Frases de Frantz Fanon

La cultura nacional es, bajo el dominio colonial, una cultura impugnada, cuya destrucción es perseguida de manera sistemática. Muy pronto es una cultura condenada a la clandestinidad. Esta noción de clandestinidad es percibida de inmediato en las reacciones del ocupante, que interpreta la complacencia en las tradiciones como una fidelidad al espíritu nacional, como una negación a someterse. Esta persistencia de formas culturales condenadas por la sociedad colonial es ya una manifestación nacional. Pero esta manifestación obedece a las leyes de la inercia. No hay ofensiva, no hay nueva definición de las relacionas. Hay crispamiento en un núcleo cada vez más estrecho, cada vez más inerte, cada vez más vacío.

Frases de Colonial


La cultura encasquillada, vegetativa, a partir de la dominación extranjera, es revalorizada. No es nuevamente pensada. Es gritada. Las costumbres, tradiciones, creencias, antaño negadas y pasadas en silencio, ahora son violentamente valorizadas y afirmadas. Se reencuentra el sentido del pasado, el culto a los antepasados. El pasado se identifica con la verdad. Este descubrimiento, esta valorización absoluta de un modo de ser casi irreal, objetivamente indefensible, reviste una importancia subjetiva incomparable. El autóctono habrá decidido, con conocimiento de causa, luchar contra todas las formas de explotación y de enajenación del hombre. Por el contrario, el ocupante durante esta época multiplica las llamadas a la asimilación y a la integración, a la comunidad.

Frases de Dominación


Muchas veces se ha señalado: en los territorios coloniales, el proletariado es el núcleo del pueblo colonizado más mimado por el régimen colonial. El proletariado embrionario de las ciudades es relativamente privilegiado. En los países capitalistas, el proletariado no tiene nada que perder; eventualmente tendría todo por ganar. En los países colonialistas, el proletariado tiene mucho que perder. Representa, en efecto, la fracción del pueblo colonizado necesaria e irreemplazable para la buena marcha de la maquinaria colonial: conductores de tranvías, mineros, estibadores, intérpretes, enfermeros, etc. Son esos elementos los partidarios más fieles de los partidos nacionalistas y que, por el sitio privilegiado que ocupan en el sistema colonial, constituyen la fracción "burguesa" del pueblo colonizado.

Frases de Proletariado


Son los colonialistas los que se convierten en defensores del estilo autóctono. Recordamos perfectamente, y el ejemplo reviste cierta importancia porque no se trata totalmente de una realidad colonial, las reacciones de los especialistas blancos del jazz cuando, después de la segunda Guerra Mundial, cristalizaron de manera estable nuevos estilos como el be-bop. Es que el jazz no debe ser sino la nostalgia quebrada y desesperada de un viejo negro atrapado entre cinco whiskies, su propia maldición y el odio racista de los blancos. Cuando el negro se comprende a sí mismo y concibe el mundo de una manera distinta, hace nacer la esperanza e impone un retroceso al universo racista, es claro que su trompeta tiende a destaparse y su voz a perder la ronquera. Los nuevos estilos en materia de jazz no surgen sólo de la competencia económica. Hay que ver en ellos, sin duda, una de las consecuencias de la derrota, inevitable aunque lenta, del mundo sureño de los Estados Unidos.

Frases de Guerra mundial

Influencias

Autores relacionados

Aimé Césaire Karl Marx

Frantz Fanon

Frantz Fanon

Revolucionario, psiquiatra, filósofo y escritor francés de pensamiento humanista existencial, cuyo trabajo tuvo gran influencia en numerosos movimientos de liberación anticolonialistas.

Nombres

RealFrantz Omar Fano

Biografía Frantz Fanon

Frantz Fanon nació en el seno de una familia de clase media, lo que le posibilitó estudiar en el "Lycée Victor-Schoelcher", el colegio más importante de Martinica, donde tuvo al prestigioso poeta y político Aimé Césaire como profesor.

Tras la rendición de Francia ante el nazismo en 1940, las tropas navales francesas de Vichy se establecieron en Martinica, ocasionando todo tipo de abusos y conductas impropias y racistas, todos sucesos que influenciaron notablemente en Fanon, En 1943 se traslada a la isla de Dominica y participa en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), primero desde la Resistencia francesa, y tiempo después alistándose en el Ejército Frances y recibe la medalla "Croix de guerre" un año después por su desempeño en la Batalla de Alsacia.

La participación de Frantz Fanon en la guerra puede ser vista como una respuesta patriótica a la agresión de Alemania a Francia, o como un rechazo a toda forma de opresión y segregación racial, dos tópicos presentes a lo largo de toda su obra.

Terminada la guerra se traslada a Lyon (Francia), donde ingresa en la Universidad de Lyon para estudiar medicina y psiquiatría y se encarga de la edición y publicación del periódico "Tam-Tam".

En 1952, Frantz Fanon publica su primer libro, "Piel negra, máscaras blancas", donde expone los sentimientos de dependencia e insuficiencia que las personas de raza negra experimentan en un mundo blanco.

En 1953 contrae matrimonio con Josie Duble, una mujer que conoció en Lyon, y con la cual permaneció casado por el resto de su vida y tuvo dos hijos, Olivier y Mireille.

Intentando ampliar sus percepciones sobre el problema de los pacientes en los territorios coloniales, Frantz Fanon asume como Jefe de Servicio en el Hospital Psiquiátrico de Blida-Joinville en Argelia, donde revolucionó el tratamiento, introduciendo prácticas de terapia social.

En 1954 vivió el nacimiento de la Guerra de Independencia de Argelia (1954-1962), siendo testigo de la violenta represión de las fuerzas coloniales francesas, por lo que renunció a su cargo y se convirtió en el editor del periódico del Frente de Liberación Nacional (Front de Liberation Nationale) conocido como "El Moudjahid", el cual se publicaba en Túnez.

En 1960, Frantz Fanon fue representante del gobierno provisional de Argelia en Ghana, haciendo un extenso viaje por el Desierto del Sahara (África), donde le fue diagnosticado leucemia.

Tras publicar "Los condenados de la tierra" en 1961, se traslada al hospital de Bethesda (Maryland, Estados Unidos) para recibir atención médica especializada, pero se le acaba el tiempo y fallece en diciembre.

La obra de Frantz Fanon es compleja y controvertida, sirviendo de base para el posmodernismo y pos colonialismo y siendo influencia para corrientes posteriores, como el feminismo y la teología de la Liberación.

Libros destacados

  • Piel negra, máscaras blancas (1952)
  • Los condenados de la tierra (1961)
  • Por la Revolución Africana (1964)
  • Sociología de una revolución (1959)

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Francia

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Francia

Humanistas » Humanistas siglo XX » Humanistas de Francia

Psiquiatras » Psiquiatras siglo XX » Psiquiatras de Francia

Revolucionarios » Revolucionarios siglo XX » Revolucionarios de Francia

Síguenos en