseverancia y obstinación es que una viene de una fuerte voluntad, y el otro de un fuerte no.

Frases de Obstinación


El amor no puede soportar la indiferencia. Es necesario ser querido. Como una lámpara, que necesita ser alimentado por el petróleo del otro corazón.

Frases de Lámpara


El niño se alimenta los primeros años del pecho de la madre, pero de su corazón toda la vida.

Frases de Pecho

Contexto histórico

Feminismo Guerra de Secesión Liberalismo

Influencia en las frases de Henry Ward Beecher

Autores relacionados

Harriet Beecher Stowe Norman Vincent Peale

Ocupación

Oradores » Oradores siglo XIX » Oradores de Estados Unidos

Henry Ward Beecher

Frases de Henry Ward Beecher

Frases de Henry Ward Beecher: Clérigo, abolicionista y famoso e influyente orador estadounidense.

Biografía Henry Ward Beecher

Henry Ward Beecher nació en el seno de una familia de buena posición, Lyman Beecher fue su padre, ministro de la iglesia presbiteriana y Roxana Foote su madre, quien falleció trea años después de su nacimiento.

Tuvo trece hermanos, entre ellos la escritora Harriet Stowe, famosa por su obra "La cabaña del tío Tom" (1852) y la educadora Catharine Beecher.

Henry Ward Beecher fue criado siguiendo lo que predicó su padre y siendo un ejemplo para su iglesia.

Henry Ward Beecher cursó estudios en el "Colegio Amherst" en 1834 y posteriormente en el "Seminario Teológico Lane", recibiendo el título en 1837 y prestando servicio como pastor de las congregaciones de Indianápolis al poco tiempo.

En 1847, fue nombrado primer ministro de la Iglesia Congregacional Plymouth en Brooklyn, por lo que se trasladó a Nueva York.

Durante la Guerra de Secesión (1861-1865), Henry Ward Beecher organizó numerosas actividades para proclamar la emancipación de los esclavos, siendo el orador principal en numerosos actos.

En 1974 se vio envuelto en un escándalo por adulterio, protagonizando uno de los juicios más famosos del siglo XIX en Estados Unidos y siendo absuelto unos años después, regresando a sus actividades en la iglesia.

Falleció en 1887 de una hemorragia cerebral en Brooklyn, que declaró un día de luto por el suceso.

Henry Ward Beecher destaco como orador y fue uno de los predicadores más influyentes de su tiempo, apoyando el sufragio femenino y oponiendose fervientemente a la esclavitud.

Libros destacados

  • Vida de Jesucristo (1871)
  • Religión y Evolución (1885)
  • Verano en el alma (1858)
  • Oraciones desde el púlpito de Plymouth (1867)
  • Norwood, o la vida del pueblo en Nueva Inglaterra (1868)
  • Conferencias religiosas en Yale (1872)

Síguenos en