Frases de Ernesto Sabato

La ciencia ha sido un compañero de viaje, durante un trecho, pero ya ha quedado atrás. Todavía, cuando nostálgicamente vuelvo la cabeza, puedo ver algunas de las altas torres que divisé en mi adolescencia y me atrajeron con su belleza ajena de los vicios carnales. Pronto desaparecerán de mi horizonte y sólo quedará el recuerdo. Muchos pensarán que esta es una traición a la amistad, cuando es fidelidad a mi condición humana. Uno y el universo

Frases de "Uno y el universo" (1945) Frases de Física


La idea de que el poder está unido a la fuerza física y a la materia es la creencia de las personas sin imaginación. Para ellos, una cachiporra es más eficaz que un logaritmo, un lingote de oro es más valioso que una letra de cambio. Pero la verdad es que el imperio del hombre se multiplicó desde el momento en que comenzó a reemplazar las cachiporras por logaritmos y los lingotes de oro por letras de cambio. Hombres y engranajes

Frases de "Hombres y engranajes" (1951) Frases de Acciones financieras


Es un mundo que vive en la perversidad, donde unos pocos contabilizan sus logros sobre la amputación de la vida de la inmensa mayoría. Se ha hecho creer a algún pobre diablo que pertenece al Primer Mundo por acceder a los innumerables productos de un supermercado. Y mientras aquel pobre infeliz duerme tranquilo, encerrado en su fortaleza de aparatos y cachivaches, miles de familias deben sobrevivir con un dólar diario. Son millones los excluidos del gran banquete de los economicistas. Antes del fin

Frases de "Antes del fin" (1999) Frases de Perversidad


La ciudad por la que siento nostalgia, la que ansiosamente deseo reencontrar, no es la que estoy viendo, áspera y prestigiosa ciudad europea con sus antiguos mármoles, sus fuentes y monumentos, el empedrado de sus plazas, su majestuoso Prado, sino aquella que conservo a salvo en los espacios de la memoria, una ciudad construida por aromas, sonidos, el declinar de una tarde, una esquina, una cena compartida. Por algo tan leve, pero de tanta gravedad, hecho de presencia y de espíritu. Sí, sobre todo de espíritu. España en los diarios de mi vejez

Frases de "España en los diarios de mi vejez" (2004) Frases de Madrid


Un animal se educa chocando contra el mundo exterior y adquiriendo así ciertos reflejos que lo hacen apto para soportar la vida. Un niño también. No veo, entonces, cómo han de poder considerarse ciertos castigos como contraindicados; ¿No forma parte la mano del padre del mundo exterior? No creo que se pretenda argüir seriamente que hay una diferencia esencial entre un niño que va hacia un objeto y un objeto que viene hacia un niño; sería reincidir en las oscuras creencias del movimiento absoluto. Uno y el universo

Frases de "Uno y el universo" (1945) Frases de Pautas de crianza


(...) Queda tan muerto como queda una casa cuando se retiran para siempre los seres que la habitan y, sobre todo, que sufrieron y se amaron en ella. Pues no son las paredes, ni el techo, ni el piso lo que individualiza la casa sino esos seres que la viven con sus conversaciones, sus risas, con sus amores y odios; Seres que impregnan la casa de algo inmaterial pero profundo, de algo tan poco material como es la sonrisa en un rostro, aunque sea mediante objetos físicos como alfombras, libros o colores. Sobre héroes y tumbas

Frases de "Sobre héroes y tumbas" (1961) Frases de Hogar


Pero, para colmo, nadie te podrá garantizar lo porvenir, porvenir que en cualquier caso es triste: si fracasás, porque el fracaso es siempre penoso y, en el artista, es trágico; si triunfás, porque el triunfo es siempre una especie de vulgaridad, una suma de malentendidos, un manoseo; convirtiéndote en esa asquerosidad que se llama un hombre público, y con derecho (con derecho?) un chico como vos mismo eras al comienzo te podrá escupir. Y también deberás aguantar esa injusticia, agachar el lomo y seguir produciendo tu obra, como quien levanta una estatua en un chiquero. Abaddón el exterminador

Frases de "Abaddón el exterminador" (1974) Frases de Malentendidos


Estamos en camino pero no caminando, estamos encima de un vehículo sobre el que nos movemos sin parar, como una gran planchada, o como esas ciudades satélites que dicen que habrá. Ya nada anda a paso de hombre, ¿Acaso quién de nosotros camina lentamente? Pero el vértigo no está sólo afuera, lo hemos asimilado a la mente que no para de emitir imágenes, como si ella también hiciese zapping; y, quizás, la aceleración haya llegado al corazón que ya late en clave de urgencia para que todo pase rápido y no permanezca. La Resistencia

Frases de "La Resistencia" (2000) Frases de Poder de la imagen


Pero, en general, la humanidad me pareció siempre detestable. No tengo inconvenientes en manifestar que a veces me impedía comer en todo el día o me impedía pintar durante una semana el haber observado un rasgo; Es increíble hasta qué punto la codicia, la envidia, la petulancia, la grosería, la avidez y, en general, todo ese conjunto de atributos que forman la condición humana pueden verse en una cara, en una manera de caminar, en una mirada. Me parece natural que después de un encuentro así uno no tenga ganas de comer, de pintar, ni aun de vivir. El túnel

Frases de "El túnel" (1948) Frases de Atributos


Dice Jung que el amor a las cosas es prerrogativa masculina, mientras que es un rasgo esencialmente femenino el hacer todo por amor a un ser humano. Esto es parcialmente cierto, pues habría que decir, con más precisión, que la característica del hombre es su amor a la cosidad, a las cosas en abstracto. Pues el amor concreto de la mujer a los seres que la rodean se proyecta a las cosas inanimadas que de algún modo estén vinculadas a ellos: una pipa, un traje, un juguete y, en general, a todos los objetos que constituyen el universo casero. Heterodoxia

Frases de "Heterodoxia" (1953) Frases de Abstracto


Pocos países en el mundo debe de haber en que el sentimiento de nostalgia sea tan reiterado: en los primeros españoles, porque añoraban su patria, lejana; luego en los indios, porque añoraban su libertad perdida y su propio sentido de la existencia; más tarde en los gauchos desplazados por la civilización gringa, exiliados en su propia tierra, melancólicamente rememorando la edad de oro de su salvaje independencia; en los viejos patriarcas criollos, porque sentían que aquel hermoso tiempo de la generosidad y de la cortesía se convertía en el materialismo y mezquino territorio del arribismo y de la mentira.

Frases de Gauchos


El amor verdadero no era precisamente uno de esos absolutos; Pregunta en la cual la palabra "amor", sin embargo, tenía tanto que ver con la empleada por kant o hegel como la palabra "catástrofe" con un descarrilamiento o un terremoto, con sus mutilados y muertos, con sus aullidos y su sangre. Bruno respondía que, a su juicio, la calidad del amor que hay entre dos seres que se quieren cambia de un instante a otro, haciéndose de pronto sublime, bajando luego hasta la trivialidad, convirtiéndose más tarde en algo afectuoso y cómodo, para repentinamente convertirse en un odio trágico o destructivo. Sobre héroes y tumbas

Frases de "Sobre héroes y tumbas" (1961) Frases de Verdadero amor

Influencias

Autores relacionados

Adolfo Bioy Casares Eduardo Galeano Julio Cortázar Mario Vargas Llosa

Ernesto Sabato

Ernesto Sabato

Escritor, novelista, ensayista, físico y artista plástico argentino, autor de "Uno y el universo" (1945), "El túnel" (1948), "Sobre héroes y tumbas" (1961), "El escritor y sus fantasmas" (1963) y "La resistencia" (2000).

Biografía Ernesto Sabato

Ernesto Sabato fue el décimo hijo de Francesco Sabato y Giovanna María Ferrari, inmigrantes italianos provenientes de Calabria.

Cursa sus estudios primarios en una escuela de su ciudad natal y en 1924 viaja a la ciudad de La Plata para realizar sus estudios secundarios en el Colegio Nacional, egresando en 1929 y siguiendo la carrera de Ciencias Físico-Matemáticas en la Universidad de dicha ciudad.

Durante su paso por la facultad, Ernesto Sabato fue un activo militante comunista, siendo Secretario General de la Federación Juvenil Comunista y viajando dos años a las Escuelas Leninistas de Moscú, donde abandonó el congreso y se dirigió a París (Francia).

En 1936 contrae matrimonio con Matilde Kusminsky Richte y dos años más tarde obtiene el Doctorado en Física y una beca para realizar investigaciones en el Laboratorio Curie de París (Francia).

En 1945 Ernesto Sabato publica "Uno y el universo", seguido por "El túnel" (1948), "Hombres y engranajes" (1951) y "Sobre héroes y tumbas" (1961) entre otros.

En 1978 le otorgan la "Gran Cruz al mérito civil" en España y al año siguiente es distinguido en Francia como "Comandante de la Legión de Honor".

En 1985 Ernesto Sabato preside la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) que publica el informe "Nunca más" sobre la represión llevada a cabo en Argentina por los gobiernos militares desde 1976 hasta 1983.

De su obra también destacan "El escritor y sus fantasmas" (1963), "Apologías y rechazos" (1979) y "La resistencia" (2000).

Libros destacados

  • El túnel (1948)
  • Sobre héroes y tumbas (1961)
  • La Resistencia (2000)
  • Uno y el universo (1945)
  • Hombres y engranajes (1951)
  • El escritor y sus fantasmas (1963)

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argentina

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Argentina

Físicos » Físicos siglo XX » Físicos de Argentina

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Argentina

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Argentina

Síguenos en