Frases de Felipe Stanhope de Chesterfield

París es el lugar del mundo donde, si lo deseas, puedes unir mejor lo utile et dulce [útil y lo placentero]. Hasta tus mismos placeres podrán serte también de provecho, si te los procuras en compañía de los naturales del lugar y en la alta sociedad. Por el modo en que siempre te has comportado en otras partes no me faltan motivos para creer que una vez más no faltarás a tus deberes en París. Recuerda que éste es para ti un momento decisivo; todo cuanto hagas en Francia será conocido aquí por mil personas por lo menos, y tu reputación, sea cual sea, te precederá. Carta CXCI, Cartas a su hijo

Frases de "Cartas a su hijo" (1774) Frases de París


Sea cual fuere la opinión que tengas de tus talentos, no los ostentes con afectación, no procures, como hacen muchos, que la conversación recaiga sobre materia que pueda presentarte ocasión de lucirlos. Si son reales, aparecerán infaliblemente, y de una manera más ventajosa que señalándolos tu mismo. Nunca sostengas una opinión con calor y vociferaciones, aun cuando conozcas que tienes razón: manifiesta tu parecer con modestia y sangre fría, medio único de convencer; y si éste no bastase, trata de cambiar la conversación, diciendo con buen humor: "Difícilmente nos convenceremos uno a otro, y no siendo necesario que estemos de acuerdo, más vale hablar de otra cosa". Carta CCI, Cartas a su hijo

Frases de "Cartas a su hijo" (1774) Frases de Modestia


Hay otros requisitos necesarios en la práctica de los negocios, y merecen que los consideres en tus ratos desocupados, tales como el dominio absoluto sobre tu temperamento de modo que nada sea capaz de provocar tu cólera: paciencia para escuchar peticiones frívolas, impertinentes e inmoderadas, con bastante arte como para rehusar sin ofender, o para doblar el valor de la obligación por la manera de concederla; mucha destreza para ocultar la verdad sin decir una mentira ; harta sagacidad para leer en los semblantes de las gentes, y serenidad bastante para no dejarles descubrir nada en el tuyo; finalmente, una franqueza aparente con una real reserva. Estos son los primeros rudimentos de un político, y el mundo debe ser tu gramática. Carta CCVII, Cartas a su hijo

Frases de "Cartas a su hijo" (1774) Frases de Temperamento


Los jóvenes de tu edad obran por lo regular con una franqueza irreflexiva, que les hace caer incautamente en las garras de los hombres astutos y experimentados. Todo bribón o trapacero que se les vende por su amigo, lo consideran como tal, y pagan esa simulada amistad con una confianza indiscreta e ilimitada, que siempre les es muy costosa y ocasiona muchas veces su ruina. Guárdate pues, ahora que vas entrando en el mundo, de estas prometidas amistades; acógelas con mucha urbanidad, mas al mismo tiempo con suma desconfianza; págalas con cumplimientos, pero nunca les abras tu pecho. No permitas que tu vanidad y tu amor propio te persuadan de que los hombres se convierten en amigos tuyos a primera vista, o aun a poco de haberte conocido. La verdadera amistad es una planta que crece lentamente... Carta CXCVIII, Cartas a su hijo

Frases de "Cartas a su hijo" (1774) Frases de Falsos


(...) Al mismo tiempo de evitar la amistad de bribones y de necios, si tal puede llamarse amistad, no hay necesidad de que los conviertas gratuitamente en enemigos tuyos, porque forman gremios muy numerosos y temibles. Yo, en vez de alianza o guerra con ninguno de ellos, elegiría más bien una neutralidad tranquila y segura; y tú puedes ser enemigo declarado de sus vicios y locuras, sin que te consideren como enemigo personal. Después de su amistad nada debes temer más que su enojo. Procura ser realmente reservado con casi todo el mundo, pero cuidando de que esta reserva no se manifieste exteriormente, porque es cosa muy desagradable parecer reservado, y muy peligroso no serlo en efecto. Pocas personas encuentran el justo medio, muchas son ridículamente misteriosas en bagatelas, y otras comunican con la mayor imprudencia cuanto saben. Carta CCXXXIV, Cartas a su hijo

Frases de "Cartas a su hijo" (1774) Frases de Imprudencia

Influencia en las frases de Felipe Stanhope de Chesterfield

Influencia a... [mostrar]

Autores relacionados

Samuel Johnson

Ocupación

Políticos » Políticos siglo XVIII » Políticos de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XVIII » Escritores de Inglaterra

Escritores siglo XVII » Estadistas » Estadistas siglo XVII

Estadistas de Inglaterra » Políticos siglo XVII &raqu

Felipe Stanhope de Chesterfield


Frases de Felipe Stanhope de Chesterfield: Político, estadista y escritor inglés, famoso por la recopilación de correspondencia que mantuvo con su hijo, "Cartas a su hijo" (1774).

Nombres

RealPhilip Dormer Stanhope
SeudónimoJeffrey Broadbottom

Biografía Felipe Stanhope de Chesterfield

Felipe Stanhope de Chesterfield estudia en el "Trinity Hall" (quinto college más antiguo de la Universidad de Cambridge) y luego recorre el continente Europeo para completar su formación como noble.

La muerte de la reina Ana de Gran Bretaña (1714) y la coronación de Jorge I de Gran Bretaña le abre el camino a su carrera política, entrando como cortesano del Rey por ser un Whig (simpatizante del Partido Liberal Británico) bajo la tutoría de James Stanhope, pariente y ministro favorito del Rey.

En 1716, tras regresar del Grand Tour y enviar al gobierno británico valiosa información sobre una conspiración jacobita, Felipe Stanhope de Chesterfield ocupa un escaño y toma parte activa en los debates parlamentarios.

A la muerte de su padre en 1726, tomó su escaño en la Cámara de los Lores, y su oratoria, por lo general poco efectiva en los Comunes, pronto fue apreciada por los Lores, entre los cuales comenzó a destacar.

En 1732 Felipe Stanhope de Chesterfield tuvo un hijo con Mademoiselle du Bouchet, dama francesa con la que no se casó, pero consideró su deber procurar un brillante futuro a su hijo Philipp, a quien internó en la prestigiosa "Westminster School" y con quien comenzaría la correspondencia que formarían las "Cartas a su hijo".

En 1751, secundado por el presidente de la Royal Society, Lord Macclesfield, y por el matemático James Bradley, promovió con éxito en el parlamento la adopción del calendario gregoriano en el Reino Unido.

Una paulatina sordera fue alejando a Felipe Stanhope de Chesterfield poco a poco de la vida política y de la sociedad, y tras la muerte de su hijo en 1768, se dedica a cuidar a su ahijado y primo tercero y a velar por dos nietos que no conocía.

Libros destacados

  • Cartas a su hijo (1774)

Libros de Felipe Stanhope de Chesterfield »

Enlaces

Síguenos en