Frases de Giacomo Casanova

La doctrina de los estoicos y de cualquier otra secta sobre la fuerza del sino es una quimera de la imaginación que se debe al ateísmo. Yo soy no sólo monoteísta, sino cristiano fortificado por la filosofía, que siempre ha sido útil.

Frases de Cristiano


Dios deja de ser Dios solamente para los que puedan admitir la posibilidad de su no existencia, y ese concepto es en sí mismo el castigo más severo que pueden sufrir.

Frases de Dios existe


Mi ocupación principal fue siempre cultivar el goce de mis sentidos; nunca tuve otra más importante.

Frases de Goce


Reconociendo que durante toda mi vida he actuado más a impulsos de los sentimientos que obedeciendo al resultado de mis reflexiones, he creído reconocer que mi conducta ha dependido más de mi carácter que de mi razón, que habitualmente han sido opuestos, y, en sus choques constantes, nunca me pareció tener una razón a la altura de mi carácter ni un carácter a la altura de mi razón.

Frases de Altura


No hallo palabras para describir toda la voluptuosidad que aquel ser encantador me reservaba. Ella fue quien se acercó a mí. Sin hablarnos, se confundieron nuestros besos y caricias. Dejaba vagar mi mirada por aquel hermoso rostro, animado del más tierno amor.

Frases de Tierno


Verán que he amado siempre la verdad con tal pasión, que muchas veces he comenzado mintiendo con el fin de llegar a introducirla en cerebros que desconocían sus encantos.

Frases de Cerebro


Sé que he existido, porque he sentido; y puesto que el sentir me da este conocimiento, sé también que ya no existirá cuando haya dejado de sentir.

Frases de Sentido


He escrito en francés, y no en italiano, porque la lengua francesa está más extendida que la mía; así, los puristas que me critiquen porque encuentren en mi estilo giros de mi país, tendrán razón, si es que esto les impide encontrarme claro.

Frases de Lengua


Si se me califica de sensual, se cometerá una equivocación, porque la fuerza de mis sentidos nunca me ha hecho descuidar mis deberes cuando los he tenido.

Frases de Equivocación


Creo en la existencia de un Dios inmaterial, autor y señor de todas las formas; y lo que me demuestra que nunca he dudado de Él es que siempre he confiado en su Providencia.

Frases de Providencia


Recordando los placeres que he tenido anteriormente, los renuevo, gozo de ellos una segunda vez, mientras que me río de los problemas ahora pasados, de los cuales no siento nada mas.

Frases de Gozo


El hombre que olvida una ofensa, no la perdona, la olvida, pues el perdón parte de un sentimiento heroico, de un corazón noble, de un espíritu generoso, mientras que el olvido viene de una debilidad de la memoria, o de la despreocupación, amiga de un alma pacífica, y frecuentemente, de la necesidad de calma y de tranquilidad; en efecto, el odio, a la larga, mata al infortunado que se complace en alimentarlo.

Frases de Ofensa

Influencias

Autores relacionados

Federico Fellini

Giacomo Casanova

Giacomo Casanova

Famoso escritor, violinista y aventurero italiano, recordado por su vida disoluta, sus incontables amores y sus relaciones con personalidades trascendentes de la época.

Biografía Giacomo Casanova

Giacomo Casanova nació en el seno de una familia de comediantes, siendo el primero se 4 hijos que tuvieron Gaetano Casanova y Zaretta Farussi.

Se educó con el abad Gozzi y más tarde estudió Derecho Civil, Derecho Canónico, filosofía y ciencia, demostrando una gran habilidad intelectual.

En 1746 se traslada con su madre a Roma para entrar al servicio del Cardenal Acquaviva, adoptando la condición de fraile y siendo expulsado tiempo después por sus amoríos.

Giacomo Casanova comienza una serie de viajes que lo llevan a isla de Corfú, luego a Constantinopla (Estambul) y finalmente vuelve a Venecia, donde se gana la vida por un tiempo como violinista.

Cansado del oficio de músico, se ofrece para ser médico de Matteo Bragadin, un patricio veneciano y logra que se recupere, por lo que recibe una gran suma de dinero y comienza a aficionarse por la magia y la cábala.

Estas actividades llegan a oídos de la Inquisición y Giacomo Casanova tiene que huir, viajando entre 1749 y 1752 por Italia y Francia.

En 1753 vuelve a Venecia y es partícipe de un escándalo, siendo arrestado y condenado a cinco años de cárcel, escapándose al año con un monje que conoció en prisión y exiliándose por varios meses.

Estando en París (Francia), Giacomo Casanova conoce a Luis XV y Madame de Pompadour y logra trabajar en la lotería estatal francesa en 1757, pero tiempo después es acusado de fraude y debe huir nuevamente.

Ya en París y bajo la protección del conde de Waldstein, Giacomo Casanova se dedicó a la escritura de sus obras, siendo "Historia de mi vida" (1786), donde describe sus aventuras amorosas, viajes y trabajos, la más recordada.

Libros destacados

  • Historia de mi vida (1786)
  • Plomos (1765)
  • Epístola de un licántropo (1773)
  • Reflexiones sobre la Revolución francesa (1794)
  • Refutación (1769)
  • Historia de las turbulencias de Polonia (1772)

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de Italia

Síguenos en