Frases de Carlos Fuentes

Sabes, al cerrar de nuevo el folio, que por eso vive Aura en esta casa: para perpetuar la ilusión de juventud y belleza de la pobre anciana enloquecida. Aura, encerrada como un espejo, como un icono más de ese muro religioso, cuajado de milagros, corazones preservados, demonios y santos imaginados.

Frases de Santos


No volverás a mirar tu reloj, ese objeto inservible que mide falsamente un tiempo acordado a la vanidad humana, esas manecillas que marcan tediosamente las largas horas inventadas para engañar el verdadero tiempo, el tiempo que corre con la velocidad insultante, mortal, que ningún reloj puede medir.

Frases de Reloj


Lo que no tenemos lo encontramos en un amigo. Creo en este obsequio y lo cultivo desde la infancia. No soy en ello diferente a la mayor parte de los seres humanos. La amistades la gran liga inicial entre el hogar y el mundo. El hogar, feliz o infeliz, es el aula de nuestra sabiduría original pero la amistad es su prueba.

Frases de Amistad


El político puede pagarle al intelectual. Pero no puede confiar en él. El intelectual acabará por disentir y para el político esta será siempre una traición. Malicioso o ingenuo, maquiavélico o utópico, el poderoso siempre creerá que tiene la razón y el que se opone a él es un traidor o, por lo menos, alguien dispensable.

Frases de Poderosos


Ése es el secreto de la literatura. Si te quedas en lo puramente local, desaparece pronto, si te vas voluntariamente a lo universal no vas a lograr la base real que te da la sociedad. De manera que es una mezcla de las dos cosas: lo universal y lo local van juntos, uno no puede prescindir del otro y, si se prescinde, la obra fracasa.

Frases de Buena literatura


Mi cabeza arrancada como la de un feto muerto que debe perderla para que el cuerpo acéfalo nazca a pesar de todo, palpite por unos instantes y muera también, ahogado en sangre, a fin de que la madre se salve y pueda llorar. Después de todo, la guillotina primero ensayó su eficacia cortándole la cabeza, no a los reyes, sino a los cadáveres.

Frases de Guillotina


Un artista sabe que no hay belleza sin forma pero también que la forma de la belleza depende del ideal de una cultura. El artista trasciende, parcial y momentáneamente, el dilema, añadiendo un factor: no hay belleza sin mirada. Es natural que un artista privilegie a la mirada. Pero un gran artista no invita no sólo a mirar sino a imaginar.

Frases de Dilema


¿Podemos hoy imaginar el mundo sin Don Quijote? Cuesta mucho. ¿Sin Hamlet? Cuesta mucho. Sin embargo, hubo una época en que no existían. Hoy ellos forman parte de la realidad porque fueron imaginados; lo que se imagina se convierte entonces en parte de la realidad indisoluble y ya no puedes entender la realidad sin lo que imaginó el escritor.

Frases de Escritor


Primero hablas y luego escribes y aprendes a distinguir el ritmo del habla cotidiana, en el que circulan los cobres de la vida, y luego te instalas a buscar el oro de la literatura a fin de crear no la realidad, ni siquiera una reproducción de la realidad, que sería una realidad redundante, sino a crear una realidad paralela, que antes no existía.

Frases de Crear


Permaneces allí, olvidado de los papeles amarillos, de tus propias cuartillas anotadas, pensando sólo en la belleza inasible de tu Aura -mientras más pienses en ella, más tuya la harás, no sólo porque piensas en su belleza y la deseas, sino porque ahora la deseas para liberarla: habrás encontrado una razón moral para tu deseo; te sentirás inocente y satisfecho.

Frases de Satisfecho


Libertad es búsqueda de libertad. Nunca la alcanzaremos completamente. La muerte nos advertirá que hay límites a toda historia personal. La historia, que perecen y se transforman las instituciones que en un momento dado definen la libertad. Pero entre la vida y la muerte, entre la belleza y el horror del mundo, la búsqueda de libertad nos hace, en toda circunstancia, libres.

Frases de Búsqueda


En México no hay tragedia: todo se vuelve afrenta. Afrenta, esta sangre que me punza como filo de maguey. Afrenta, mi parálisis desenfrenada que todas las auroras tiñen de coágulos. Y mi eterno salto mortal hacia mañana. Juego, acción, fe, día a día, no sólo el día del premio o del castigo: veo mis poros oscuros y sé que me lo vedaron abajo, abajo, en el fondo del lecho del valle.

Frases de México

Contexto histórico

Guerra fría Realismo mágico

Influencia en las frases de Carlos Fuentes

Autores relacionados

Gabriel García Márquez Juan Rulfo Julio Cortázar Mario Vargas Llosa Octavio Paz

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de México

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de México

Carlos Fuentes

Frases de Carlos Fuentes

Frases de Carlos Fuentes: Escritor y novelista mexicano nacido en Panamá, considerado uno de los escritores más importantes de México.

Biografía Carlos Fuentes

Hijo de un diplomático de carrera, Carlos Fuentes nació en la embajada de México en Panamá y tuvo una infancia cosmopolita debido al trabajo de su padre, viviendo en Panamá, Quito (Ecuador), Montevideo (Uruguay) y Río de Janeiro (Brasil) entre 1928 y 1934.

Tiempo después se trasladan a Estados Unidos y cursa sus estudios primarios en la escuela "Henry D.

Cooke" de Washington DC, vacacionando en México DF para no perder la lengua castellana.

En 1940, Carlos Fuentes se traslada a Chile primero y Argentina después, viviendo la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) con profunda sensibilidad.

En 1944 se traslada con su madre a México, donde termina sus estudios secundarios e ingresa a la Universidad de México para estudiar leyes, abandonando tiempo después.

En 1950, Carlos Fuentes viaja a distintos países de Europa y trabaja como secretario de un miembro mexicano de la Comisión de Derecho Internacional de la ONU.

Vuelve a México en 1952 y reingresa a la Facultad de Derecho y un año después ocupa el cargo de secretario de prensa del Centro de Información de las Naciones Unidas.

Carlos Fuentes junto a Emmanuel Carballo funda y edita la Revista Mexicana de Literatura en 1955.

Tiempo después viaja nuevamente a Europa viviendo en Venecia (Italia), Londres (Inglaterra) y París (Francia).

En 1971 recibe un gran golpe con la muerte de su padre y pasa un tiempo alejado de la escritura.

Acepta el nombramiento de embajador de México en Francia como homenaje a la memoria de su padre en 1975, renunciando dos años después en protesta por el nombramiento del ex presidente Díaz Ordaz como primer embajador de México en España.

En 1983, Carlos Fuentes recibe el doctorado de la Universidad de Harvard y un año después el Premio Nacional de Literatura de México.

Los viajes y estadías en otros países continúan desde 1986, recibiendo numerosas distinciones y premios y conservando siempre la base y plataforma cultural mexicana.

Libros destacados

  • Terra Nostra (1975)
  • Las buenas conciencias (1959)
  • La muerte de Artemio Cruz (1962)
  • Aura (1962)
  • El tuerto es rey (1970)
  • Orquídeas a la luz de la luna (1982)

Síguenos en