Frases de Benjamin Disraeli

Lo mejor que podemos hacer por otro no es sólo compartir con él nuestras riquezas, sino mostrarle las suyas.

Frases de Compartir


No hay otra educación como la adversidad.

Frases de Adversidad


Un gobierno conservador, una hipocresía organizada...

Frases de Conservador


Ahora voy a tomar asiento, pero vendrá el tiempo en que me van a escuchar.

Frases de Asiento


Los críticos son los hombres que han fracasado en la literatura y las artes.

Frases de Crítico


Las torpezas de la juventud son preferibles a los aciertos de la vejez.

Frases de Torpeza


El éxito en la vida de un hombre está en prepararse para aprovechar la ocasión cuando se le presente.

Frases de Ocasión


Lo que prevemos, raramente ocurre; lo que menos esperamos es lo que sucede generalmente.

Frases de Futuro


El mundo está gobernado por personajes que no pueden ni imaginar aquellos cuyos ojos no penetran entre los bastidores.

Frases de Gobernar


La hora del amanecer es aquella en que el crimen pesa, la orgía se halla extenuada y hasta la desolación encuentra un albergue.

Frases de Hora


Todas las mujeres deberían casarse; los hombres, no.

Frases de Deber


Como todos los grandes viajeros -dijo Essper- yo he visto más cosas de las que recuerdo, y recuerdo más cosas de las que he visto.

Frases de Trotamundos

Contexto histórico

Época victoriana

Influencia en las frases de Benjamin Disraeli

Influenciado por... [mostrar]

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Inglaterra

Políticos » Políticos siglo XIX » Políticos de Inglaterra

Benjamin Disraeli


Frases de Benjamin Disraeli: Escritor y político inglés, Primer Ministro en dos oportunidades (1866-1868) y (1874-1880).

Biografía Benjamin Disraeli

Nació en una familia judía sefardí.

Tras recibirse de abogado, tuvo varios fracasos seguidos, entre ellos cinco elecciones parlamentarias.

Gracias a su incondicional apoyo al jefe de los conservadores, Robert Peel, entró en la Cámara de los Comunes, en 1837.

En 1848 fue designado líder de los conservadores en la Cámara de los Comunes, pero siguió acumulando fracasos electorales.

Fue dos veces Ministro de Hacienda hasta que la reina Victoria le nombró Primer Ministro.

La muerte de su esposa, Mary Ann Whyndham, en 1872, marcaría a Disraeli de por vida.

Cuando accedió a un segundo mandato como Primer Ministro, puso en marcha el agresivo programa imperialista.

En 1880 perdió las elecciones y al año siguiente murió de una bronquitis.

Si bien su carrera como escritor resultaría relegada por sus tareas políticas, sus libros tuvieron una buena aceptación en toda Europa.

Las novelas de Benjamin Disraeli constituyen descripciones de la sociedad británica y al mismo tiempo una expresión del pensamiento político y religioso de su autor.

Libros destacados

  • Sybil (1845)
  • Vivian Grey (1827)
  • Lothair (1870)
  • Coningsby (1844)
  • Tancred (1847)

Síguenos en