Frases de Guillermo Cabrera Infante - Página 4

01. Mi amor fugaz por las mujeres se alió a mi pasión eterna, el cine.

+ Frases de Cine


02. Como sabemos, la visión del cine está en los ojos del que mira.

+ Frases de Visión


03. La política terminó por engolfar la vida.

+ Frases de Política


04. No hay nada más solidario que un amigo cubano.

+ Frases de Solitario


05. Los espacios concentrados ayudan a la concentración del pensamiento.

+ Frases de Concentración


06. Así que así era yo y no había quien me cambiara, porque pasaba el tiempo y me ponía viejo y los días pasaban y se convertían en fecha y los años se convertían en efemérides y yo seguía así, quedándome con las noches, metiéndolas en un vaso con hielo o en un negativo o en el recuerdo.

+ Frases de Viejo

Influencias

Autores relacionados

Alejo Carpentier José Donoso José Lezama Lima Reinaldo Arenas

Guillermo Cabrera Infante

Guillermo Cabrera Infante

Escritor, novelista, ensayista, guionista, crítico literario, traductor y diplomático cubano, autor de "Tres tristes tigres" (1965), "La Habana para un infante difunto" (1979), "Mea Cuba" (1992), "La ninfa inconstante" (2008) y "Cuerpos divinos" (2010).

Sobre Guillermo Cabrera Infante

Guillermo Cabrera Infante nació en la provincia de Oriente (hoy Holguín), hijo del periodista Guillermo Cabrera y de Zoila Infante.

En 1941 la familia se trasladó a La Habana y tiempo después ingresó en la Universidad de La Habana (UH) para estudiar medicina, pero finalmente seguiría la carrera de periodismo (1950).

En 1951 fundó a cinemateca de Cuba, de la cual fue director hasta que el general Fulgencio Batista ordenó su cierre.

Entre 1954 y 1960 escribió artículos de crítica cinematográfica para la revista "Carteles", publicando bajo el seudónimo de "G. Caín".

Tras la llegada al poder de Fidel Castro (1959), fue nombrado director del Consejo Nacional de Cultura y subdirector del diario "Revolución" (actual Granma).

En 1962 es enviado a Bruselas como agregado cultural de la embajada cubana y su relación con el régimen comenzó a deteriorarse.

En 1965 la muerte de su madre hace que regrese a Cuba y es retenido por el Servicio de Contrainteligencia cubano durante cuatro meses, hasta que finalmente logró exiliarse a España primero y luego a Inglaterra, donde se instalaría definitivamente.

En 1997 Guillermo Cabrera Infante ganó el Premio Miguel de Cervantes y en 2003, el Internacional de la Fundación Cristóbal Gabarrón.

Enlaces

Ocupación

Críticos literarios » Críticos literarios siglo XX » Críticos literarios de Cuba

Diplomáticos » Diplomáticos siglo XX » Diplomáticos de Cuba

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Cuba

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Cuba

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Cuba

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Cuba

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Cuba

Síguenos