Frases de Charles Dickens - Página 2

Charles Dickens

37. ¡Qué preguntón eres! No preguntes nada, y así no te dirán mentiras. "Grandes esperanzas" (1861), Charles Dickens

Preguntas


38. Los grandes hombres rara vez son excesivamente escrupuloso en la disposición de su atuendo. "Los papeles póstumos del Club Pickwick" (1836)

Grandes hombres


39. Lo escuchaba todo sin que lo pareciese, lo que demuestra que entendía su oficio... "Oliver Twist" (1839), Charles Dickens

Oficio


40. Cuando hay que arrojarse al agua, no sirve de nada estar pensando en la orilla. "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Orilla


41. Pero los números continuaban con el defecto de siempre: no querían dejarse sumar... "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Número


42. Hay siempre en el alma humana una pasión por ir a la caza de algo.

Caza


43. Celebra la Navidad como te parezca conveniente, pero permite que yo lo haga a mi manera. "Cuento de Navidad" (1843), Charles Dickens

Navidad


44. Ya se sabe que los abogados, los tiburones y las sanguijuelas no se contentan con facilidad. "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Abogado


45. Estaban tan embrolladas mis ideas, que había perdido la norma del tiempo y la distancia. "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Ideas


46. Nada de lo que hacemos se pierde. Con toda mi alma creo que veré el triunfo. "Historia de dos ciudades" (1859), Charles Dickens

Triunfo


47. Soy un desilusionado...No me importa nadie en el mundo y a nadie le importo yo. "Historia de dos ciudades" (1859), Charles Dickens

Desilusión


48. (...) Era muy joven y extraordinariamente celosa y, además, muy vengativa. Vengativa hasta el mayor extremo. "Grandes esperanzas" (1861), Charles Dickens

Extremo


49. Hay hombres que parecen tener sólo una idea y es una lástima que sea equivocada.

Lástima


50. Hay siempre latente en el alma humana una pasión por ir a la caza de algo. "Oliver Twist" (1839), Charles Dickens

Caza


51. Nada bueno ha ocurrido en este mundo que, al principio, no haya suscitado un alud de chirigotas. "Cuento de Navidad" (1843), Charles Dickens

Bueno


52. No hay pesar que pueda enmendar ni una sola de las oportunidades que desaprovechamos en la vida. "Cuento de Navidad" (1843), Charles Dickens

Oportunidades


53. Bastante tiene uno con sacar adelante su negocio como para andar metiendo las narices en los ajenos. "Cuento de Navidad" (1843), Charles Dickens

Negocio


54. No sirve de nada recordar el pasado a menos que pueda ejercer alguna influencia en el presente. "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Vivir de recuerdos


55. El sufrimiento mental y las penalidades sustituyen en algunas personas a la experiencia de los años. "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Experiencia


56. (...) La amo con toda mi alma, desinteresadamente. La amo como muy pocos han amado en el mundo. "Historia de dos ciudades" (1859), Charles Dickens

Amar con locura


57. El perro es, generalmente, un animal que jamás se venga del castigo que le aplica su amo.

Castigo


58. El dolor de la separación no es nada comparado con la alegría de reunirse de nuevo.

Separación


59. No está en mi naturaleza ocultar nada. No puedo cerrar mis labios cuando he abierto mi corazón.

Ocultar


60. (...) Habían hablado de esperanza y de consuelos. Hacía mucho tiempo que éstos eran desconocidos para ella. "Oliver Twist" (1839), Charles Dickens

Consuelo


61. Las mujeres saben siempre decir las cosas en pocas palabras, salvo cuando se enfadan, que entonces tienen para rato. "Oliver Twist" (1839), Charles Dickens

Enojo


62. En una palabra, fui demasiado cobarde para hacer lo bueno, como también para llevar a cabo lo malo. "Grandes esperanzas" (1861), Charles Dickens

Cobarde


63. El éxito no es mío; el fracaso, tampoco, y los dos juntos me han hecho tal como soy. "Grandes esperanzas" (1861), Charles Dickens

Éxito


64. Cuanto más engorda uno, más prudente se vuelve. Prudencia y barriga son dos cosas que crecen simultáneamente.

Prudencia


65. Un maravilloso hecho para reflexionar es el que cada criatura se constituye como un único y profundo secreto y misterio.

Criatura


66. Los recuerdos que estas apacibles escenas campestres evocan no son de este mundo, ni tampoco de sus pensamientos y esperanzas. "Oliver Twist" (1839), Charles Dickens

Recuerdo


67. Mis consejos distan tanto de tener valor, que ... vamos, en resumen, que ni yo mismo los he seguido jamás. "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Consejo


68. No hay mayor divergencia en un matrimonio que la que causa el tener formas de ser y metas muy distintas. "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Crisis matrimonial


69. ¡Nuestras esperanzas más queridas, precisamente las que más honran a nuestra naturaleza, son con frecuencia las primeras en disiparse! "Oliver Twist" (1839), Charles Dickens

Esperanza


70. No hay oficio que no tenga sus inconvenientes, y como compensación, justo es que dejen buenos rendimientos cuando salen bien. "Oliver Twist" (1839), Charles Dickens

Oficio


71. Demorar las cosas solo nos sirve para que se nos escapen el tiempo, y a éste hay que tenerlo bien agarrado. "David Copperfield" (1850), Charles Dickens

Pérdida de tiempo


72. Pensad en que hay un hombre que daría su vida para conservar la de un ser que os fuese querido. "Historia de dos ciudades" (1859), Charles Dickens

Sacrificio

Autores relacionados

Arthur Conan Doyle Charlotte Brontë Herbert George Wells Jane Austen Mark Twain