Frases de Eiji Yoshikawa

Hideyoshi sabía que debía trabajar constantemente para mejorarse, para superar sus defectos y aumentar su capacidad de introspección, y había decidido que sus samuráis debían hacer lo mismo.

Frases de Excelencia


Con el misterioso límite entre la vida y la muerte a sus pies, un samurái no podía dejar de pensar en lo que significaba vivir como un guerrero. Todos permanecían en actitud reverente, las manos unidas en una plegaria.

Frases de Samurái


El verdadero valor conoce el miedo. Las personas honestas valoran la vida apasionadamente, se aferran a ella como si fuese una joya preciosa, y eligen el momento y el lugar apropiados para entregarla, para morir con dignidad.

Frases de Miedo a la muerte


No era su parecido con un mono lo que le había llamado la atención. Le dirigió una segunda mirada larga y fija, pero no logró desconcertarle... ¡Eran los ojos del muchacho! Alguien había dicho que los ojos son el espejo del alma.

Frases de Espejo del alma


Una guerra no se ganaba el día de la batalla. Cada provincia tenía su propio carácter, y en cada una de ellas se daban las apariencias y la realidad. Incluso una provincia que pareciera superficialmente débil podía tener una fuerza oculta.

Frases de Batalla


No sé quiénes fueron nuestros antepasados antes de la época de tu abuelo, pero estoy seguro de que algunos de ellos fueron grandes hombres, samuráis, seguramente, tal vez sabios. La sangre de tales hombres sigue fluyendo y yo te la he transmitido.

Frases de Grandes hombres


Insultar a los demás no sirve de nada. Cada uno de vosotros debe elegir su línea de conducta..., o se rinde al enemigo o muere conmigo. Ambos bandos tienen un deber moral. Nobunaga lucha para reconstruir la nación, yo lo hago en nombre del honor de la clase samurái.

Frases de Samurái


Hideyoshi, que ahora era comandante del castillo de Yokoyama, había pasado el verano en las frías montañas al norte de Omi. Dicen los soldados que, para un luchador, la inactividad es más dura que el campo de batalla. La disciplina no puede descuidarse ni un solo día

Frases de Soldados


En la docena de años de vida que le quedaban, Hideyoshi consolidó su dominio de la nación, acabando para siempre con el poder de los clanes de samuráis. Su mecenazgo de las artes creó una opulencia y una belleza que pasarían a la posteridad como el Renacimiento japonés.

Frases de Mecenas


Vivir sólo merece la pena cuando tenemos dificultades ante nosotros -dijo Hideyoshi-. De lo contrario no hay ningún incentivo. Y nada sería más dulce que devolver la paz a un nuevo dominio que te ha entregado Su Señoría y gobernarlo bien. Allí serás el dueño y podrás hacer lo que quieras.

Frases de Incentivo


Cada provincia se ha replegado en sí misma, cada una refuerza su propio territorio, manteniendo a sus propios guerreros, afilando sus aceros y almacenando armas de fuego. La única manera de sobrevivir hoy es saber quién entre tantos señores de la guerra rivales está tratando de establecer un nuevo orden.

Frases de Sobrevivir


Digo esto consciente de que nada podrá hacerse con la fuerza de un solo individuo. No, no voy a embellecer mis palabras. He pensado que podría aprovechar esta oportunidad, y he arriesgado mi vida al venir aquí para persuadiros. Si me he equivocado, estoy resuelto a morir, pero no he venido aquí con las manos vacías.

Frases de Individuo

Autores relacionados

Miyamoto Musashi

Ocupación

Corresponsales » Corresponsales siglo XIX » Corresponsales de Japón

Corresponsales de guerra » Corresponsales de guerra siglo XIX » Corresponsales de guerra de Japón

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Japón

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Japón

Periodistas » Periodistas siglo XIX » Periodistas de Japón

Eiji Yoshikawa

Frases de Eiji Yoshikawa

Frases de Eiji Yoshikawa: Periodista, corresponsal de guerra, escritor y novelista histórico japonés, probablemente uno de los mejores y más famosos novelistas históricos de Japón y del mundo.

Nombres

RealHidetsugu Yoshikawa
SeudónimoKijiro

Biografía Eiji Yoshikawa

Eiji Yoshikawa nace en la prefectura de Kanagawa, de padre comerciante y madre ama de casa, siendo el segundo hijo del matrimonio.

En 1903 su padre tiene serios problemas financieros y Eiji Yoshikawa debe abandonar la escuela para trabajar en los muelles de Yokohama, lugar donde 1912 sufre un grave accidente que casi le cuesta la vida.

En 1910 se traslada a Tokio y se convierte en aprendiz en un taller de lacado, al tiempo que comienza a escribir cómic haiku e ingresa a una sociedad de poesía.

En 1914 gana el primer premio en un concurso de escritura de novelas patrocinado por la editorial Kodansha con "Relatos de Enoshima", mientras continúa trabajando en diversos oficios.

En 1921 Eiji Yoshikawa se unió al periódico "Maiyu Shinbun", donde pronto comenzó a publicar sus escritos en series, siendo "La Vida de Shinran" el primero en aparecer.

En 1923 se casó con Yasu Azukawa e hizo de la escritura su carrera, convirtiéndose en el escritor más leído de Japón.

A principios de la década de 1930, su estilo se volvió introspectivo, pero en 1935 su estilo se afianzó en el género de la ficción épica histórica con la publicación de la obra "Musashi" sobre el famoso espadachín Miyamoto Musashi.

Tras el estallido de la Segunda guerra sino-japonesa (1937-1945), Eiji Yoshikawa fue como corresponsal de guerra al campo de batalla, recibiendo influencias de la cultura chinas.

A su vuelta se divorció y dejó de escribir por un tiempo, casarse luego con Fumiko Ikedo (1937), con quien tiene cinco hijos.

Afectado por un cáncer de pulmón, Eiji Yoshikawa muere a los 70 años.

Libros destacados

  • Musashi - El camino del samurai (1935)
  • Taiko - Cara de mono (1939)
  • Juramento secreto (1933)
  • Musashi - El Camino de la espada (1935)
  • Musashi - El Arte de la guerra (1935)
  • Taiko - Enemigo de Buda (1939)

Enlaces

Síguenos en