Frases de Ernest Hemingway - Página 3

Frases de Ernest Hemingway (página 3 de 8)

49. Pues deberías soñar...Todos nuestros más grandes hombres de negocios han sido soñadores. "Fiesta" (1926)

Hombres de negocios


50. Empezaba a notar esta dificultad, tan masculina, de permanecer mucho tiempo con una mujer en los brazos. "Adiós a las armas" (1929)

Brazos


51. - ¿Eres comunista? -No. Yo soy antifascista. - ¿Desde hace mucho tiempo? -Desde que comprendí lo que era ser fascista. "Por quién doblan las campanas" (1940)

Fascista


52. Sabes muy bien que sólo te quiero a ti. ¿Qué importa que alguien me haya amado antes? "Adiós a las armas" (1929)

Te quiero


53. Lo malo de la lucha contra la pobreza es que el único modo de ganarla es no gastar. "París era una fiesta" (1964)

Pobreza


54. A la persona que trabaja y que encuentra satisfacción en su trabajo, la pobreza no le preocupa. "París era una fiesta" (1964)

Satisfacción


55. Será más difícil de comer que el bonito, pero después de todo, nada es fácil. "El viejo y el mar" (1952)

Comer


56. Este pez podría alimentar a mucha gente, pero ¿Serían dignos de comérselo? No claro que no. "El viejo y el mar" (1952)

Pez


57. Era una mujer maravillosa de verdad...Y en aquel preciso instante se le ocurrió pensar que iba a morir. "La quinta columna y los primeros cincuenta y nueve relatos" (1938)

Maravillosa


58. No hay animal más libre que el gato; pero entierra sus excrementos. El gato es el mejor anarquista. "Por quién doblan las campanas" (1940)

Anarquista


59. El camino al infierno está pavimentado con animales de peluche no comprados, pero no es mía la culpa. "Fiesta" (1926)

Infierno


60. ¡Qué conversación más aburrida, demonios! ¿Qué pasaría si tomáramos un poco de ese champán? "Fiesta" (1926)

Champán


61. Pensé que todas las generaciones se pierden por algo y siempre se han perdido y siempre se perderán... "París era una fiesta" (1964)

Generación


62. (...) Requemado por el sol y la violada, redondeada, iridiscente, gelatinosa y violada vejiga de una medusa flotando cerca del bote. "El viejo y el mar" (1952)

Bote


63. Eres una perra –dijo- , una perra rica. Ahora estoy lleno de poesía. Podredumbre y poesía. Poesía podrida... "La quinta columna y los primeros cincuenta y nueve relatos" (1938)

Poesía


64. No puedo soportar la idea de que mi vida se va con tanta rapidez y yo no la vivo realmente. "Fiesta" (1926)

Soportar


65. Es moral todo lo que hace que me sienta bien, e inmoral todo lo que hace que me sienta mal. "Muerte en la tarde" (1932)

Inmoral


66. Los peces no son tan inteligentes como los que los matamos. Pero son más nobles y más hábiles. "El viejo y el mar" (1952)

Pez


67. Cuando las lluvias frías persistían y mataban la primavera, era como si una persona joven muriera sin razón. "París era una fiesta" (1964)

Lluvia


68. Sentía la soledad de muerte que llega al cabo de cada día de la vida que uno ha desperdiciado. "París era una fiesta" (1964)

Soledad


69. La dignidad de movimientos de un iceberg se debe a que solamente un octavo de su masa aparece sobre el agua. "Muerte en la tarde" (1932)

Dignidad


70. Un escritor que omite ciertas cosas porque no las conoce, no hace más que dejar lagunas en lo que escribe. "Muerte en la tarde" (1932)

Escritor


71. Preferiría atrapar la viruela antes que enamorarme de otra mujer, ya que por el momento me gusta la que tengo. "Muerte en la tarde" (1932)

Estar enamorado


72. (...) Pero hacen falta más cojones para entregarse a un deporte en el que la muerte es uno de sus ingredientes. "Muerte en la tarde" (1932)

Deporte

Autores relacionados

F. Scott Fitzgerald James Joyce John Steinbeck William Faulkner

Síguenos