Frases de Félix María Samaniego

A la orilla de un pozo, sobre la fresca yerba, un incauto mancebo dormía a pierna suelta. Gritóle la Fortuna: "Insensato, despierta; ¿No ves que ahogarte puedes, a poco que te muevas? Por ti y otros canallas a veces me motejan, los unos de inconstante, y los otros de adversa. ¡Reveses de Fortuna llamáis a las miserias! ¿Por qué, si son reveses de la conducta necia?". Fábulas morales

Frases de "Fábulas morales" (1781) Frases de Insensato


Así frecuentemente el hombre se deslumbra con lo hermoso; elige lo aparente, abrazando tal vez lo más dañoso; pero escarmiente ahora en tal cabeza. El útil bien es la mejor belleza. Fábulas morales

Frases de "Fábulas morales" (1781) Frases de Útil


Cierto artífice pintó una lucha, en que valiente un hombre tan solamente a un horrible león venció. Otro león, que el cuadro vio, sin preguntar por su autor, en tono despreciador dijo: "Bien se deja ver que es pintar como querer, y no fue león el pintor". Fábulas morales

Frases de "Fábulas morales" (1781) Frases de León


A un panal de rica miel dos mil moscas acudieron, que por golosas murieron, presas de patas en él. Otra dentro de un pastel enterró su golosina. Así, si bien se examina Los humanos corazones perecen en las prisiones del vicio que los domina. Fábulas morales

Frases de "Fábulas morales" (1781) Frases de Vicio


En casa de un cerrajero entró la Serpiente un día, y la insensata mordía en una Lima de acero. Díjole la Lima: "El mal, necia, será para ti; ¿Cómo has de hacer mella en mí, que hago polvos el metal?". Quien pretende sin razón al más fuerte derribar no consigue sino dar coces contra el aguijón. Fábulas morales

Frases de "Fábulas morales" (1781) Frases de Serpiente


(...) Puede perdonárseme bastante por haber sido el primero en la nación que ha abierto el paso a esta carrera, en que he caminado sin guía, por no haber tenido a bien entrar en ella nuestros célebres poetas castellanos. Dichoso yo si logro que, con la ocasión de corregir mis defectos, dediquen ciertos genios poéticos sus tareas a cultivar éste y otros importantes ramos de instrucción y provecho. Mientras así no lo hagan, habremos de contentarnos con leer sus excelentes églogas, y sacar de sus dulcísimos versos casi tanta melodía como de la mejor música del divino haydn, aunque tal vez no mayor enseñanza ni utilidad. Fábulas morales

Frases de "Fábulas morales" (1781) Frases de Instrucción


Un autor moderno, en su Tratado de educación, dice que en toda la colección de Lafontaine no conoce sino cinco o seis fábulas en que brilla con eminencia la sencillez pueril, y aun haciendo análisis de algunas de ellas, encuentra pasajes desproporcionados a la inteligencia de los niños. Esta crítica ha sido para mí una lección. Confesaré sincera? Mente que no he acertado a aprovecharme de ella, si en mi colección no se halla más de la mitad de fábulas que en la claridad V sencillez del estilo no pueda apostárselas a la prosa más trivial. Este me ha parecido el solo medio de acercarme al lenguaje en que debemos enseñar a los muchachos; pero ¿Quién tendrá bastante filosofía para acertar a ponerse en el lugar de éstos, y medir así los grados a que llega la comprensión de un niño? Fábulas morales

Frases de "Fábulas morales" (1781) Frases de Pedagogía


La mozuela, que estaba embebecida cuando llegó este apuro, gozando una fortísima embestida, pensó un medio seguro para que la función no se dejase si a su galán la tía allí encontrase. Montó en él ensartada, tapándole su cuerpo y puesta en popa, mientras la tía de jeringa armada llegó a la cama, levantó la ropa por un ladito y, como mejor pudo, enfiló el ojo del rollizo escudo. En tanto que empujaba el caldo con cuidado, la sobrina gozosa respingaba sobre el cañón de su galán armado, y la vieja, notando el movimiento, la dijo: - ¿Ves como te dan contento las lavativas, y que no te asustan? ¡Apuesto a que te gustan! A lo cual la sobrina respondió: - ¡Ay! , Por un lado sí, por otro no. El jardín de Venus

Frases de "El jardín de Venus" (1785) Frases de Cañón


Aunque esta primera prueba me asegura en parte de la utilidad de mi empresa, que es la verdadera recomendación de un escrito, no se contenta con ella mi amor propio. Siguiendo éste su ambiciosa condición, desea que respectivamente logren mis fábulas igual acogida que en los niños en los mayores, y aun si es posible, entre los doctos; pero a la verdad, esto no es tan fácil. Las espinas que dejan de encontrar en ellas los niños las hallarán los que no lo son en los repetidos defectos de la obra. Quizá no parecerán éstos tan de marca, dando aquí una breve noticia del método que he observado en la ejecución de mi asunto, y de las razones que he tenido para seguirle. Fábulas morales

Frases de "Fábulas morales" (1781) Frases de Amor propio


En una humilde aldea el Jueves Santo la pasión predicaban y, entre tanto, los payos del lugar que la escuchaban a lo vivo la acción representaban, imitando los varios personajes en la figura, el gesto y los ropajes. Para el papel sagrado de nuestro Redentor crucificado eligieron un mozo bien fornido que, en la cruz extendido con una tuniquita en la cintura mostraba en lo restante su figura, a los tiernos oyentes, en pelota, para excitar su compasión devota. El jardín de Venus

Frases de "El jardín de Venus" (1785) Frases de Compasión

Contexto histórico

Humanismo Ilustración Neoclasicismo

Influencia en las frases de Félix María Samaniego

Autores relacionados

Félix Lope De Vega José De Espronceda Tomás de Iriarte

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de España

Félix María Samaniego

Frases de Félix María Samaniego

Frases de Félix María Samaniego: Escritor español, autor de las fábulas "La cigarra y la hormiga", "El perro y el cocodrilo" y "La zorra y las uvas", todas incluidas en "Fábulas morales" (1781).

Nombres

RealFélix María Serafín Sánchez de Samaniego Zabala

Biografía Félix María Samaniego

Félix María Samaniego nace en el seno de una familia noble y rica, que tras los primeros estudios en el hogar paterno lo enviaron a estudiar derecho a la Universidad de Valladolid.

En un viaje de placer a Francia recibe la influencia de los enciclopedistas y se contagia de la crítica mordaz contra la política y la religión tan grata a los hombres del siglo, y cierto espíritu libertino y escéptico.

A su regreso a España Félix María Samaniego contrajo matrimonio y publica en 1781 los cinco primeros libros titulados "Fábulas en verso castellano", y en 1784 aparece en Madrid la versión definitiva, llamada "Fábulas morales" y formada por nueve libros con 157 fábulas.

Siguiendo el ejemplo de Fedro, elimina de sus fábulas el tono ingenuo y entrañable de que dotara Esopo a las suyas y las llena de críticas veladas pero implacables contra personajes relevantes, hábitos sociales y actitudes políticas de dudosa integridad.

Libros destacados

  • Fábulas morales (1781)
  • El jardín de Venus (1785)

Libros de Félix María Samaniego »

Enlaces

Síguenos en