Frases de Frances Hodgson Burnett

Tú mismo produces la magia. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Magia + Pensamientos de "El jardín secreto"


Trataré de descubrir qué significa para mi la magia pues creo que hay magia en todo lo que nos rodea. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Magia + Pensamientos de "El jardín secreto"


El jardín presentaba un aspecto tan maravilloso que parecía como si unos magos lo hubieran atravesado dibujándolo. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Aspecto + Pensamientos de "El jardín secreto"


Porque si todas las plantas, flores, hojas y pájaros pasearan juntos, habría una multitud danzando al son de la música. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Plantas + Pensamientos de "El jardín secreto"


¡Viviré para siempre! –Gritó con fuerza–. Igual que Dickon, conoceré miles de cosas sobre las personas, las criaturas y todo aquello que crece. Siento la necesidad de dar las gracias con alegría. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Alegría + Pensamientos de "El jardín secreto"


Una de las cosas más extrañas de la vida es que sólo muy de vez en cuando se siente la impresión de que se vivirá para siempre. Esta sensación se tiene en ocasiones como cuando se sale al amanecer y se mira el pálido cielo que empieza a cambiar de color. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Sensación + Pensamientos de "El jardín secreto"


El jardín le parecía extraño y le daba la sensación de estar a cientos de millas del resto del mundo; pero no se sentía sola. Su única preocupación era saber si las rosas volverían a florecer. Ella no quería un jardín sin vida; lo quería cubierto de rosas. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Jardín + Pensamientos de "El jardín secreto"


No hay nada mejor que el olor a tierra limpia, con excepción del fresco olor que despiden las pequeñas plantas luego de una lluvia. Cuando llueve, muchas veces salgo al páramo y me tiendo bajo los matorrales a escuchar como caen las gotas de lluvia sobre el brezo. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Plantas + Pensamientos de "El jardín secreto"


Fue un día maravilloso; caminó hasta tan lejos que al volver a la villa la luna muy alta iluminaba el lago con sombras púrpuras y plateadas. Como el espectáculo era grandioso no entró a la villa, sino que atrajo una silla hasta el borde del agua para respirar el perfume de la noche. Se quedó dormido. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Silla + Pensamientos de "El jardín secreto"


No le era posible comprender por qué le había sucedido algo tan maravilloso. No tenía explicación. Sólo varios meses más tarde, estando de vuelta en Misselthwaite, recordaría ese momento al descubrir por casualidad que ese mismo día Colin, al entrar en el jardín secreto, había gritado: "Viviré por siempre jamás". "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Casualidad + Pensamientos de "El jardín secreto"


Cuando los nuevos pensamientos echaron fuera todos esos horribles temores, la vida renació en él. La sangre corrió por sus venas y le inundó una enorme fuerza. Su pensamiento científico no tenía nada de extraño. Era una fórmula simple y práctica de desechar a tiempo los pensamientos sin esperanzas, para dar cabida a una enorme determinación y valentía. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Determinación + Pensamientos de "El jardín secreto"


Todos los siglos, desde que se inició el mundo, se han descubierto maravillas. Así, el siglo pasado se descubrieron cosas más asombrosas que el siglo anterior, y este nuevo siglo saldrán a la luz cosas aún más extraordinarias. Al principio la gente se niega a creer que algo nuevo e inusitado pueda lograrse, luego ven que sí es posible, y cuando ya está hecho todos se preguntan por qué no se hizo hace ya siglos. "El jardín secreto" (1911)

+ Frases de Descubierto + Pensamientos de "El jardín secreto"

Influencias

Autores relacionados

Charlotte Brontë Edith Wharton Edward Morgan Forster Harriet Beecher Stowe

Frances Hodgson Burnett

Frances Hodgson Burnett

Escritora, novelista, cuentista, dramaturga y teósofa estadounidense de origen británico, autora de "El pequeño lord" (1886), "Una pequeña princesa" (1905) y "El jardín secreto" (1911).

Biografía Frances Hodgson Burnett

Frances Hodgson Burnett nació en el seno de una familia de buena posición económica, de padre próspero comerciante Edwin Hodgson y madre Eliza Boond, proveniente de una familia acomodada de Manchester.

En 1853 falleció el padre y la familia queda desamparada, llegando a una situación económica muy delicada unos años después.

Finalizada la Guerra de Secesión (1861-1865), la familia emigró a Estados Unidos, asentándose en la casa de su hermano mayor en la ciudad de Knoxville (Tennessee).

Con la obsesión de sacar de la precaria situación económica que atravesaba la familia, Frances Hodgson Burnett comenzó a escribir con la idea de vivir como escritora.

En 1968 la revista "Godey's Lady's Book" publica un relato suyo, y tiempo después otras revistas como "Scribner's Monthly", "Peterson's Magazine" y "Harper's Bazaar" publican historias de su autoría.

En 1873 contrae matrimonio con el doctor Swan Burnett y se trasladan a París (Francia), donde permanecen dos años y tienen dos hijos, para luego regresar a Estados Unidos y asentarse en Washington DC.

En 1877 publicó sin mucho éxito su primera novela "Lowrie", recién en 1886 con "El pequeño lord" logró renombre, que consolidó posteriormente con "Una pequeña princesa" (1905) y "El jardín secreto" (1911).

En 1898 el matrimonio de divorcia y dos años más tarde se casa con Stephen Townsend en Génova (Italia), matrimonio turbulento que finalizó en 1902.

Tras obtener la ciudadanía estadounidense en 1905, Frances Hodgson Burnett construyó una casa en Plandome Manor (Nueva York) y vivió los últimos 17 años de en ella.

Libros destacados

  • El jardín secreto (1911)

Enlaces

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Teósofos » Teósofos siglo XX » Teósofos de Estados Unidos

Síguenos