Frases de Eduardo Galeano

Caminar por las calles de las grandes ciudades latinoamericanas, se está convirtiendo en una actividad de alto riesgo. Quedarse en casa, también. La ciudad como cárcel: quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo. Quien tiene algo, por poco que sea, vive bajo estado de amenaza, condenado al pánico del próximo asalto. Quien tiene mucho, vive encerrado en las fortalezas de la seguridad. Los grandes edificios y conjuntos residenciales son castillos feudales de la era electrónica. Les falta el foso de los cocodrilos, es verdad, y también les falta la majestuosa belleza de los castillos de la Edad Media, pero tienen grandes rejas levadizas, altas murallas, torres de vigía y guardias armados. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de América Latina


Según Amnesty International, durante 1989 fueron ejecutados 457 niños y adolescentes en las ciudades brasileñas de Río de Janeiro, San Pablo y Recife. Esos crímenes, cometidos por los Escuadrones de la Muerte y otras fuerzas del orden parapolicial, no han ocurrido en las áreas rurales atrasadas, sino en las más importantes ciudades del Brasil: no han ocurrido donde el capitalismo falta, sino donde sobra. La injusticia social y el desprecio por la vida crecen con el crecimiento de la economía. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de Brasil


Mercado. Lugar donde se fija el precio de la gente y otras mercancías. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de Mercado


Riqueza. Según los ricos, no produce la felicidad. Según los pobres, produce algo bastante parecido. Pero las estadísticas indican que los ricos son ricos porque son pocos, y las fuerzas armadas y la policía se ocupan de aclarar cualquier posible confusión al respecto. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de Riqueza


Televisión. Cultura universal. Dictadura de la Imagen Única, que rige en todos los países. Ahora el mundo entero tiene la libertad de ver las mismas imágenes y escuchar las mismas palabras. A diferencia de la extinta Dictadura del Partido Único, la Dictadura de la Imagen Única trabaja por la felicidad del género humano y el desarrollo de su inteligencia. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de Poder de la imagen


Veneno. Sustancia que actualmente predomina en el aire, el agua, la tierra y el alma. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de Relaciones tóxicas


En nuestro tiempo, los burócratas han desprestigiado la esperanza y han ensuciado la más bella de las aventuras humanas; Pero yo también creo que el socialismo no es el estalinismo. (...) Éste es mi testimonio. ¿Confesión de un dinosaurio? Quizá. En todo caso, es el testimonio de alguien que cree que la condición humana no está condenada al egoísmo y a la obscena cacería del dinero, y que el socialismo no murió, porque todavía no era: que hoy es el primer día de la larga vida que tiene por vivir. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de Socialismo


Yo me duermo a la orilla de una mujer: yo me duermo a la orilla de un abismo. El libro de los abrazos

Frases de "El libro de los abrazos" (1989) Frases de Acantilado


Menos mal que el imperialismo no existe. Ya nadie lo menciona: por tanto, no existe. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de Invasión cultural


El Sur aprende geografía en mapamundis que lo reducen a la mitad de su tamaño real. Los mapamundis del futuro, ¿Lo borrarán del todo? Hasta ahora, América Latina era la tierra del futuro. Cobarde consuelo; pero algo era. Ahora nos dicen que el futuro es el presente. Ser como ellos

Frases de "Ser como ellos" (1992) Frases de América Latina


Unos meses después de la caída de las torres, Israel bombardeó Yenín. Este campo de refugiados palestinos quedó reducido a un inmenso agujero, lleno de muertos bajo las ruinas. El agujero de Yenín tenía el mismo tamaño que el de las torres de Nueva York. Pero, ¿Cuántos lo vieron, además de los sobrevivientes que revolvían los escombros buscando a los suyos? Bocas del tiempo

Frases de "Bocas del tiempo" (2004) Frases de Terrorismo


Igual que todos los días, la radio trasmitía música y noticias. Ninguna noticia les llamó la atención. Los informativos no se ocupan de los sueños. Moral y buenas costumbres. Bocas del tiempo

Frases de "Bocas del tiempo" (2004) Frases de Noticias

Influencias

Autores relacionados

Gabriel García Márquez Jorge Luis Borges Julio Cortázar Mario Benedetti Pablo Neruda

Ocupación

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Uruguay

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Uruguay

Eduardo Galeano


Periodista y escritor uruguayo, autor de "Las venas abiertas de América Latina" (1971), "Memorias del fuego I" (1982), "El libro de los abrazos" (1989) y "Los hijos de los días" (2011).

Nombres

RealEduardo Germán María Hughes Galeano

Biografía Eduardo Galeano

Eduardo Galeano nace en una familia con ancestros galeses, alemanes, españoles e italianos, de padre Eduardo Hughes Roosen y madre Licia Esther Galeano Muñoz.

Durante su adolescencia transitó por diversos trabajos, publicando su primer escrito político en el periódico semanal del partido socialista "El Sol" (1954).

En 1960 comienza su carrera como periodista, siendo editor del semanario "Marcha" y director del diario "Época".

En 1973 un golpe militar toma el poder en Uruguay y obliga a Eduardo Galeano a exiliarse en Buenos Aires (Argentina), donde funda y dirige la revista "Crisis".

En 1976 Jorge Rafael Videla perpetra un golpe militar en Argentina, y debe exiliarse nuevamente, trasladndose a España. A principios de 1985 Eduardo Galeano regresa a Montevideo (Uruguay), donde se establece definitivamente.

En 2010 gana el destacado premio Stig Dagerman, uno de los más prestigiosos galardones literarios en Suecia.

Libros destacados

  • Las venas abiertas de América Latina (1971)
  • Memorias del fuego I (1982)
  • El libro de los abrazos (1989)
  • Patas arriba: La escuela del mundo al revés (2008)
  • Los hijos de los días (2011)
  • Días y noches de amor y de guerra (1978)

Libros de Eduardo Galeano »

Enlaces

Síguenos en