Frases de Dino Buzzati

(...) Porque no se vayan a pensar que en el cielo no existen las debilidades humanas, esas benditas debilidades sin las cuales incluso la santidad más alta sería una árida y lastimosa luz de neón. El colombre

Frases de "El colombre" (1966) Frases de Santidad


Quería comprarse otro automóvil, pero no el típico cochecito de uso diario al que sólo se le pide que funcione, aunque sea de cualquier manera, sino un vehículo con clase, símbolo del éxito, afirmación de la personalidad, del dominio del mundo, engrandecimiento de uno mismo, instrumento de aventuras, emblema, en suma, de la felicidad codificada de nuestro tiempo. El colombre

Frases de "El colombre" (1966) Frases de Vehículo


Una esperanza nueva me llevará mañana adelante todavía, hacia aquellas montañas inexploradas que las sombras de la noche están ocultando. Todavía una vez levantaré el campamento mientras Domingo desaparecerá en el horizonte por la parte opuesta, llevando a la ciudad lejanísima mi mensaje inútil. Miedo en la Scala

Frases de "Miedo en la Scala" (1949) Frases de Campamento


¿Qué placer puede dar la posesión de una mujer, cuando se sabe que se entrega sólo por el dinero? ¿Qué satisfacción podía sentir el hombre, aparte de la exclusivamente física, tan rápida y en el fondo tan discutible? La vieja objeción. Un amor

Frases de "Un amor" (1963) Frases de Entrega


Voy notando -y no se lo he confiado a nadie hasta ahora- voy notando que de día en día, a medida que avanzo hacia la meta improbable, en el cielo brilla una luz insólita antes nunca vista, ni siquiera en sueños; que las plantas, los montes, los ríos que atravesamos, parecen hechos de una esencia diferente de la nuestra y que el aire trae presagios que no sé explicar. Miedo en la Scala

Frases de "Miedo en la Scala" (1949) Frases de Explicar


Todo lo que nos fascina del mundo inanimado, los bosques, las llanuras, los ríos, las montañas, los mares, los valles, las estepas, más, más, las ciudades, los palacios, las piedras, más, el cielo, los ocasos, las tormentas, más, la nieve, más, la noche, las estrellas, el viento, todas esas cosas, en sí mismas vacías e indiferentes, se cargan de significado humano, porque, sin que lo sospechemos, contienen un presentimiento de amor. Un amor

Frases de "Un amor" (1963) Frases de Presentimiento


Es difícil creer en algo cuando uno está solo y no puede hablar de ello con nadie. Precisamente en esa época (...) se dio cuenta de que los hombres, por mucho que se quisieran, siempre permanecen alejados; si uno sufre, el dolor es completamente suyo, ningún otro puede tomar para sí ni una mínima parte; si uno sufre, no por eso los otros sienten daño, aunque el amor sea grande, y eso provoca la soledad en la vida. El desierto de los tártaros

Frases de "El desierto de los tártaros" (1940) Frases de Desolación


"¿Sabes lo que soy?", le dijo (... ). "Soy una nube. Soy un rayo. Soy un arco iris. Soy una niña deliciosa". Estaba desnuda, arrodillada en la cama, abierta delante de él, lo miraba fijamente con ojos impertinentes y adelantaba los labios, con aquella mueca suya característica, sus pequeños y finos labios: provocación y desafío infantiles. Mientras tanto, Antonio, con todo su ridículo instrumental literario en la azotea, la miraba fijamente y con adoración, intimidado por tanta sabiduría instintiva. Un amor

Frases de "Un amor" (1963) Frases de Desnuda


El baile era -comprendió- un símbolo maravilloso del acto sexual. La regla, la disciplina, la férrea y con frecuencia cruel imposición a los miembros de movimientos difíciles y dolorosos, el constreñimiento de aquellos jóvenes cuerpos virginales para que mostraran las perspectivas más recónditas en posiciones extremadamente tensas y abiertas, la liberación de las piernas, del torso, de los brazos en su disponibilidad máxima: todo eso era para la satisfacción del hombre, a la que las bailarinas se abandonaban con ímpetu, sufrimiento y sudor. Y la belleza radicaba precisamente en ese abandono apasionado e impúdico. Un amor

Frases de "Un amor" (1963) Frases de Baile


¿Sabes que la primavera hace chirriar los travesaños de los muebles antiguos, de los prehistóricos palafitos? Hasta con la hija del casero, me engañaba, aquí abajo, a la salida del bosque, en la vía del tren. ¿Pero sabes que la primavera hace estallar también dentro de mí, no sé muy bien en qué parte de mí, desde luego en lo más profundo de los nervios y de los sentidos, hace estallar una especie de muelles, que han permanecido, quién sabe cómo, comprimidos durante largo tiempo? Zic, zic, tengo la sensación de que infinitos saltamontes microscópicos escondidos en las partes más recónditas de mi cuerpo salen disparados de pronto. Sensaciones mínimas, apenas perceptibles, y no obstante tan provocativas y suaves. Las noches difíciles

Frases de "Las noches difíciles" (1971) Frases de Saltamontes


¡Medianoche, la hora de las brujas! Desde la torre más alta, el espíritu de un antiguo reloj, ahora totalmente desvencijado, emitió doce débiles " ¡Deng! ¡Deng! " y nubes de murciélagos se desprendieron de las ruinosas bóvedas, desparramándose por el castillo. La famosa invasión de Sicilia por los osos

Frases de "La famosa invasión de Sicilia por los osos" (1945) Frases de Medianoche


"Los osos, animales ingenuos (...) tendrían un miedo de mil demonios". Pero el cálculo había fallado. Precisamente por ser simples e ingenuos, los osos contemplaron aquellas extrañas apariciones con curiosidad y nada más. ¿Por qué atemorizarse? La famosa invasión de Sicilia por los osos

Frases de "La famosa invasión de Sicilia por los osos" (1945) Frases de Ingenuo

Influencias

Autores relacionados

Albert Camus Georges Perec Italo Calvino Ray Bradbury

Dino Buzzati


Escritor, novelista, dramaturgo, poeta, periodista y pintor italiano, autor de "Barnabo de las montañas" (1933), "El desierto de los tártaros" (1940), "La famosa invasión de Sicilia por los osos" (1945) y "Un amor" (1963).

Nombres

RealDino Buzzati Traverso

Biografía Dino Buzzati

Dino Buzzati nace en el seno de una familia acomodada, de padre profesor de Derecho internacional en la Universidad de Pavía y madre ama de casa.

Por consejo de su padre comienza a estudiar Derecho, pero en 1928 ingresa como aprendiz en el periódico "Corriere della Sera" y deja su carrera trunca.

En 1933 Dino Buzzati publica su primera novela, "Barnabo de las montañas", y obtiene un reconocimiento que no se repetiría con "El secreto del Bosque Viejo" (1935).

Enviado especial de "Corriere della Sera" a Addis Abeba (Etiopía) en 1939, vive experiencias que vuelca en "El desierto de los tártaros" (1940).

Además de escritor y periodista, Dino Buzzati se interesa por la pintura, que se tradujo en obras nacidas de la mezcla entre texto e ilustraciones en atmósferas surrealistas y góticas.

En 1966 contrae matrimonio con Almerina Antoniazzi y varios años después fallece víctima de un cáncer de páncreas.

Libros destacados

  • El desierto de los tártaros (1940)
  • Un amor (1963)
  • Barnabo de las montañas (1933)
  • El secreto del Bosque Viejo (1935)
  • Los siete mensajeros y otros relatos (1942)
  • La famosa invasión de Sicilia por los osos (1945)

Libros de Dino Buzzati »

Enlaces

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Italia

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Italia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Italia

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Italia

Pintores » Pintores siglo XX » Pintores de Italia

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Italia

Síguenos en