Frases de Eduardo Galeano - Página 4

Frases de Eduardo Galeano (página 4 de 8)

73. La industria norteamericana de armamentos practica la lucha contra el terrorismo vendiendo armas a gobiernos terroristas, cuya única relación con los derechos humanos consiste en que hacen todo lo posible por aniquilarlos. "Patas arriba: La escuela del mundo al revés" (2008)

Terrorismo


74. Ha entrado usted, alguna vez, a un estadio vacío? Haga la prueba. Párese en medio de la cancha y escuche. No hay nada menos vacío que un estadio vacío. "El fútbol a sol y sombra" (1995)

Estadio


75. El árbitro es arbitrario por definición. Éste es el abominable tirano que ejerce su dictadura sin oposición posible y el ampuloso verdugo que ejecuta su poder absoluto con gestos de ópera. "El fútbol a sol y sombra" (1995)

Árbitros


76. El latifundio y su pariente pobre, el minifundio, constituyen, en casi todos los países latinoamericanos, el cuello de botella que estrangula el crecimiento agropecuario y el desarrollo de la economía toda. "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Latifundio


77. Igual que todos los días, la radio trasmitía música y noticias. Ninguna noticia les llamó la atención. Los informativos no se ocupan de los sueños. Moral y buenas costumbres. "Bocas del tiempo" (2004)

Noticias


78. Las tierras quedaban tan exhaustas como los trabajadores: a las tierras les robaban el humus y a los trabajadores los pulmones, pero siempre había nuevas tierras para explotar y más trabajadores para exterminar. "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Colonización de América


79. De tiempo somos. Somos sus pies y sus bocas. Los pies del tiempo caminan en nuestros pies. A la corta o a la larga, ya se sabe, los vientos del tiempo borrarán las huellas. "Bocas del tiempo" (2004)

Huellas


80. Los países ricos, predicadores del comercio libre, aplican el más rígido proteccionismo contra los países pobres: convierten todo lo que tocan en oro para sí y en lata para los demás. "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Proteccionismo


81. La mujer, nacida para fabricar hijos, desvestir borrachos o vestir santos, ha sido tradicionalmente acusada, como los indios, como los negros, de estupidez congénita. Y ha sido condenada, como ellos, a los suburbios de la historia. "Patas arriba: La escuela del mundo al revés" (2008)

Feminicidio


82. El capitalismo central puede darse el lujo de crear y creer sus propios mitos de opulencia, pero los mitos no se comen, y bien lo saben los países pobres que constituyen el vasto capitalismo periférico. "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Economía de mercado


83. Los vencedores implantaron, dentro de las fronteras reducidas por el despojo, el librecambio y el latifundio. Todo fue saqueado y todo fue vendido: las tierras y los bosques, las minas, los yerbales, los edificios de las escuelas. "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Latifundio


84. Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen. "Patas arriba: La escuela del mundo al revés" (2008)

Ansiedad


85. El automóvil, el televisor, el vídeo, la computadora personal, el teléfono celular y demás contraseñas de la felicidad, máquinas nacidas para "ganar tiempo" o para "pasar el tiempo", se apoderan del tiempo. "Ser como ellos" (1992)

Celular


86. Las bombas inteligentes, que tan burras parecen, son las que más saben. Ellas han revelado la verdad de la invasión. Mientras Rumsfeld decía: "Estos son bombardeos humanitarios", las bombas destripaban niños y arrasaban mercados callejeros. "Bocas del tiempo" (2004)

Bombas


87. La nacionalización de los recursos básicos no implica, de por sí, la redistribución del ingreso en beneficio de la mayoría, ni pone necesariamente en peligro el poder ni los privilegios de la minoría dominante. "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Estatización


88. El pueblo que compra manda, el pueblo que vende sirve; hay que equilibrar el comercio para asegurar la libertad; el pueblo que quiere morir vende a un solo pueblo, y el que quiere salvarse vende a más de uno. "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Libre comercio


89. Parecía que estaban a punto de caerse, pero no: cuando tropezaba ella, la sostenía él; cuando él se bamboleaba, lo enderezaba ella.... Bien agarraditos el uno al otro, pegados el uno al otro en los vaivenes del mundo. "Bocas del tiempo" (2004)

Nuestro amor


90. Te digo que te quieras, que te cuides, que te protejas, que te mimes, que te sientas, que te ames, que te disfrutes. Te digo que te quiero, te cuido, te protejo, te mimo, te siento, te amo, te disfruto. "Bocas del tiempo" (2004)

Amarte


91. No asistimos en estas tierras a la infancia salvaje del capitalismo, sino a su cruenta decrepitud. El subdesarrollo no es una etapa del desarrollo. Es su consecuencia. El subdesarrollo de América Latina proviene del desarrollo ajeno y continúa alimentándolo. "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Subdesarrollo latinoamericano


92. Sobre una torre había una mujer, de túnica blanca, peinándose la cabellera, que le llegaba a los pies. El peine desprendía sueños, con todos sus personajes: los sueños salían del pelo y se iban al aire. "El libro de los abrazos" (1989)

Pelo


93. Consumo, sociedad de. Prodigioso envase lleno de nada. Invención de alto valor científico, que permite suprimir las necesidades reales, mediante la oportuna imposición de necesidades artificiales. Sin embargo, la Sociedad de Consumo genera cierta resistencia en las regiones más atrasadas. "Ser como ellos" (1992)

Sociedad de consumo


94. Lo mejor que el mundo tiene está en los muchos mundos que el mundo contiene, las distintas músicas de la vida, sus dolores y colores: las mil y una maneras de vivir y decir, creer y crear, comer, trabajar, bailar, jugar, amar, sufrir y celebrar. "Patas arriba: La escuela del mundo al revés" (2008)

Diversidad


95. La maquinaria del espectáculo tritura todo, todo dura poco, y el director técnico es tan desechable como cualquier otro producto de la sociedad de consumo. Hoy el público le grita: ¡No te mueras nunca! Y el domingo que viene lo invita a morirse. "El fútbol a sol y sombra" (1995)

Entrenador


96. Los tres países del sur son, ahora, una llaga del mundo, una continua mala noticia. Torturas, secuestros, asesinatos y destierros se han convertido en costumbres cotidianas. Estas dictaduras, ¿Son tumores a extirpar de organismos sanos o el pus que delata la infección del sistema? "Las venas abiertas de América Latina" (1971)

Terrorismo de estado

Autores relacionados

Gabriel García Márquez Jorge Luis Borges Julio Cortázar Mario Benedetti Pablo Neruda