Frases de Erik Larson

Debo confesar un secreto vergonzoso: me encanta Chicago en invierno. El diablo en la ciudad blanca

"El diablo en la ciudad blanca" (2003) Frases de "El diablo en la ciudad blanca" (2003) Frases de Invierno


Debajo de las estrellas del lago estaba oscuro y sombrío, (...), pero en sus orillas brillaba y brillaba el resplandor de oro de la ciudad de marfil, hermoso como el sueño de un poeta, silencioso como la ciudad de los muertos. El diablo en la ciudad blanca

"El diablo en la ciudad blanca" (2003) Frases de "El diablo en la ciudad blanca" (2003) Frases de Resplandor


La humanidad está en grave peligro, pero los gobiernos democráticos parecen no saber qué hacer. Si no hacen nada, la civilización occidental, la libertad religiosa, personal y económica están en grave peligro. En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de Civilización occidental


(...) Ella empezó por primera vez a atemperar un poco su idealista visión de la revolución nazi. "Empezó a aparecer ante mis románticos ojos...Una red vasta y compleja de espionaje, terror, sadismo y odio, de la cual nadie, oficial o soldado, podía escapar". En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de Espionaje


Viajando por la ciudad aquel día, Dodd se sorprendió de nuevo por la "extraordinaria" tendencia alemana a las decoraciones navideñas. Vio árboles de navidad por todas partes, en todas las plazas públicas y en todas las ventanas. "Uno pensaría", escribió, "que los alemanes creían en Jesucristo o practicaban sus enseñanzas". En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de Alemanes


Debemos tener presente, creo yo, que cuando Hitler dice algo, de momento se convence a sí mismo de que es cierto. En general es sincero, pero al mismo tiempo, es un fanático. En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de Hitler


Las infracciones menores tenían como castigo palizas con un bastón y períodos de confinamiento solitario. Hasta la ironía salía cara. Se administrarían ocho días de aislamiento y "veinticinco golpes" a "cualquiera que hiciese comentarios despectivos o irónicos a un miembro de las SS, omitiese deliberadamente las marcas de respeto prescritas, o demostrase de cualquier otra forma su falta de voluntad para someterse a las medidas disciplinarias". En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de SS


A fin de cuentas Dodd resultó ser exactamente lo que quería Roosevelt, un faro solitario de libertad y esperanza americanas en una tierra cada vez más oscura. En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de Faro


Por todas partes incertidumbre, fermento, secretos. En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de Incertidumbre


(...) Son azules. Los grandes asesinos, como los grandes hombres en otros ámbitos, tienen los ojos azules. El diablo en la ciudad blanca

"El diablo en la ciudad blanca" (2003) Frases de "El diablo en la ciudad blanca" (2003) Frases de Grandes hombres


(...) Todo el mundo susurraba y traficaba con rumores frescos. En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de Rumor


La Gestapo incrementó su negra imagen manteniendo en secreto sus operaciones y sus fuentes de información. De repente, como salidas de la nada, la gente recibía unas tarjetas pidiéndoles que se presentaran para interrogarles. Eran terroríficas. A pesar de su forma prosaica, tales convocatorias no podían ser descartadas ni ignoradas. Ponían a los ciudadanos en la situación de tener que presentarse ellos mismos en el más espantoso de los edificios y responder a unas acusaciones o cargos de los cuales probablemente no tenían ni la menor idea, con la posibilidad (a menudo imaginaria, pero en muchos casos bastante real) de encontrarse al final de aquel mismo día en un campo de concentración, bajo "custodia preventiva". En el jardín de las bestias

Frases de "En el jardín de las bestias" (2011) Frases de Gestapo

Influencia en las frases de Erik Larson

Autores relacionados

Laura Hillenbrand

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Estados Unidos

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Estados Unidos

Erik Larson


Frases de Erik Larson: Escritor, profesor y periodista estadounidense, autor de "La tormenta de Isaac" (1999), "El diablo en la ciudad blanca" (2003), "En el jardín de las bestias" (2011) y "Lusitania" (2015).

Biografía Erik Larson

Erik Larson nace en Brooklyn, pero al poco tiempo la familia se traslada a Freeport (Nassau, Nueva York), donde transcurre su infancia a adolescencia.

Finalizada su educación inicial, estudia historia rusa en la Universidad de Pensilvania, graduándose con honores en 1976.

Un año después Erik Larson comienza a estudiar periodismo en la Universidad de Columbia, finalizando sus estudios en 1978.

Comienza a trabajar como periodista en el "The Bucks County Courier Times" (Levittown, Pensilvania) y tiempo después se convierte en columnista de "The Wall Street Journal" y la revista "TIME magazine".

En 1992 Erik Larson debuta como escritor con "El consumidor al desnudo", publicando luego entre otros "La tormenta de Isaac" (1999), "El diablo en la ciudad blanca" (2003), "En el jardín de las bestias" (2011) y "Lusitania" (2015).

Libros destacados

Libros de Erik Larson »

Enlaces

Síguenos en