Frases de Cormac McCarthy

Cada hombre busca su propio destino y el de nadie más, dijo el juez. Lo quiera o no. Aunque uno pudiera descubrir su destino y elegir en consecuencia un rumbo opuesto solo llegaría fatalmente al mismo resultado y en el momento previsto, pues el destino de cada uno de nosotros es tan grande como el mundo en que habita y contiene en sí mismo todos sus opuestos. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Rumbo


Este desierto en el que tantos y tantos hombres han perecido es inmenso y exige de cualquiera un corazón grande pero a la postre también está vacío. Es duro y estéril. Su naturaleza es la piedra. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Estéril


El camino recto y el tortuoso son uno solo, y ya que estás aquí, ¿Qué importan los años transcurridos desde que nos vimos por última vez? Los recuerdos de los hombres son inciertos y el pasado que fue difiere muy poco del pasado que no fue. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Años


¿Qué le has dicho, holden? Que en tu país no teníais costumbre de dar la mano. Antes de eso. Qué le has dicho antes. El juez sonrió. No es preciso, dijo, que las partes aquí presentes estén en posesión de los hechos concernientes a este caso, pues en definitiva sus actos se ajustarán a la historia con o sin su conocimiento. Pero cuadra con la idea del principio justo que los hechos en cuestión (en la medida en que se los pueda forzar a ello) encuentren depositario en una tercera persona que ejerza de testigo. El sargento aguilar es precisamente esa persona y cualquier duda acerca del cargo que ostenta no es sino una consideración secundaria comparada con los perjuicios a ese más amplio protocolo impuesto por la agenda inexorable de un destino absoluto. Las palabras son objetos. De las palabras que él detenta no se le puede despojar. El poderío de esas palabras trasciende el desconocimiento que él tiene de su significado. El negro estaba sudando. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Testigo


Va a morir, dijo. Dejaremos que Dios lo decida. Vámonos. ¿No teme a Dios? No tengo motivos para temerle. Incluso hay una o dos cosas que debo discutir con Él. Debería temerle, dijo el capitán. Usted no es un agente de la ley. No tiene ninguna autoridad. Todos los hermosos caballos

Frases de "Todos los hermosos caballos" (1992) Frases de Capitán


Las ideas de azar y de destino obsesionan a quienes se embarcan en empresas temerarias. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Empresas


¿Qué quiere que haga? Preguntó. Quiero que seas considerado con la reputación de una muchacha. Nunca fue mi intención no serlo. Ella sonrió. Te creo, dijo, pero debes comprenderlo. Esto es otro país. Aquí la reputación de una mujer es todo lo que tiene. Todos los hermosos caballos

Frases de "Todos los hermosos caballos" (1992) Frases de Reputación


Que un hombre caiga muerto en un duelo no prueba que sus opiniones fueran erróneas. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Prueba


La ley moral es un invento del género humano para privar de sus derechos al poderoso en favor del débil. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Ley


Sólo hay una verdad, dijo John Grady. La verdad es lo que ocurrió. No es lo que sale de la boca de alguien. Todos los hermosos caballos

Frases de "Todos los hermosos caballos" (1992) Frases de Verdad


Pero ya sea de azar o de excelencia, todo juego aspira a la categoría de guerra, pues en esta el envite lo devora todo, juego y jugadores. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Categoría


La verdad sobre el mundo, dijo, es que todo es posible. Si no lo hubierais visto desde el momento de nacer y despojado por tanto de su extrañeza os habría parecido lo que es, un juego de manos barato, un sueño febril, un éxtasis poblado de quimeras sin analogía ni precedente, una feria ambulante, un circo migratorio cuyo destino final después de muchos montajes en otros tantos campos enfangados es más calamitoso y abominable de lo que podemos imaginar. El universo no es una cosa acotada y su orden interno no está limitado, en virtud de ninguna latitud de conceptos, a repetir en una de sus partes lo que ya existe en otra. Incluso en este mundo existen más cosas sin que nosotros tengamos conocimiento de ellas que en todo el universo y el orden que observamos en la creación es el que nosotros le hemos puesto, como un hilo en el laberinto, para no extraviarnos. Pues la existencia tiene su propio orden y eso no puede comprenderlo ninguna inteligencia humana, siendo que la propia inteligencia no es sino un hecho entre otros. Meridiano de sangre

Frases de "Meridiano de sangre" (1985) Frases de Circo

Influencias

Autores relacionados

Don DeLillo Philip Roth Thomas Pynchon

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Estados Unidos

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Estados Unidos

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Estados Unidos

Cormac McCarthy


Escritor, novelista, dramaturgo y guionista estadounidense, autor de "Suttree" (1979), "Meridiano de sangre" (1985), "Todos los hermosos caballos" (1992), "En la frontera" (1994), "Ciudades de la llanura" (1998), "No es país para viejos" (2005) y "La carretera" (2006).

Nombres

RealCharles McCarthy

Libros destacados

  • Meridiano de sangre (1985)
  • Todos los hermosos caballos (1992)
  • No es país para viejos (2005)
  • La carretera (2006)
  • Suttree (1979)
  • En la frontera (1994)

Enlaces

Síguenos en