Frases de Charlotte Brontë

A ningún hombre le gusta reconocer que ha cometido un error al escoger su profesión, y todo hombre que se precie luchará contra viento y marea antes que gritar: ¡Me doy por vencido! Y dejarse arrastrar de vuelta a tierra. El profesor

Frases de "El profesor" (1857) Frases de Reconocer


Si una mujer aborrece al hombre con el que está casada, el matrimonio es una esclavitud, y cuantos piensan cuerdamente se rebelan contra la esclavitud. Aunque la tortura fuera el precio de la resistencia, a la tortura habría de arriesgarme; Aunque el camino hacia la libertad pasara por las puertas de la muerte, esas puertas habría de franquear, puesto que la libertad es indispensable. Así pues, monsieur, resistiría hasta donde me alcanzaran las fuerzas, y cuando las fuerzas me fallaran, recordaría que siempre queda un último refugio. Sin duda la muerte me protegería tanto de las malas leyes como de sus consecuencias. El profesor

Frases de "El profesor" (1857) Frases de Refugio


¡Bélgica! Nombre carente de romanticismo y de poesía que, sin embargo, siempre que se pronuncia, tiene un sonido en mis oídos y halla un eco en mi corazón que ningún otro conjunto de sílabas es capaz de producir, por dulces o clásicas que sean. ¡Bélgica! Repito la palabra ahora, sentado solo, cerca de la medianoche. Agita mi mundo del Pasado como una llamada a la Resurrección; las tumbas se abren, los muertos se levantan; veo Ideas, Sentimientos, Recuerdos que dormían, alzándose de la tierra -rodeados de un halo en su mayoría-, pero, mientras contemplo sus formas vaporosas y me esfuerzo en distinguir claramente su contorno, el sonido que los había despertado se extingue, y las formas se hunden como una liviana espiral de niebla, absorbidas por el humus, devueltas a sus urnas funerarias, encerradas de nuevo en sus mausoleos. ¡Adiós, espectros luminosos! El profesor

Frases de "El profesor" (1857) Frases de Bélgica


Sostuve un breve debate conmigo mismo sobre la conveniencia de cambiar mi atuendo habitual por otro más elegante; Finalmente, decidí que sería un esfuerzo innecesario. "Sin duda -pensé-, será una rígida solterona, pues, aunque sea la hija de madame reuter, es muy posible que haya llegado ya a los cuarenta inviernos, y aunque no fuera así, aunque fuera joven y hermosa, yo no soy atractivo ni lo seré por mucho que me cambie; Así pues, iré tal como estoy". Y me fui, echándome una ojeada al pasar por el tocador, sobre el que había un espejo; Vi una cara delgada y de facciones irregulares, de ojos negros, hundidos bajo una frente ancha y cuadrada; Un cutis sin lozanía, un hombre joven, pero no juvenil, que no podía ganarse el amor de una dama ni ser blanco de las flechas de cupido. El profesor

Frases de "El profesor" (1857) Frases de Debate


Tiene el rostro de quien ha hecho un gran esfuerzo y ha salido triunfante para liberar un talento enérgico y precioso de una restricción insoportable. El profesor

Frases de "El profesor" (1857) Frases de Restricción


Se puede allanar al máximo el camino del aprendizaje, quitar todos los guijarros, pero finalmente debe uno insistir con decisión en que el alumno se coja del brazo y se deje guiar en silencio por la senda ya preparada. El profesor

Frases de "El profesor" (1857) Frases de Guiar

Contexto histórico

Época victoriana

Influencia en las frases de Charlotte Brontë

Autores relacionados

Arthur Conan Doyle Charles Dickens Frances Hodgson Burnett Herbert George Wells Herman Melville Jonathan Swift Lucy Montgomery Mary Anne Evans Thomas Hardy William Thackeray

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Inglaterra

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Inglaterra

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de Inglaterra

Charlotte Brontë


Frases de Charlotte Brontë: Escritora, novelista y poetisa inglesa, autora de "Jane Eyre" (1847), "Shirley" (1849), "Villete" (1853) y "El profesor" (1857).

Nombres

SeudónimoCurrer Bell, Florian Wellesley, Lord Charles Albert

Biografía Charlotte Brontë

Charlotte Brontë nació en el pueblo de Thornton, de padre Patrick Brontë, clérigo de origen irlandés y madre María Branwell y tuvo cinco hermanos: Emily, Anne, María, Elizabeth y Branwell.

En 1920 su padre fue nombrado rector de Haworth (Yorkshire), dónde la familia se trasladó a vivir y los hermanos comenzaron a escribir como forma de entretenimiento.

Tras el fallecimiento de su madre en 1821, las hermanas Emily y Charlotte Brontë fueron enviadas con sus hermanas mayores al colegio de Clergy Daughters (Cowan Bridge, Lancashire).

Por las pésimas condiciones del colegio, María y Elizabeth murieron de tuberculosis en 1825 y Charlotte y Emily fueron enviadas a un internado privado de Bruselas (Bélgica).

En 1845 las hermanas Brontë deciden publicar un libro con las poesías de las tres, que se editó con el título "Poemas por Currer, Ellis y Acton Bell" (1846), empleando cada hermana las iniciales de su nombre en los seudónimos.

Tiempo después Charlotte Brontë publica su primera novela, "Jane Eyre" (1847), con la cual consiguió gran popularidad y la llevó ser considerada como una de las mejores novelistas románticas de la época.

En 1948 su hermana Emily y su hermano Branwell murieron de tuberculosis y al año siguiente Anne, quedando sola con su padre.

En 1849 publica "Shirley", primera novela regional inglesa, y tiempo después "Villete" (1853), donde plasmó todas las experiencias vividas en Bruselas.

Charlotte Brontë se casó en 1852 con Arthur Bell Nicholls, y estando embarazada falleció de tuberculosis en 1855.

Libros destacados

  • Jane Eyre (1847)
  • Villete (1853)
  • El profesor (1857)
  • Poemas por Currer, Ellis y Acton Bell (1846)
  • Shirley (1849)
  • Emma (1860)

Enlaces

Síguenos en