Frases de Henry Miller - Página 7

01. El mundo es un carrusel en llamas. "Sexus" (1949)

+ Frases de Llamas + Pensamientos de "Sexus"


02. En la ópera, la música carece de sentido; aquí, en la calle, presenta el tono demente preciso que le infunde intensidad. "Trópico de Capricornio" (1939)

+ Frases de Ópera + Pensamientos de "Trópico de Capricornio"


03. El papel representado por el artista en la sociedad consiste en revivir los instintos primitivos y anárquicos que han sido sacrificados en homenaje a la ilusión de la vida cómoda. "El ojo cosmológico" (1939)

+ Frases de Artista + Pensamientos de "El ojo cosmológico"


04. Pero las multitudes nunca realizaron nada, salvo destruir. El hombre que quiere organizar un movimiento está pidiendo ayuda para destruir algo que él no puede combatir solo. Cuando un hombre es auténticamente creador trabaja solo y no pide ayuda. "El ojo cosmológico" (1939)

+ Frases de Organizar + Pensamientos de "El ojo cosmológico"


05. Todo es maravilloso para el poeta, todo es divino para el santo; todo es grandioso para el héroe; todo es bajo, miserable, horrible y negativo para el alma mezquina y sórdida. El malvado crea alrededor de sí un pandemonio, el artista un Olimpo, el alma elegida un paraíso, y cada uno de ellos es el único espectador de su propia creación. "El ojo cosmológico" (1939)

+ Frases de Contexto + Pensamientos de "El ojo cosmológico"


06. Los propios surrealistas han demostrado las posibilidades de lo maravilloso ocultas en el lugar común... "El ojo cosmológico" (1939)

+ Frases de Surrealistas + Pensamientos de "El ojo cosmológico"


07. Llevamos el Cielo y el Infierno dentro de nosotros; somos los constructores cosmogónicos. "Sexus" (1949)

+ Frases de Construcción + Pensamientos de "Sexus"


08. En ese momento sentí alegría de estar libre de bienes, libre de todo ligamen, libre de temor, de envidia y de malicia. Hubiera podido pasar de un sueño a otro, sin poseer nada, sin lamentar nada, sin desear nada. Nunca he estado más seguro de que la vida y la muer­te son una misma cosa, y que no se puede disfrutar o abrazar una de ellas si la otra está ausente. "El coloso de Marussi" (1941)

+ Frases de Disfrutar + Pensamientos de "El coloso de Marussi"


09. ¡El ser humano es una flor tan extraña y maravillosa! "Sexus" (1949)

+ Frases de Ser humano + Pensamientos de "Sexus"


10. (...) Tenía un ojo microscópico para la mancha, para la vena de fealdad que para mí constituía la única belleza del objeto. "Trópico de Capricornio" (1939)

+ Frases de Mancha + Pensamientos de "Trópico de Capricornio"


11. Si puedes ser un gusano, también puedes ser un dios. "Sexus" (1949)

+ Frases de Gusanos + Pensamientos de "Sexus"


12. Los mejores libros que conozco son los que no puedo recordar su argumento, los mejores individuos son los que no llevan a uno a ninguna parte. Aunque me haya sucedido muchas veces no deja de maravillarme el hecho de que con ciertos individuos que conozco, apenas nos hemos dado mutuamente los buenos días, nos embarcamos ya en un interminable viaje que no tiene parangón ni en emoción ni en trayectoria más que con ese sueño nocturno, lleno y profundo, en el que se desliza el soñador como el hueso se desliza en su alvéolo. "El coloso de Marussi" (1941)

+ Frases de Mejores libros + Pensamientos de "El coloso de Marussi"

Influencias

Autores relacionados

Anais Nin Charles Bukowski Jack Kerouac Lawrence Durrell William Burroughs

Henry Miller


Escritor y novelista estadounidense, autor de "Trópico de Cáncer" (1934), "Primavera negra" (1936), "Trópico de Capricornio" (1939) y "Sexus" (1949).

Sobre Henry Miller

Henry Miller nació en una familia judía de Nueva York, de padre sastre y madre ama de casa.

En su juventud realizó diversos trabajos, concurriendo sólo dos meses al "City College" y viajando por el sur de los Estados Unidos, regresando en 1914 a su ciudad natal para emplearse en la sastrería de su padre.

En 1930, buscando una mejor situación tras la Gran Depresión, Henry Miller viaja a París (Francia), donde encuentra bastante inspiración y un ambiente propicio para su vida bohemia y turbulenta.

En sus primeros años pasó penurias económicas, hasta que conoce a Richard Osborn, un abogado que le da una habitación de su apartamento y dinero.

En 1931 consigue empleo como corrector del periódico "Chicago Tribune", donde publica escritos con el pseudónimo "Perlés".

Henry Miller publica "Trópico de cáncer" en 1939, gracias al apoyo de su amiga y amante Anaïs Nin, siendo censurada en Estados Unidos hasta 1961.

La novela es una crónica autobiográfica de sus vivencias en París, con una estructura poco convencional y lenguaje descarnado y sincero para describir el sexo.

En 1940, Henry Miller viaja invitado por Lawrence Durrell a Grecia y a su regreso se traslada a California (Estado Unidos).

Terminada la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), su obra alcanzó comenzó a tener difusión.

En 1964 la Corte Suprema de los Estados Unidos anula un juicio por obscenidad seguido en su contra por la Corte de Estado y marca el comienzo de lo más tarde se llamó "revolución sexual".

La obra de Henry Miller se caracteriza por la transgresión, el deseo de desenmascarar la hipocresía de la sociedad puritana, el vitalismo y el deseo de vivir aún bajo todas las limitaciones, fundiendo la obscenidad con el espiritualismo y el realismo con el simbolismo.

Libros destacados

  • Trópico de Cáncer (1934)
  • Primavera negra (1936)
  • Trópico de Capricornio (1939)
  • El coloso de Marussi (1941)
  • Sexus (1949)
  • El ojo cosmológico (1939)

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Síguenos