Frases de Ben Carson

Ningún conocimiento es inútil. Otro paso hacia adelante, Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Búsqueda de conocimiento


En cualquier carrera, ya sea de reparador de televisores, de músico o de secretaria -o de cirujano- uno debe creer en sí mismo y en sus habilidades. Para hacer lo mejor de uno mismo, se necesita una confianza que diga: "Puedo hacer cualquier cosa; y si no puedo hacerlo, sé cómo conseguir ayuda". Otro paso hacia adelante, Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Creo en ti


Mis padres no discutían; en lugar de eso, mi padre simplemente se iba. Se había estado ausentando de la casa cada vez más; y cuando se iba, tardaba cada vez más en regresar. Yo nunca sabía por qué. Sin embargo, cuando mi madre me dijo: "Tu papá no va a regresar", esas palabras me hicieron trizas el corazón. "Adiós, papá", Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Divorcio


Inmediatamente vi una serie de versículos acerca de los airados y de cómo se metían en problemas. Proverbios 16:32 fue el que más me impresionó: "Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad". Un temperamento terrible, Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Fuerte


Lleven a los jóvenes a su casa. Muéstrenles el auto que manejan, permítanles ver que también viven bien. Ayúdenlos a entender qué se necesita para lograr esa buena vida. Explíquenles que existen muchas formas para alcanzar la realización en la vida aparte de los deportes y la música. Muchos jóvenes son extremadamente ingenuos. Escuché decir uno tras otro: "Voy a ser médico", o "Abogado", o quizá "Presidente de la empresa". Sin embargo no tienen idea de qué clase de trabajo se necesita para lograr esas posiciones. Piensa en grande, Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Pautas de crianza


Pensar en grande y utilizar nuestros talentos no significa que no tendremos dificultades a lo largo del camino. Las tendremos; todos las tenemos. La manera en que encaramos esos problemas determina cómo terminaremos. Si elegimos ver los obstáculos en nuestro camino como barreras, dejaremos de intentar. "No puedo triunfar", nos quejamos. "Ellos no nos permitirán ganar". Sin embargo, si elegimos ver los obstáculos como desafíos, podemos saltar por encima de ellos. Las personas exitosas no tienen menos problemas. Se han propuesto que nada les impedirá seguir adelante. Sea cual fuere la dirección que elijamos, si podemos percibir que cada valla que saltamos nos fortalece y nos prepara para la próxima, ya estamos en camino al éxito. Piensa en grande, Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Dificultades


(...) Noté que cuando los vietnamitas llegaron a los estados unidos muchas veces se enfrentaron con prejuicios de todos lados: blancos, negros e hispánicos. Pero no mendigaron comida ni ropa, y muchas veces tomaban los trabajos más bajos que se ofrecían. Incluso a las personas bien educadas no les importaba limpiar pisos si era un trabajo pago. En la actualidad muchos de estos mismos vietnamitas son dueños de propiedades y empresarios. Ese es el mensaje que intento transmitirle a los jóvenes. Las mismas oportunidades están allí, pero no podemos comenzar siendo vicepresidentes de la empresa. Por más que consigamos ese puesto, de todas formas no nos hará nada bien porque no sabríamos cómo hacer nuestro trabajo. Es mejor empezar donde podamos encajar y luego abrirnos paso en la vida. El verdadero rendimiento, Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Progreso social


(...) En algún momento durante ese período fui plenamente consciente de una habilidad inusual; un don divino, creo: la extraordinaria coordinación de la vista y el pulso. Es mi pensar que Dios nos da dones a todos, habilidades especiales que tenemos el privilegio de desarrollar para que nos ayuden a servirle a él y a la humanidad. Y el don de la coordinación de la vista y el pulso ha sido una ventaja invalorable en cirugía. Este don va más allá de la coordinación de la vista y el pulso, porque abarca la habilidad de entender las relaciones físicas, de pensar en tres dimensiones. Los buenos cirujanos deben entender las consecuencias de cada acción, porque muchas veces no pueden ver lo que está sucediendo del otro lado del área en la que están trabajando realmente. Un paso serio, Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Cirujano


Con el fin de darles una oportunidad de recuperarse a sus cerebros seriamente traumatizados sin ningún efecto perjudicial permanente, utilizamos la droga fenobarbital para poner a los bebés en un coma artificial. El fenobarbital redujo drásticamente la actividad metabólica de sus cerebros. Los conectamos a un equipo de respiración asistida que controlaba el flujo de sangre y la respiración. La inflamación del cerebro era seria, pero no era peor de lo que habíamos esperado. Indirectamente controlába­ mos la inflamación midiendo los cambios en el ritmo cardiaco y la presión arterial, y con tomografías computadas periódicas que nos daban una imagen tridimensional del cerebro. La cirugía terminó a las 5:15 de la mañana del domingo. Había durado 22 horas. La batalla aún no había terminado. Cuando nuestro equipo salió de cirugía al son del aplauso de los otros miembros del personal del hospital, Rogers se acercó directamente hasta donde estaba Theresa Binder y, con una son­ risa en su rostro, le preguntó: - ¿A cuál de los bebés le gustaría ver primero? Ella abrió la boca para responder, y se le llenaron los ojos de lágrimas. El resto de la historia, Manos prodigiosas

"Manos prodigiosas" (1990) Frases de "Manos prodigiosas" (1990) Frases de Bebés

Autores relacionados

Albert Schweitzer Facundo Manes Gregorio Marañón Phil Crosby René Gerónimo Favaloro

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Estados Unidos

Médicos » Médicos siglo XX » Médicos de Estados Unidos

Neurólogos » Neurólogos siglo XX » Neurólogos de Estados Unidos

Políticos » Políticos siglo XX » Políticos de Estados Unidos

Psicólogos » Psicólogos siglo XX » Psicólogos de Estados Unidos

Ben Carson


Frases de Ben Carson: Médico neurocirujano pediatra retirado, psicólogo, filántropo, escritor y político estadounidense, autor de "Manos prodigiosas" (1990), "Piensa en grande" (1996) y "Toma el Riesgo" (2008).

Nombres

RealBenjamin Solomon Carson

Biografía Ben Carson

Ben Carson nace en Detroit, de madre semi analfabeta Sonya Copeland y padre ministro bautista Robert Solomon Carson, quien abandona a la familia ocho años después de su nacimiento.

Decidida a cambiar la vida de su hijo, el peor alumno de su clase y de temperamento agresivo, Sonya Copeland limita su tiempo frente al televisor y le exige que lea dos libros por semana.

Un año más tarde, Ben Carson era el mejor alumno de su clase, graduándose con honores en la escuela secundaria y estudiando Psicología en la Universidad de Yale.

Tiempo después estudia Medicina en la Universidad de Michigan y se especializa en neurocirugía, llegando a ser uno de los cirujanos más talentosos del mundo.

Entre sus intervenciones quirúrgicas más destacadas se encuentran la separación de los gemelos siameses alemanes Patrick y Benjamin Binder y la separación a los bebés varones zambios, Luka y José Banda.

A finales de marzo de 2015 Ben Carson anuncia su postulación presidencial, siendo precandidato presidencial republicano en 2016.

Está casado con Lacena "Candy" Rustin, a quien conoció en Yale en 1975, y tienen tres hijos: Murray, Benjamin Jr., y Rhoeyce.

Libros destacados

Libros de Ben Carson »

Enlaces

Síguenos en