Frases de Gioconda Belli

Anda, mi amor, yo voy también aunque me quede lejos y estaré allí con vos en el viento y la lluvia, en el calor del medio día, en las tapitas de dulce, en las chicharras y en los grillos, en el peligro, allí por donde andes, andaré yo, entre la tierra y tu sombra habrá una mujer acariciándote.

Frases de Peligro


El amor de mi hombre no conocerá el miedo a la entrega, ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento en una plaza llena de multitudes. Podrá gritar -te quiero- o hacer rótulos en lo alto de los edificios proclamando su derecho a sentir el más hermoso y humano de los sentimientos.

Frases de Magia


El amor de mi hombre no querrá rotularme y etiquetarme, me dará aire, espacio, alimento para crecer y ser mejor, como una revolución que hace de cada día el comienzo de una nueva victoria.

Frases de Espacio


La vida intensa a diario me convence de lo efímero de las derrotas.

Frases de Diario


Toda mi casa esta regada por mis poemas. Me aparecen en la cocina, en el estudio, en el dormitorio. Están extendidos a lo largo de mi desorden, esparciendo su dulzura por las horas tequiosas de la barrida y de la arreglada de los cuartos, dándome ese mensaje de que si hay algo vivo en mi, de que mi vitalidad esta impregnada en esos papeles donde he dejado el recuerdo de estos momentos intensos en que yo dejo de ser yo y me convierto en un poema.

Frases de Dormitorio


Amo, compasiva y tristemente, a los complicados hombres de negocios que han convertido su hombría en una sanguinaria máquina de sumar y han dejado los pensamientos más profundos, los sentimientos más nobles por cálculos y métodos de explotación.

Frases de Hombres de negocios


Si no caminara cotidianamente en la navaja que separa las nubes del cielo y el infierno y fuera una mujer de lino en un país planchado, desarrollado, lleno de todo lo que aquí nos falta... Seguramente hubiera pasado a tu lado sin mirarte, sin que me vieras. Seguramente, ni vos ni yo estaríamos ahora sentados mirándonos, tocándonos, acariciando, como a un niño el tiempo.

Frases de Nubes


Quiero tener ese hijo tuyo, amor. Dárteme desde dentro de mi vientre en una nueva prolongación de tu inmortalidad. Mostrarte hasta dónde puede crecer mi vida, como un árbol, si tú la riegas; hasta dónde puedo llegar a dárteme en todas las formas, en todos los momentos conscientes e inconscientes, llegar a ser tu río, tu sombra, la almohada suave donde apoyar tu cabeza, el viento, el mar, la risa, la mañana, tu cama, tu suelo, tu mujer.

Frases de Vientre


Todos tenemos un deber de amor que cumplir, una historia que hacer, una meta que alcanzar. No escogimos el momento para venir al mundo: Ahora podemos hacer el mundo en que nacerá y crecerá la semilla que trajimos con nosotros.

Frases de Deber


Ya se unió la Historia al paso triunfal de los guerreros y yo invento palabras con que cantar, nuevas formas de amar, vuelvo a ser, soy otra vez, por fin otra vez, soy.

Frases de Cantar


Todo cambia y nada permanece. Y no habría belleza, ni danza, ni movimiento si las estaciones no alborotaran los colores y el follaje de los arboles no se desprendiera amarillo en el atardecer.

Frases de Movimiento


Mi mente esta covada para recibirte, para pensar tus ideas y darte a pensar las mías; te siento, mi compañero, hermoso juntos somos completos y nos miramos con orgullo conociendo nuestras diferencias sabiéndonos mujer y hombre y apreciando la disimilitud de nuestros cuerpos.

Frases de Mente

Contexto histórico

Feminismo

Autores relacionados

Sergio Ramírez

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Nicaragua

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Nicaragua

Gioconda Belli

Frases de Gioconda Belli

Frases de Gioconda Belli: Poeta y novelista nicaragüense, iniciadora de la renovación de la poesía de Nicaragua, junto a Ernesto Cardenal y Claribel Alegría.

Biografía Gioconda Belli

Segunda de cinco hermanos, Gioconda Belli nace y se cría en Managua, de padre empresario y madre fundadora del Teatro Experimental.

Curso sus estudios primarios en el Colegio de La Asunción en Managua y en 1852 se trasladó a Madrid (España), donde finalizar su educación secundaria en el Real Colegio de Santa Isabel en 1965.

Tiempo después, Gioconda Belli viaja a Filadelfia (Estados Unidos) y estudia publicidad y periodismo.

De regreso a Managua, se casa en 1967 y trabaja como ejecutiva de cuenta en publicidad hasta que se involucró activamente en el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para luchar en contra de la dictadura de Somoza.

En 1975 tuvo que exiliarse, vivendo en Costa Rica por tres años con sus dos hijas y teniendo a su hijo allí.

Tras la victoria sandinista, Gioconda Belli ocupó diversos cargos dentro del gobierno hasta 1986, cuando se dedicó a escribir a tiempo completo.

En 1994 deja de pertenecer al FSLN, descontenta con el rumbo tomado por el partido.

Decidida a rescatar el lugar de la mujer, la obra de Gioconda Belli plasma la incesante búsqueda de la identidad femenina y el encuentro con la conciencia social, a través de la actitud revolucionaria.

Entre los numerosas distinciones que se le otorgaron, están el prestiguioso premio Mariano Fiallos Gil (1974), otorgado por la Universidad Nacional de Nicaragua, el Premio de los Bibliotecarios, Editores y Libreros a la Novela Política del Año (1989) en Alemania y el Premio Anna Seghers de la Academia de Artes de Alemania (1989).

Gioconda Belli es miembro correspondiente de la Academia Nicaragüense de la Lengua y escribe para diversos periódicos y revistas.

Libros destacados

  • Línea de Fuego (1978)
  • La Mujer Habitada (1988)
  • Waslala (1996)
  • El País Bajo mi piel (2001)
  • Fuego soy, apartado y espada puesta lejos (2007)
  • El infinito en la palma de la mano (2008)

Enlaces

Síguenos en