Frases de Don Bosco - Página 2

Frases de Don Bosco (página 2 de 3)

25. Proteged a los pobres, si queréis llegar a ser ricos.

Pobres


26. La muerte no espera a ninguno.

Espera


27. La primera felicidad de un niño es saber que es amado.

Saber


28. Si tuvieses que morir en este momento, ¿a dónde irías?

Conciencia de la muerte


29. El ocio es un vicio que arrastra consigo a muchos otros vicios.

Vicio


30. Las obras no son de caridad cuando se hacen por interés.

Caridad


31. Humildad, caridad y modestia, no pueden estar separadas la una de la otra.

Modestia


32. Recordad que la educación depende de la formación del corazón.

Formación


33. Una hora de paciencia vale más que un día de ayuno.

Paciencia


34. Ser bueno no consiste en no cometer ninguna falta, sino en saber enmendarse.

Saber


35. De la sana educación de la juventud, depende la felicidad de las naciones.

Juventud


36. Huid de un mal compañero como de la vista de una serpiente venenosa.

Aliado


37. La verdadera religión no consiste solamente en palabras; hace falta demostrarla con obras.

Verdadera religión


38. Las espinas de la vida se trocarán en flores para toda la eternidad.

Flores


39. Cada uno ocúpese y trabaje tanto cuanto su salud y su capacidad le permitan.

Capacidad


40. Para hacer el bien hay que tener el valor de sufrir y sobrellevar las contrariedades.

Bien


41. Dar buenos consejos a los compañeros, es una manera de hacer obras de caridad.

Aliado


42. A la hora de la muerte las cosas se juzgan de muy diverso punto de vista.

Hora


43. ¡Ánimo! Todo pasa. Ama tu trabajo y no dejes de cumplir tu deber cada día.

Ánimo


44. No es justo que viva de la caridad de otros quien puede bastarse a sí mismo.

Caridad


45. Para ejercer una influencia benéfica entre los niños, es indispensable participar de sus alegrías.

Influencia


46. La dulzura en el hablar, en el obrar y en reprender, lo gana todo y a todos.

Dulzura


47. No basta amar a los niños, es preciso que ellos se den cuenta que son amados.

Niños


48. Para trabajar con éxito, téngase caridad en el corazón y paciencia en la ejecución.

Ejecución

Autores relacionados

Domingo Savio Francisco de Asís Francisco De Sales María Mazzarello Miguel Rúa

Síguenos