Frases de Günter Grass

Así, pues, nada se movía en el bote. Se veían claramente dos botas vacías. Y revoloteando sobre la herrumbre algunas gaviotas que de vez en cuando se posaban y llenaban de polvo la cubierta y los zapatos, pero, ¿Qué más dan las gaviotas? El tiempo prometía mejorar. Me fui de nuevo, y como suele decirse, para casa. Mi madre me ayudó a hacer la maleta de cartón.

Frases de Bote


Y ahora yo, que mostré tu nuez al gato y a todos los gatos del mundo, me veo obligado a escribir. Y aunque yo quisiera que tú y yo fuéramos inventados los dos, tendría que hacerlo, porque aquél que por razón de su oficio nos creó a ambos me obliga una y otra vez a tomar tu nuez en las manos y a llevarla a todos los lugares que la vieron triunfar o fracasar.

Frases de Triunfar


Durante mi entrenamiento para el combate con tanques no supe nada de crímenes de guerra. Pero mi llamada ignorancia no puede encubrir el hecho de que pertenecí a un cuerpo, un sistema, que planeó y organizó la destrucción de millones de seres humanos. Aunque yo mismo no me considerara culpable, siempre queda algo en la conciencia que no se puede limpiar, eso que solemos llamar con frecuencia responsabilidad compartida. Es seguro que tendré que vivir con ello para el resto de mi vida.

Frases de Crímenes de guerra


Y luego dejé de verte por más de un año. Pero no verte no significaba ni significa en modo alguno poder olvidaros, a ti y a tu esforzada simetría. Además, quedan los vestigios, y si veía un gato, fuera éste gris, negro o manchado, al punto me venía a la memoria el ratón; ello no obstante, seguía practicando el titubeo, sin acertar de decidir si había que proteger al ratón, o bien aguijonear al gato hacia la presa.

Frases de Presa


Con la tiesa golosina colgándole del cuello, hizo también retumbar y susurrar un órgano de colores, pasando del azul acuoso y el vidrioso amarillo limón hasta el pardo purpúreo. Se le encendían las amapolas en el cielo, y entre ellas flotaban nubes plateadas que luego se empañaban de rojo: ¡Como si pájaros y ángeles se desangraran! , dijo textualmente con su boca de orador. Y luego, de repente, dejó que de ese cielo tan audazmente descrito y de esas nubecillas bucólicas saliera zumbando un hidroavión Sunderland en dirección del submarino.

Frases de Orador


¿Quién me escribiría ahora un buen final? Porque lo que empezó con el gato y el ratón me atormenta hoy en forma de garza moñuda en charcos rodeados de juncos. Y si rehuyó la naturaleza, son las películas documentales las que me muestran esas hábiles aves acuáticas... Bajan unos hombres con cascos relucientes ligeramente abollados y vuelven a subir: se tienden brazos hacia ellos, se desatornilla la escafandra y se quitan el casco... Pero no es nunca el Gran Mahlke el que enciende un cigarrillo en la pantalla centelleante: siempre son otros los que fuman... Durante una de las pausas te hice llamar desde el tablado de la banda por el teniente que mandaba el personal de guardia: -Se llama a la entrada al Suboficial- Pero tú no quisiste salir a la superficie.

Frases de Ratón

Contexto histórico

Premio Nobel de Literatura Realismo mágico Segunda Guerra Mundial Simbolismo Socialismo

Influencia en las frases de Günter Grass

Autores relacionados

Heinrich Boll Thomas Mann

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Alemania

Diseñadores » Diseñadores siglo XX » Diseñadores de Alemania

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Alemania

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Alemania

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Alemania

Günter Grass


Frases de Günter Grass: Escritor, novelista, ensayista, poeta, dramaturgo y diseñador gráfico alemán, autor de "El tambor de hojalata" (1959), "El gato y el ratón" (1961), "Años de perro" (1963) y "Acuarelas" (2002).

Nombres

RealGünter Wilhelm Grass

Biografía Günter Grass

Hijo del alemán Willy Grass y la polaca Helene Grass, Günter Grass pasó su infancia en la Ciudad libre de Dánzig.

En su adolescencia militó en las Juventudes Hitlerianas y fue llamado a filas a finales de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), sirviendo en la División Panzer SS Frundsberg unos meses.

En 1945 fue herido y hecho prisionero en "Mariánské Lázne" (Cheb, República Checa) por fuerzas americanas, siendo retenido hasta 1946.

Tras desempeñarse en diversos oficios, ingresó en la Escuela de bellas Artes de Düsseldorf para estudiar dibujo y escultura (1948-1956)

En 1958 publicó su primera novela, "El tambor de hojalata", por la que obtuvo fama inmediata, que luego cimentó con "El gato y el ratón" (1961) y "Años de perro" (1963).

A partir de entonces Günter Grass se dedica a escribir a tiempo completo, publicando ensayos políticos como "Alemania, una unificación insensata" (1989) o "Malos presagios" (1992), poéticos como "Del diario de un caracol" (1972) y obras de teatro.

En 1999 recibió el Premio Nobel de Literatura y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

Libros destacados

  • El tambor de hojalata (1959)
  • El gato y el ratón (1961)
  • Años de perro (1963)
  • Acuarelas (2002)
  • Diario de un caracol (1973)
  • Poemas (1994)

Enlaces

Síguenos en