Frases de Elena Ferrante

(...) Así era nuestro mundo, estaba lleno de palabras que mataban: el crup, el tétanos, el tifus petequial, el gas, la guerra, el torno, los escombros, el trabajo, el bombardeo, la bomba, la tuberculosis, la supuración. El origen de los muchos miedos que me han acompañado toda la vida se remontan a esos vocablos y a esos años. La amiga estupenda

Frases de "La amiga estupenda" (2011) Frases de Escombros


-Hay demasiados pazguatos sueltos. - ¿Pazguatos? -Gente que se escandaliza, como si no se supiera que o los partidos hacen su trabajo o surgen las bandas armadas y las logias masónicas. - ¿Qué quieres decir? -Quiero decir que un partido solo puede ser distribuidor de favores a cambio de consenso, los ideales forman parte del decorado. -Muy bien, entonces yo soy una pazguata. -Eso ya lo sé. La niña perdida

Frases de "La niña perdida" (2014) Frases de Consenso


No siento nostalgia de nuestra niñez, está llena de violencia. Nos pasaba de todo, en casa y fuera, a diario, pero no recuerdo haber pensado nunca que la vida que nos había tocado en suerte fuese especialmente fea. La vida era así y punto; Crecíamos con la obligación de complicársela a los demás antes de que nos la complicaran a nosotras. La amiga estupenda

Frases de "La amiga estupenda" (2011) Frases de Niñez


La contemplaba desde la ventana, sentía que su forma anterior se había roto y me acordaba de aquel párrafo precioso de la carta, del cobre partido y deformado. Era una imagen que utilizaba ya continuamente, cada vez que notaba una fractura dentro de ella o dentro de mí. Sabía -tal vez esperaba- que ninguna forma habría podido contener jamás (...) y que tarde o temprano lo destrozaría todo otra vez. La amiga estupenda

Frases de "La amiga estupenda" (2011) Frases de Crisis


(...) Reaccionaba explicándome, de hecho, que yo no había ganado nada, que en el mundo no había nada que ganar, que su vida estaba llena de aventuras diferentes y desatinadas igual que la mía, y que el tiempo sencillamente se escurre sin sentido alguno, y que era bonito solo vernos de vez en cuando para oír el sonido loco del cerebro de la una resonando dentro del sonido loco del cerebro de la otra. Un mal nombre

Frases de Pesimismo


La infancia es una fábrica de mentiras que perduran imperfectamente; la mía al menos había sido así. Pero sentía las voces de los niños en la calle y me parecía que no eran diferentes de cómo yo había sido; chillaban en el mismo dialecto; cada uno de ellos se creía otra cosa; eran invenciones, mientras pasaban las tardes en las aceras desoladas bajo la mirada del hombre de la camiseta. Corrían en los triciclos e intercambiaban insultos alternándolos con gritos penetrantes de alegría. Insultos con fondo sexual; en su jerga obscena se insertaba a veces, con obscenidad aún más sangrienta, la voz del hombre de la barra. El amor molesto

Frases de "El amor molesto" (1992) Frases de Voces


Su bienestar económico, su buena educación, el prestigio de joven militante de izquierdas muy conocido entre los estudiantes, la sociabilidad, incluso su valor cuando intervenía con discursos bien calibrados contra personas poderosas dentro y fuera de la universidad, le habían otorgado un aura que, por ser su novia, su chica o su compañera, se había extendido de manera automática a mí, como si el puro y simple hecho de que me amara fuese la certificación pública de mis cualidades. Un mal nombre

Frases de Novia


(...) Su presencia en mi vida, habían ocultado mi condición real pero no la habían cambiado, no había conseguido integrarme de veras. Me encontraba entre los que se esforzaban día y noche, que conseguían magníficos resultados, que eran tratados incluso con simpatía y aprecio, pero que jamás lucirían con la actitud adecuada la alta calidad de esos estudios. Siempre tendría miedo: miedo de decir la frase equivocada, de usar un tono excesivo, de ir vestida de forma inadecuada, de revelar sentimientos mezquinos, de no tener pensamientos interesantes. Un mal nombre

Frases de Condición


Temía que hablara en dialecto, que dijera groserías, que resultara evidente que no había pasado de los estudios de primaria. Temía que en cuanto abriese la boca todos quedaran hipnotizados por su inteligencia y que hasta la propia Galiani quedara encantada. Temía que la profesora la considerase tan presuntuosa como ingenua y que me dijera: Quién es esta amiga tuya, deja de verla. Temía que comprendiera que yo no era más que una pálida sombra de ella y que dejara de ocuparse de mí para interesarse por ella, que quisiera volver a verla, que se empeñara en conseguir que retomara los estudios. Un mal nombre

Frases de Atracción


(...) Era seca como una anchoa en salmuera, desprendía un olor salvaje, tenía la cara alargada, estrecha en las sienes, ceñida entre dos mechones de cabellos lacios y negrísimos. La amiga estupenda

Frases de "La amiga estupenda" (2011) Frases de Salvaje


Ahora que estaba muerta, alguien le había raspado los cabellos y le había deformado el rostro para reducirla a mi cuerpo. Sucedía después de que, durante años, por odio, por miedo, hubiera deseado perder todas sus raíces, hasta las más profundas: sus gestos, las inflexiones de su voz, el modo de agarrar un vaso o beber de una taza, cómo se ponía una falda, cómo un vestido, el orden de los objetos en la cocina, en los cajones, las modalidades de los lavados más íntimos, los gustos alimentarios, las repulsiones, los entusiasmos, y luego la lengua, la ciudad, los ritmos de la respiración. Todo rehecho, para convertirme en yo y separarme de ella. El amor molesto

Frases de "El amor molesto" (1992) Frases de Yo


Un mediodía de abril, justo después de comer, mi marido me anunció que quería dejarme. Lo dijo mientras quitábamos la mesa, los niños se peleaban como de costumbre en la habitación de al lado y el perro gruñía en sueños junto al radiador. Me dijo que estaba confuso, que estaba atravesando una mala época, que se sentía cansado, insatisfecho, quizá también ruin. Habló largo y tendido de nuestros quince años de matrimonio, de nuestros hijos, y admitió que no tenía nada que reprocharnos, ni a ellos ni a mí (...) Luego asumió la culpa de todo lo que estaba pasando y se fue, cerró con cuidado la puerta de casa y me dejó petrificada junto al fregadero. Los días del abandono

Frases de "Los días del abandono" (2002) Frases de Insatisfecho

Autores relacionados

Jojo Moyes Jonathan Franzen

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Italia

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Italia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Italia

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Italia

Elena Ferrante


Frases de Elena Ferrante: Escritora, novelista, guionista y traductora italiana, autora de "La amiga estupenda" (2011), "Un mal nombre" (2012), "Las deudas del cuerpo" (2013) y "La niña perdida" (2014).

Nombres

RealAnita Raja

Biografía Elena Ferrante

Elena Ferrante es el pseudónimo de una escritora de la cual hay muy poca información, siendo su nacionalidad italiana el único dato confirmado.

En 1992 publica su primera novela, "El amor molesto", seguida por "Los días del abandono" (2002).

En 2011 Elena Ferrante inicia la saga "Dos Amigas" con la novela "La amiga estupenda", seguida por "Un mal nombre" (2012), "Las deudas del cuerpo" (2013) y "La niña perdida" (2014).

Libros destacados

  • La amiga estupenda (2011)
  • Un mal nombre (2012)
  • Las deudas del cuerpo (2013)
  • La niña perdida (2014)
  • El amor molesto (1992)
  • Los días del abandono (2002)

Enlaces

Síguenos en