Frases de Cesare Pavese - Página 3

01. Lo que nos sostiene en la inquietud y en el esfuerzo de escribir es la certeza de que en la página queda algo que no ha sido dicho. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Inquietud + Pensamientos de "El oficio de vivir"


02. Los hombres que tienen una tormentosa vida interior y que no buscan desahogo en sus palabras o en sus escritos, son simplemente hombres que no tienen una tormentosa vida interior. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Interior + Pensamientos de "El oficio de vivir"


03. Un pueblo supone no sentirse solo, saber que en la gente, en los árboles, en la tierra hay algo de ti que, incluso cuando no estás, se queda esperándote. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Población + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


04. Quien tiene una pasión dominante, odia en función de ella al género humano, porque todos le parecen, con relación a su pasión, rivales o, al menos, resistencias. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Pasión + Pensamientos de "El oficio de vivir"


05. En el fondo, la única razón por la que se piensa siempre en el propio yo es porque con nuestro yo debemos estar más de continuo que con cualquier otro. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Yo + Pensamientos de "El oficio de vivir"


06. No, no son locos esa gente que se divierte, que disfruta, que viaja, que jode, que combate -no son locos, y eso es tan cierto que quisiéramos hacerlo también nosotros. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Loco + Pensamientos de "El oficio de vivir"


07. He aquí la prueba de que todo en ti es orgullo. Ahora que has reconquistado el permiso de telefonearle y escribirle, no sólo no lo haces, sino que siquiera sientes la necesidad ardiente de hacerlo. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Ardiente + Pensamientos de "El oficio de vivir"


08. Lo que quedaba era como una plaza a la mañana siguiente después de una fiesta, como un viñedo tras la vendimia, como ir solo al restaurante cuando alguien te ha dado plantón. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Viñedo + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


09. ¿Qué hay en suma en mi idea fija de que todo consiste en el secreto y amoroso "en sí" que cada criatura ofrece a quien sabe penetrarla? Nada, porque jamás pude realizar esa amorosa comunión. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Comunión + Pensamientos de "El oficio de vivir"


10. Cuando cuentas pequeñas historias o hechos, te enredas siempre y no sabes escoger; quisieras decirlo todo: desconfianza en el arte, esperanza de que acumulando todos los detalles logres decir también algo bueno, que hará el point. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Desconfianza + Pensamientos de "El oficio de vivir"


11. Había regresado, había aparecido de improviso, había reunido una fortuna (...), pero los rostros, las voces y las manos que debían tocarme y reconocerme ya no estaban. Hacía mucho tiempo que ya no estaban. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Voces + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


12. A un padre siempre hay que ayudarlo. Hace falta enseñarle que la vida es difícil. Si después, como es justo, llegas donde él quería, debes convencerlo de que estaba equivocado y que lo hiciste por su bien. "El bello verano" (1949)

+ Frases de Padre + Pensamientos de "El bello verano"


13. (...) Este país, donde no nací, creí durante mucho tiempo que era el mundo entero. Ahora que realmente he visto el mundo y sé que está formado por muchos países pequeños, no sé si estaba muy equivocado cuando era niño. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de País + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


14. El que la poesía nazca de la privación, lo apoya el hecho de que la poesía griega sobre los héroes se realiza cuando los epígonos son expulsados de las patrias donde están las tumbas de los héroes. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Poesía + Pensamientos de "El oficio de vivir"


15. Maldecía la nieve y el frío, que nunca dejaban hacer nada, y se anticipaba aturdida por la promesa del placer, al siguiente verano en que irían a la colina y pasearían de noche y abrirían de par en par las ventanas del estudio. "El bello verano" (1949)

+ Frases de Verano + Pensamientos de "El bello verano"


16. Algo en lo que no dejo de pensar es en la cantidad de gente que debe de vivir en este valle y en el mundo a la que precisamente ahora le está sucediendo lo mismo que a nosotros entonces y no se da cuenta, no piensa en ello... "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Valle + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


17. Si me ponía a pensar en estas cosas, no terminaba nunca, porque me venían a la mente muchos sucesos, muchos afanes, muchas humillaciones pasadas, todas aquellas veces que creí haberme construido un refugio, tener amigos y una casa, poder hacerme incluso un nombre y cultivar un jardín. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Refugio + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


18. Mi felicidad sería perfecta de no ser por la huidiza angustia de hurgar en su secreto para volverla a hallar mañana y ,siempre. Pero quizá me confundo: mi felicidad está en esa angustia. Y una vez más retorna la esperanza de que acaso mañana bastará el recuerdo. "El oficio de vivir" (1952)

+ Frases de Angustia + Pensamientos de "El oficio de vivir"


19. Entonces yo no entendía qué podía significar eso de crecer; pensaba que crecer sólo consistía en hacer cosas difíciles, como comprar una yunta de bueyes, tasar la uva, manejar la trilladora. No sabía que crecer quiere decir marcharse, envejecer, ver morir, encontrar la Mora cambiada. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Crecer + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


20. He viajado lo suficiente por el mundo como para saber que todas las carnes son buenas y valen lo mismo, y eso es precisamente lo que estraga y por lo que uno busca echar raíces, hacerse tierra y pueblo, para que su carne tenga sentido y dure más que un triste cambio de estación. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Raíces + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


21. De todo aquello, de la Mora, de la vida que llevábamos, ¿Qué es lo que queda? Durante muchos años me ha bastado con aspirar el olor de los tilos que venía con una ráfaga de viento en la noche para sentirme otro, para sentirme realmente yo, aunque no sabría explicar por qué. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Olor + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


22. (...) Pensaba en aquellos días en medio del barro y de la nieve y se detenía en una esquina presa de un gran deseo. "Seguro que vuelve el verano. Todas las estaciones se repiten", se animaba. Pero en el fondo aquello le parecía imposible, ahora que estaba sola. "Soy una vieja. No hay que darle más vueltas. Todas las cosas bonitas han terminado". "El bello verano" (1949)

+ Frases de Presa + Pensamientos de "El bello verano"


23. Los chicos, las mujeres, el mundo no han cambiado en absoluto. Ya nadie usa sombrillas, el domingo se va al cine en vez de a la fiesta, se lleva el trigo al pósito, las chicas fuman y, sin embargo, la vida es la misma y no saben que un día ellos mirarán a su alrededor y comprobarán que todo lo que fue suyo también ha desaparecido. "La luna y las hogueras" (1950)

+ Frases de Absoluto + Pensamientos de "La luna y las hogueras"


24. Los suicidas son homicidas tímidos.

+ Frases de Suicida


25. La sorpresa es el móvil de cada descubrimiento.

+ Frases de Sorpresa


26. El amor es la religión a mejor precio.

+ Frases de Precio


27. Tienen sentido del humor quienes tienen sentido práctico.

+ Frases de Sentido del humor

Influencias

Autores relacionados

Eugenio Montale Italo Calvino Natalia Ginzburg

Cesare Pavese

Cesare Pavese

Escritor, poeta y filósofo italiano, autor de "La casa en la colina" (1948), "El bello verano" (1949), "La luna y las hogueras" (1950), "Vendrá la muerte y tendrá tus ojos" (1951) y "El oficio de vivir" (1952).

Sobre Cesare Pavese

Tras obtener su licenciatura en filología inglesa, se dedica por completo a traducir a numerosos escritores norteamericanos, como Sherwood Anderson, Gertrude Stein, John Steinbeck y Ernest Hemingway, entre otros.

En 1937 Cesare Pavese toma parte como editor de la editorial Einaudi, siendo uno de los cimientos de esta famosa empresa cultural italiana.

Durante la Segunda Guerra Mundial integra la Resistencia antifascista como estudioso y pensador independiente aunque cercano a la izquierda italiana.

Durante toda su vida, Cesare Pavese trata de vencer la soledad interior, que veía como una condena y una vocación. Se suicida a los cuarenta y dos años de edad.

Ver su biografía corta »

Libros destacados

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Italia

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Italia

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Italia

Síguenos