Frases de Confucio

Quien aprende, no por ello penetra hasta la verdad; quien penetra hasta la verdad, no por ello es capaz de afianzarla; quien la afianza, no por ello está en condiciones de sopesarla en cada circunstancia particular.

Frases de Particular


No hay nada más patente que lo secreto, ni nada más tangible que lo recóndito; por eso, el noble debe ser cauteloso con respecto a lo que él sólo es para sí.

Frases de Secreto


¿En qué consiste la ciencia? En conocer a los hombres.

Frases de Ciencia


El enseñar a los niños a querer a sus padres y hermanos y a ser respetuosos con sus superiores, hecha los cimientos de correctas actitudes mentales y morales para llegar a ser buenos ciudadanos.

Frases de Cimientos


Un pueblo sólo puede ser guiado por costumbres, no por saber.

Frases de Pueblo


Si tenéis algún defecto, procurad corregirlo.

Frases de Defectos


No enseñar a un hombre que está dispuesto a aprender es desaprovechar a un hombre.

Frases de Enseñar


Si te enfadas, piensa en las consecuencias.

Frases de Consecuencias


Conocer lo que es justo y no practicarlo es una cobardía.

Frases de Cobardía


Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad.

Frases de Voluntad


El noble no se desentiende de sus semejantes.

Frases de Noble


Yo no innovo, transmito: soy fiel, amo a la antigüedad.

Frases de Antigüedad

Influencia en las frases de Confucio

Autores relacionados

Aristóteles Lao Tse Mencio Sócrates Zhuangzi

Ocupación

Filósofos » Filósofos siglo VI aC » Filósofos de China

Escritores » Escritores siglo VI aC » Escritores de China

Maestros » Maestros siglo VI aC » Maestros de China

Confucio

Frases de Confucio

Frases de Confucio: Escritor y filósofo chino, creador del confucianismo y autor de "Analectas" y "Cinco Clásicos".

Nombres

RealKong Qiu
SeudónimoMaestro Kong

Biografía Confucio

Confucio nace en el seno de una familia noble, cuyo padre fallece tres años después de su nacimiento.

Su infancia transcurre con muchas dificultades económicas, pero recibe una esmerada educación.

Confucio comienza a trabajar desde muy joven, desempeñándose en diversos oficios hasta llegar a ser Ministro de Justicia, cargo que dejó años más tarde ya que no estaba de acuerdo con la política que seguía el príncipe.

En pleno proceso de degeneración, pérdida de la fe y decadencia que vivía en esa época el gobierno de China, Confucio intenta recuperar y difundir entre la población los principios y preceptos de los sabios de la antigüedad.

En 501aC obtiene el cargo de magistrado de Zhongdu y un año más tarde el de Ministro de Justicia, destacándose por su imparcialidad y prácticas ejemplares.

En 484aC Confucio deja su cargo y se dedica a escribir y transmitir sus enseñanzas, muchas de ellas plasmadas en "Analectas" y "Cinco Clásicos".

El templo, la residencia y el cementerio donde descansa Confucio, fueron declarados Patrimonio cultural de la Humanidad en 1994.

Libros destacados

  • Analectas
  • Cuatro libros

Libros de Confucio »

Enlaces

Síguenos en