Frases de Enrique López Albújar

En la ciudad el vino deja de ser vino y el pan deja de ser pan. Y para que el pobre consiga comer realmente pan y beber realmente vino, es necesario que primero sacrifique en la capilla siniestra de la fábrica un poco de alegría, de inteligencia, de sudor, de músculo, de salud...

Frases de Fábrica


(...) Habría que estar en su lugar primero. La suposición está siempre por debajo de la realidad. El sufrimiento no se supone, hay que sentirlo. Además, el instinto de conservación es tan poderoso...Y, en medio del dolor, de la infidelidad. Siempre hay algo que nos liga a la vida.

Frases de Instinto de conservación


Y cuando la imprudencia y la delación pusieron alguna vez al indio en la alternativa de batirse a muerte o entregarse, él no vaciló jamás en jugar serena y valientemente su vida, arremetiendo con tal pujanza y furia que todo que todo cedía a su paso; y siempre supo escapar dejando tras sí la admiración y la muerte.

Frases de Imprudencia


(...) Se diría que el indio gozaba con esta vida de inquietud y peligro, que su naturaleza fuerte y bravía necesitaba de estas persecuciones violentas, en las que, mientras sus perseguidores desplegaban toda la habilidad de un cazador apasionado, él desplegaba toda la ferocidad del tigre y toda la astucia del zorro.

Frases de Indio


Un asesinato es un caso vulgar, un hecho más o menos vivo de bestialidad, de ferocidad. Es lo corriente, y más corriente todavía procesar por estas cosas. Mientras unos se entretienen en poner pinceladas azules en el lienzo de la vida, para que se las aplaudan, otros rabian por ponerlas rojas, para que la justicia tenga que intervenir.

Frases de Asesinato


¿Qué sería de Alemania sin cerveza? Pregúntale a la cebada y al lúpulo y ellos te contarán la historia de Alemania. La cerveza es la madre de sus teorías enrevesadas y acres, como arenque ahumado, y de su militarismo férreo, militarismo frío, rudo, mastodónico, geófago, que ve la gloria a través de las usinas y de los cascos guerreros.

Frases de Alemania


¿Qué podría ser aquello? ¿Alguna manifestación venérea? ¿Algún resabio atávico? ¿La incubación de algún parásito maligno?... Zimens voló a preguntas, sufrió todos sus exámenes, todas sus prescripciones, para saber, al fin, que las garras implacables de un cáncer le habían cogido por lo más noble del cuerpo y que su mal era irremediable.

Frases de Cáncer


No se trata de cambiar de amo sino de sistema, de darnos un gobierno que garantice la libertad y el trabajo de todos, criollos y mestizos, indios y libertos; que nos reparta una justicia más equitativa y no se la dé al que mejor la pague. -Sobre todo, de la libertad de comerciar con quien querramos -añadió el señor de los Ríos y Zúñiga-. Basta de trabas e imposiciones.

Frases de Indios


-Ahora, dígame usted, ¿No es verdad que he debido matarme hace tiempo? Me limité a Contestarle: -Si no fuera juez le daría a usted mi revólver. -El revólver es lo de menos, mi querido señor. Hay cien maneras de matarse. Y, haciendo una genuflexión profunda, se retiró diciendo: -Me voy con la satisfacción de saber que hay una religión que perdona al pecador y justicia que absuelve al delincuente... ¡Adiós!

Frases de Revólver


Y, repentinamente, maniatado y conducido por cuatro mozos corpulentos, apareció ante el tribunal un indio de edad incalculable, alto, fornido, ceñudo, y que parecía desear las injurias y amenazas de la muchedumbre. En esa actitud, con la ropa ensangrentada y desgarrada por las manos de sus perseguidores y las dentelladas de los perros ganaderos, el indio más parecía la estatua de la rebeldía que del abatimiento.

Frases de Indio


Por la carne era capaz de todo, y aún cuando a la hora de comer no tenía preferencias por ninguna, roja o blanca, cruda o cocida, podrida o fresca, tierna o dura, los trozos crudos y sanguinolentos, acabados de traer del mercado, causábanle como una especie de sádico enternecimiento. Para él habría sido un placer revolcarse, a la manera del gato cuando olfatea algo que excita su sensibilidad, sobre un colchón de carne roja y palpitante.

Frases de Carne


Se está dentro de la ley como se está fuera de ella, y se sale de ella por una infinidad de puertas con más o menos violencia -cuestión de temperamento- pero siempre por las mismas puertas que salieron otros. No hay novedad en esto no hay originalidad en el delito acabaría por aburrirse al ver la estupidez de los delincuentes. Siempre las mismas cosas: agresión, violencia, engaño, latrocinio. Los cuatro puntos cardinales del crimen, dentro de los cuales el alma de los predestinados se agita como una aguja imantada.

Frases de Crimen

Autores relacionados

Abraham Valdelomar Clorinda Matto de Turner José María Arguedas

Enrique López Albújar


Escritor, poeta, novelista, maestro, periodista y abogado peruano, considerado uno de los creadores del Indigenismo en el Perú y autor de "Cuentos Andinos" (1920), "Matalaché" (1928), "El hechizo de Tomaiquichua" (1943) y "Nuevos cuentos andinos" (1937).

Libros destacados

  • Cuentos Andinos (1920)
  • Matalaché (1928)
  • Nuevos cuentos andinos (1937)
  • El hechizo de Tomayquichua (1943)
  • De mi casona (1924)
  • Las caridades de la señora Tordoya (1955)

Enlaces

Ocupación

Abogados » Abogados siglo XX » Abogados de Perú

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Perú

Maestros » Maestros siglo XX » Maestros de Perú

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Perú

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Perú

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Perú

Síguenos en