Frases de Don Bosco


Una hora ganada al amanecer es un tesoro por la tarde.

Frases de Tarde

Templanza y trabajo son los dos mejores custodios de la virtud.

Frases de Templanza

No basta saber las cosas, es necesario practicarlas.

Frases de Saber

Alegría, estudio y piedad: es el mejor programa para hacerte feliz y que más beneficiará tu alma.

Frases de Estudio

¡Mi mayor satisfacción es verte alegre!

Frases de Satisfacción

Dios favorece al hombre alegre.

Frases de Alegre

El demonio no puede resistir a la gente alegre.

Frases de Demonio

Para ejercer una influencia benéfica entre los niños, es indispensable participar de sus alegrías.

Frases de Influencia

La dulzura en el hablar, en el obrar y en reprender, lo gana todo y a todos.

Frases de Dulzura

¡Cuántas almas se pueden atraer con el buen ejemplo!

Frases de Ejemplo

No basta amar a los niños, es preciso que ellos se den cuenta que son amados.

Frases de Niños

A los niños se hace mucho bien tratándolos siempre con amabilidad. Hay que amarlos y estimarlos a todos por igual, aunque alguna que otra vez no lo merezcan.

Frases de Amabilidad

Relacionados con Don Bosco

Domingo Savio - Francisco de Asís - Francisco De Sales - María Mazzarello - Miguel Rúa

Ocupación

Sacerdotes » Sacerdotes siglo XIX » Sacerdotes de Italia

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Italia

Don Bosco

Biografía de Don Bosco

Nace: 16 de agosto de 1815 - I Becchi, Asti, Italia

Muere: 31 de enero de 1888 - Turín,Italia

Sacerdote católico, educador y escritor italiano, de gran carisma y espíritu alegre que desarrolló un visionario sistema educativo al que llamó "Sistema Preventivo Salesiano".

Hijo de una familia de campesinos, Juan Bosco tuvo una niñez muy dura, su padre falleció cuando estaba a punto de cumplir dos años de edad. Su crianza y educación quedó en manos de su madre, Margarita Occhiena, una mujer de férreo carácter que llevó adelante a la familia, en medio de la pobreza, actitud que influiría enormemente en Don Bosco. En 1825, Juan Bosco vivió una experiencia que marcó su vida y se la conoció como "el sueño de los nueve años", y que se trató de una serie de dueños premonitorios que tuvo. El deseo de educarse, salir del estado de pobreza en que estaba la familia y la lucha por sus sueños son características que acompañarían a Don Bosco durante toda su vida. En 1828 se traslada a Moncucco para estudiar y en 1831 comienza sus estudios secundarios en Chieri (Turín). Para pagarse sus estudios, Don Bosco trabaja en diferentes empleos y paralelamente funda el movimiento juvenil "La Sociedad de la Alegría", convirtiéndose en maestro de teatro y música. En 1834 ingresa a la Orden Franciscana. Una vez ordenado sacerdote, en 1841, Don Bosco empleó todas sus energías en la educación de los jóvenes, para lo cual fue Fundador de la Congregación de los Salesianos, comunidad religiosa con rama masculina y femenina, dedicados a la educación de los jóvenes, en especial los pobres. Don Bosco fundó además el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora junto a Santa María Dominga Mazzarello, la Asociación de Salesianos Cooperadores, el Boletín Salesiano y el Oratorio Salesiano. En todos sus emprendimiento puso énfasis en valores como la caridad, el trabajo, la paciencia y la felicidad del corazón. Don Bosco fue canonizado Patrono de los que difunden buenas lecturas y "Padre y maestro de la juventud".

Obras destacadas

  • La fuerza de la buena educación (1855)
  • El joven preparado para la práctica de sus deberes (1874)
  • El sistema preventivo (1877)
  • Vida de San Martín, obispo de Tours (1855)
  • Fundamentos de la religión católica (1872)
  • Vida de la Beata María de los Ángeles, carmelita descalza de Turín (1866)

Enlaces