Frases de Georges Perec - Página 5

01. Gestos de autómata: levantarte, lavarte, afeitarte, vestirte. Corcho en el agua: ir a la deriva, seguir el tumulto, deambular. "Un hombre que duerme" (1967)

+ Frases de Vestirse + Pensamientos de "Un hombre que duerme"


02. (...) Estaba eximido: otra historia, la Grande, la Historia con su gran hache había respondido por mi: la guerra, los campos de concentración. "W o el recuerdo de la infancia" (1975)

+ Frases de Campo de concentración + Pensamientos de "W o el recuerdo de la infancia"


03. Eso se denominaría moda: una manera de gozar, la sensación de una pequeña fiesta, de un despilfarro; algo fútil, inútil, gratuito, agradable. (...) Pero no se trata de eso, por cierto. En absoluto. (...) La moda, empero, habla de capricho, de espontaneidad, de fantasía, de invención, de frivolidad. Pero son embustes: la moda está totalmente de parte de la violencia: violencia de la conformidad, de la adhesión a modelos, violencia del consenso social y de los desprecios que éste disimula. "Pensar/Clasificar" (1985)

+ Frases de Conformidad + Pensamientos de "Pensar/Clasificar"


04. El caballero nunca es triunfo de corazones a menos que el falsete haya sido falseado. "Un hombre que duerme" (1967)

+ Frases de Caballero + Pensamientos de "Un hombre que duerme"


05. No habrá tampoco barcas, por supuesto; casi nunca hay barcas, pero puedes cruzar a nado. "Un hombre que duerme" (1967)

+ Frases de Barca + Pensamientos de "Un hombre que duerme"


06. Apenas has vivido y sin embargo ya está todo dicho, terminado. "Un hombre que duerme" (1967)

+ Frases de Dicho + Pensamientos de "Un hombre que duerme"


07. Es rarísimo encontrar libros en un cuarto de baño, aunque para muchos se trate de un lugar favorito de lectura. La humedad ambiente es unánimemente considerada como la primera enemiga de la conservación de los textos impresos. A lo sumo podemos encontrar en un cuarto de baño un botiquín, y en el botiquín una pequeña obra titulada ¿Qué hacer antes que llegue el médico? "Pensar/Clasificar" (1985)

+ Frases de Cuarto de baño + Pensamientos de "Pensar/Clasificar"


08. Ahora vives en el terror del silencio, pero ¿no eres tú el más silencioso de todos? "Un hombre que duerme" (1967)

+ Frases de Terror + Pensamientos de "Un hombre que duerme"


09. Tú proteges, destruyes, construyes, combinas, urdes plan tras plan: ejercicio vacuo, peligro que nada sanciona, ordenamiento irrisorio: cuarenta y ocho naipes te encadenan a tu buhardilla y te encuentras casi feliz de que un diez esté en su lugar, de que un rey no pueda levantarse contra ti, o casi infeliz de que todos tus pacientes cálculos conduzcan todos al mismo resultado imposible. Como si esa estrategia solitaria y muda constituyera tu único camino, se hubiera convertido en tu razón de ser. "Un hombre que duerme" (1967)

+ Frases de Plan + Pensamientos de "Un hombre que duerme"


10. Les habría gustado ser ricos. Creían que habrían sabido serlo. Habrían sabido vestir, mirar, sonreír como la gente rica. Habrían tenido el tacto, la discreción necesaria. Habrían olvidado su riqueza, habrían sabido no exhibirla. No se habrían vanagloriado de ella. La habrían respirado. Sus places habrían sido intensos. Les habría gustado andar, vagar, elegir, apreciar. Les habría gustado vivir. Su vida habría sido un arte de vivir. "Las cosas: Una historia de los años sesenta" (1965)

+ Frases de Arte de vivir + Pensamientos de "Las cosas: Una historia de los años sesenta"


11. La moda consistiría tanto en lo que distingue como en lo que asemeja: participación en un valor superior, pertenencia a un grupo de escogidos, etcétera. Ello es concebible, después de todo. Pero, a riesgo de ser tildado (Ir aristocratizante, insisto en preguntarme por qué tantas personas se enorgullecen de exhibir carteras que llevan el monograma del fabricante. Admito que atribuyamos importancia a tener iniciales en los objetos a los que nomos afectos (camisas, valijas, servilletas, etcétera) ¿Pero por qué las iniciales de un proveedor? En verdad no lo entiendo. "Pensar/Clasificar" (1985)

+ Frases de Moda + Pensamientos de "Pensar/Clasificar"


12. No has aprendido nada, sólo que la soledad no enseña nada, que la indiferencia no enseña nada: era un engaño, una ilusión fascinante y traicionera. Estabas solo y eso es todo, y querías protegerte; que entre el mundo y tú los puentes se rompieran para siempre. Pero eres muy poca cosa y el mundo es una palabra muy altisonante: nunca hiciste más que errar en una gran ciudad, más que recorrer algunos kilómetros de fachadas, de escaparates, de parques y de muelles. "Un hombre que duerme" (1967)

+ Frases de Engaño + Pensamientos de "Un hombre que duerme"

Influencias

Autores relacionados

Jorge Luis Borges

Georges Perec

Georges Perec

Escritor, novelista, poeta, ensayista, dramaturgo y guionista francés, autor de "Las cosas" (1965), "Un hombre que duerme" (1967), "Especies de espacios" (1974), "W o el recuerdo de la infancia" (1975) y "La vida instrucciones de uso" (1978).

Sobre Georges Perec

Georges Perec nació en el seno de una familia obrera de judíos polacos que emigraron a Francia en la década de 1920, de padre Icek Judko Peretz y Cyrla Szulewicz.

A comienzos de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), su padre se alistó voluntariamente en el XII Regimiento Extranjero de Infantería (REI) del Ejército de Tierra Francés, muriendo en el frente en 1940.

Tiempo después su madre consiguió enviarlo a Villard-de-Lans (Isère) para que estuviera más seguro y trabajó durante un tiempo en una fábrica, hasta que en 1943 fue arrestada en París por la policía francesa y deportada al campo de concentración de Auschwitz, donde falleció.

Al cuidado de sus tíos paternos en Villard-de-Lans, Georges Perec cambió su apellido "Peretz" por seguridad y estudió en el colegio Turenne y en un colegio católico de varones "Clocher".

En 1944 se trasladó a Lans, donde vivía su abuela y tiempo después ambos regresaron a Villard-de-Lans, donde ingresó en el liceo Claude-Bernard en 1946 y en 1949 al colegio Geoffroy-Saint-Hilaire de Étampes.

Tiempo después ingresó a la Universidad de París (La Sorbona) para estudiar sociología y paralelamente a historia, abandonando ambas carreras para dedicarse a la literatura.

Entre 1962 y 1979 trabajó como bibliotecarios archivista en el "Laboratoire Associe 38" y paralelamente comenzó a escribir artículos y guiones para teatro y radioteatro.

En 1965 Georges Perec publica su primera novela, "Las cosas: Una historia de los años sesenta", obteniendo gran éxito y ganando el Premio Renaudot.

En 1967 ingresó oficialmente al grupo de experimentación literaria "Oulipo" (Ouvroir de littérature potentielle), que buscaba explotar la literatura en base a métodos tomados de las matemáticas, la lógica o el ajedrez.

En 1978 Georges Perec publica "La vida instrucciones de uso", novela galardonada con el Premio Médicis que le permitió dedicarse por entero a la literatura.

Tras una breve estancia en Australia, donde trabajo en la Universidad de Queensland, regresó a Francia y tras varios estudios le diagnosticaron un cáncer de pulmón que le produjo la muerte unos días antes de cumplir los 46 años de edad.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Francia

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Francia

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Francia

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Francia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Francia

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Francia

Síguenos