Frases de Haruki Murakami

En una caja de galletas hay muchas clases distintas de galletas. Algunas te gustan y otras no. Al principio te comes las que te gustan y al final sólo quedan las que no te gustan. Pues yo cuando lo estoy pasando mal, siempre pienso: Tengo que acabar con esto cuando antes y ya vendrán tiempos mejores. Porque la vida es como una caja de galletas. Tokio blues (Norwegian Wood)

Frases de "Tokio blues (Norwegian Wood)" (1987) Frases de Pastel


(...) Poco después de dejar de correr, todo lo que he sufrido y todo lo miserable que me he sentido se me olvidan, como si jamás hubieran sucedido, y ya vuelvo a estar decidido a hacerlo mejor la próxima vez. (...) Precisamente porque son duros, y precisamente porque nos atrevemos a arrostrar esa dureza, es por lo que podemos experimentar la sensación de estar vivos. De qué hablo cuando hablo de correr

Frases de "De qué hablo cuando hablo de correr" (2007) Frases de Correr


Para mí, escribir es un trabajo difícil en extremo. Hay veces que me toma un mes entero escribir una sola línea. Otras veces escribiré 3 días y noches de corrido, solo para que todo esté mal. No obstante, escribir puede ser también divertido. Comparado con lo difícil que es la vida, el proceso de encontrarle significados a esta lo es todo para vivir tranquilo. Escucha el viento cantar

Frases de "Escucha el viento cantar" (1979) Frases de Divertido


El mundo... Esta palabra siempre me hace pensar en un gigantesco disco sostenido animosamente por un elefante que va montado sobre una tortuga. El elefante es incapaz de comprender la ayuda que le presta la tortuga, la cual, por su parte, no se hace cargo del esfuerzo que tiene que hacer el elefante. Así pues, ni el elefante ni la tortuga llegan a saber nunca cómo es el mundo. La caza del carnero salvaje

Frases de "La caza del carnero salvaje" (1982) Frases de Visión


Lo que yo deseo, la fuerza que yo busco, no es aquella que te lleva a perder o a ganar. Tampoco quiero una muralla para repeler las fuerzas que lleguen del exterior. Lo que yo deseo es una fuerza que me permita ser capaz de recibir todo cuanto proceda del exterior y resistirlo. Fortaleza para resistir en silencio cosas como la injusticia, el infortunio, la tristeza, los equívocos, las incomprensiones. Kafka en la orilla

Frases de "Kafka en la orilla" (2002) Frases de Fortaleza


No obstante -prosiguió-, hablar con franqueza y decir la verdad son cosas distintas. La relación que media entre franqueza y verdad se asemeja a la existente entre la proa y la popa de un barco. La franqueza asoma en primer lugar, para acabar mostrándose la verdad. Esa diferencia temporal está en proporción directa con la envergadura del barco. La verdad, cuando concierne a cosas grandes, es reacia a aparecer. La caza del carnero salvaje

Frases de "La caza del carnero salvaje" (1982) Frases de Franqueza


Leía mucho, lo que no quiere decir que leyera muchos libros. Más bien prefería releer las obras que me habían gustado. (...) Así pues, no tenía este punto en común con los demás, y leía mis libros a solas y en silencio. Los releía y cerraba los ojos y me llenaban de su aroma. Sólo aspirando la fragancia de un libro, tocando sus páginas, me sentía feliz. Tokio blues (Norwegian Wood)

Frases de "Tokio blues (Norwegian Wood)" (1987) Frases de Páginas


En resumen, lo que tú no quieres es que yo siga adelante, ¿verdad? ¿No es cierto? Eso lo sé incluso yo. Lo preveía. Tú no quieres que prosiga. Pero yo, sin embargo, quiero avanzar. Y, si me preguntas por qué, pues te diré que es porque ésta es una de esas ocasiones que no se presentan todos los días. Y no quiero dejarla escapar. Porque ésta es una de esas oportunidades que se dan una sola vez en la vida. Kafka en la orilla

Frases de "Kafka en la orilla" (2002) Frases de Avanzar


Llevamos un año y medio viéndonos, y ahora estoy mucho más prendado que al principio. Tengo la sensación de que algo tiene presos nuestros corazones. Cuando su corazón se mueve, tira del mío. Como dos barcas atadas por una cuerda. Que no se puede cortar, pues no existe ningún cuchillo capaz de cortarla. Ése es otro sentimiento nuevo para mí. Me angustia pensar en qué demonios me convertiré si esta sensación va a más. Hombres sin mujeres

Frases de "Hombres sin mujeres" (2014) Frases de Enamorarse


La honda sensación de pérdida tras haberse encontrado con la mujer amada, haberse unido a su cuerpo y haberle dicho adiós. Si lo piensa, ese sentimiento no ha cambiado en miles de años, ¿No cree? Y he cobrado conciencia de que si, hace poco, no hubiera reconocido ese sentimiento como parte de mí, jamás habría alcanzado la madurez como ser humano. Aunque me parece que me he dado cuenta un poco tarde. Le dije que no creía que fuese demasiado tarde ni demasiado temprano. Por tarde que fuese, era mucho mejor que si jamás se hubiera dado cuenta. Hombres sin mujeres

Frases de "Hombres sin mujeres" (2014) Frases de Madurez


¿Por qué me gustan las medusas? No lo sé. Las encuentro bonitas. Antes, mientras las miraba, he pensado una cosa. Escucha, lo que nosotros vemos es sólo una pequeña parte del mundo. Damos por hecho que esto es el mundo, pero no es del todo cierto. El verdadero mundo está en un lugar más oscuro, más profundo, y en su mayor parte lo ocupan criaturas como las medusas. Eso nosotros lo olvidamos. ¿No te parece? Dos terceras partes del planeta son océanos y lo que nosotros podemos ver con nuestros ojos no pasa de ser la superficie del mar, la piel. De lo que verdaderamente hay debajo no sabemos nada. Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

Frases de "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo" (1995) Frases de Planeta


A veces, el destino se parece a una pequeña tempestad de arena que cambia de dirección sin cesar. Tú cambias de rumbo intentando evitarla. Y entonces la tormenta también cambia de dirección, siguiéndote a ti. Tú vuelves a cambiar de rumbo. Y la tormenta vuelve a cambiar de dirección, como antes. Y esto se repite una y otra vez. Como una danza macabra con la Muerte antes del amanecer. Y la razón es que la tormenta no es algo que venga de lejos y que no guarde relación contigo. Esta tormenta, en definitiva, eres tú. Es algo que se encuentra en tu interior. Lo único que puedes hacer es resignarte, meterte en ella de cabeza, taparte con fuerza los ojos y las orejas para que no se te llenen de arena e ir cruzándola paso a paso. Y en su interior no hay sol, ni luna, ni dirección, a veces ni siquiera existe el tiempo. Allí sólo hay una arena blanca y fina, como polvo de huesos, danzando en lo alto del cielo. Imagínate una tormenta como ésta. Kafka en la orilla

Frases de "Kafka en la orilla" (2002) Frases de Tormenta

Contexto histórico

Realismo mágico Surrealismo

Influencia en las frases de Haruki Murakami

Autores relacionados

Franz Kafka Kenzaburo Oe Mo Yan Ryu Murakami Yukio Mishima

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Japón

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Japón

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Japón

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Japón

Haruki Murakami

Frases de Haruki Murakami

Frases de Haruki Murakami: Escritor, novelista, ensayista y traductor japonés, autor de "Tokio blues (Norwegian Wood)" (1987), "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo" (1995), "Sauce ciego, mujer dormida" (1995), "After Dark" (2004) y "1Q84" (2009).

Biografía Haruki Murakami

Nacido en el seno de una familia amante de la cultura, Haruki Murakami fue hijo de dos profesores de literatura japonesa, y desde pequeño se sintió atraído por la cultura occidental, especialmente por su literatura.

Estudió literatura y teatro griego en la Universidad de Waseda (Tokio), en donde conoció a su esposa, Yoko.

Tras emplearse por un tiempo en una tienda de discos y antes de terminar sus estudios, Haruki Murakami abrió un bar de Jazz junto a su esposa, entre 1974 y 1982, llamado "El Gato Pedro".

En forma paralela a su trabajo en el bar, tradujo numerosas obras de autores estadounidenses, y le dio forma a sus dos primeras obras: "Escucha el viento cantar" (1979) y "Pinball, 1973" (1980).

En 1982 Haruki Murakami comienza a entrenarse para correr maratones, actividad que se convirtió luego en su segunda ocupación, y de la cual habla en la obra "De qué hablo cuando hablo de correr" (2007).

Tras la publicación de su obra "Tokio blues (Norwegian Wood)" en 1987 viaja por Europa y luego permanece en Estados Unidos hasta 1995.

Durante su estadía en América del Norte, trabaja en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey) y en la Universidad Tufts (Boston), al tiempo que escribe "Al sur de la frontera, al oeste del sol" (1992) y "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo" (1995).

Tiempo después Haruki Murakami publica "Kafka en la orilla" (2002), "1Q84" (2009), "Los años de peregrinación del chico sin color" (2013) y "Hombres sin mujeres" (2014) entre otros

Libros destacados

  • Tokio blues (Norwegian Wood) (1987)
  • Crónica del pájaro que da cuerda al mundo (1995)
  • Sauce ciego, mujer dormida (2005)
  • 1Q84 (2009)
  • Hombres sin mujeres (2014)
  • Pinball, 1973 (1980)

Libros de Haruki Murakami »

Enlaces

Síguenos en