Frases de Baruch Spinoza

Se debe conceder la libertad de juicio, puesto que es una virtud y no puede ser oprimida. Se demuestra que en un Estado libre está permitido que cada uno piense lo que quiera y diga lo que piense, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Libertad de pensamiento


No obstante, aunque la ciencia natural sea divina, no se puede dar el nombre de profetas a los que la propagan, puesto que lo que ellos enseñan, pueden percibirlo y aceptarlo también los demás hombres con igual certeza y dignidad, y no por simple fe. De la profecía, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Ciencias naturales


Pero supongamos que esta libertad es oprimida y que se logra sujetar a los hombres hasta el punto de que no osen decir palabra sin permiso de las supremas potestades. Nunca se conseguirá con eso que tampoco piensen nada más que lo que ellas quieren. La consecuencia necesaria sería, pues, que los hombres pensaran a diario algo distinto de lo que dicen y que, por tanto, la fidelidad, imprescindible en el Estado, quedara desvirtuada y que se fomentara la detestable adulación y la perfidia, que son la fuente del engaño y de la corrupción de los buenos modales. Pero está muy lejos de ser posible eso: que todos los hombres hablen de modo prefijado. Antes al contrario, cuanto más se intenta quitarles la libertad de hablar, más se empeñan en lo contrario; no ya los avaros, los aduladores y los demás impotentes de carácter, cuya máxima salvación es contemplar los dineros en el arca y tener el estómago lleno, sino aquéllos a los que la buena educación, la integridad de las costumbres y la virtud han hecho más libres. Se demuestra que en un Estado libre está permitido que cada uno piense lo que quiera y diga lo que piense, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Adulación


Los hombres son, por lo general, de tal índole que nada soportan con menos paciencia que el que se tenga por un crimen opiniones que ellos creen verdaderas. Se demuestra que en un Estado libre está permitido que cada uno piense lo que quiera y diga lo que piense, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Tolerancia


(...) Tanto el príncipe como todo el ejército no podían ser más atraídos por la guerra que por la paz. Efectivamente, el ejército estaba formado, como hemos dicho, sólo por ciudadanos y, por tanto, eran los mismos hombres quienes administraban tanto lo relativo a la guerra como a la paz. De ahí que quien era soldado en el campamento, era ciudadano en el foro, y quien era jefe en el campamento, era príncipe en la ciudad. Nadie podía desear, pues, la guerra por la guerra, sino por la paz y por defender la libertad. Se demuestra que no es posible ni necesario que alguien transfiera todo a la suprema potestad. Del Estado de los hebreos: cómo fue en vida de Moisés y cómo después de su muerte, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Motivos de la guerra


El Estado más violento será, pues, aquél en que se niega a cada uno la libertad de decir y enseñar lo que piensa; y será, en cambio, moderado aquél en que se concede a todos esa misma libertad. Se demuestra que en un Estado libre está permitido que cada uno piense lo que quiera y diga lo que piense, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Estado


Así como los hombres han acostumbrado a llamar divina a aquella ciencia que supera la capacidad humana, así también han llamado obra divina u obra de Dios a aquella obra cuya causa es ignorada por el vulgo. De los milagros, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Misticismo


El vulgo, en efecto, cree que el poder y la providencia de Dios no están nunca tan patentes como cuando ve que sucede en la naturaleza algo insólito y opuesto a la opinión que sobre ella ha recibido, especialmente si ello redunda en provecho y comodidad propia. De los milagros, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Providencia


El vulgo llama milagros u obras de dios a las obras insólitas de la naturaleza; Y, en parte por devoción, en parte por deseos de oponerse a aquellos que cultivan las ciencias naturales, se gloría de ignorar las causas naturales y sólo quiere oír lo que ignora y, por tanto, lo que más admira. De los milagros, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Devoción


Se llama sagrado y divino aquel objeto que está destinado a la práctica de la piedad y de la religión, y sólo será sagrado mientras los hombres hagan del mismo un uso religioso. Si ellos dejan de ser piadosos, ipso facto dejará él también de ser sagrado; y, si lo dedican para realizar cosas impías, se convertirá en inmundo y profano lo mismo que antes era sagrado. Del verdadero original de la ley divina y en qué sentido se dice que la Escritura es sagrada y la palabra de Dios, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Sagrado


Quienes administran el estado o detentan su poder, procuran revestir siempre con el velo de la justicia cualquier crimen por ellos cometido y convencer al pueblo de que obraron rectamente. Y esto, por lo demás, les resulta fácil, cuando la interpretación del derecho depende íntegra y exclusivamente de ellos. Pues no cabe duda que, en ese caso, gozan de la máxima libertad para hacer cuanto quieren y su apetito les aconseja; Y que, por el contrario, se les resta gran parte de esa libertad, cuando el derecho de interpretar las leyes está en manos de otro y cuando, al mismo tiempo, su verdadera interpretación está tan patente a todos, que nadie puede dudar de ella. Se demuestra que el derecho sobre las cosas sagradas reside íntegramente en las supremas potestades, Tratado teológico político

Frases de "Tratado teológico político" (1670) Frases de Constitución

Contexto histórico

Estoicismo Materialismo Racionalismo

Influencia en las frases de Baruch Spinoza

Autores relacionados

Aristóteles Georg Wilhelm Friedrich Hegel Gottfried Wilhelm Leibniz Immanuel Kant René Descartes

Ocupación

Filósofos » Filósofos siglo XVII » Filósofos de Países Bajos

Escritores » Escritores siglo XVII » Escritores de Países Bajos

Baruch Spinoza


Frases de Baruch Spinoza: Filósofo, escritor y pensador neerlandés, autor de "Tratado sobre la reforma del entendimiento" (1662), "Tratado teológico político" (1670) y "Ética demostrada según el orden geométrico" (1674).

Nombres

RealBenedict de Spinoza

Biografía Baruch Spinoza

Baruch Spinoza nace en una familia judía hispano portuguesa, recibiendo una educación inicial que ponía un gran énfasis en el estudio de las fuentes clásicas judías.

A medida que continua con sus estudios de física se fue apartando del judaísmo, hasta que en 1654 con la muerte del padre se aleja definitivamente y fue excomulgado y expulsado de la ciudad en 1656.

Trabaja durante varios años puliendo lentes para instrumentos ópticos.

En 1661 Baruch Spinoza se traslada a Rinjnsburg (Leiden), donde trabaja en sus escritos y más tarde a Voorburg, donde traba amistad con algunos físicos y con el jefe de gobierno, quien custodia una de sus obras, "Tratado teológico político" (1670).

"Tratado teológico político" causa gran revuelo y Baruch Spinoza decide entonces no publicar más hasta su muerte, aunque sus escritos seguirían circulando entre sus seguidores.

Poco tiempo después se traslada a La Haya y recibe una propuesta para estar al frente de la cátedra de filosofía occidental en la Universidad de Heidelberg, pero rechaza el ofrecimiento para no recibir restricciones de los teólogos hacia sus estudios.

Luis XIV, rey de Francia le ofrece luego una pensión a cambio de que dedicara uno de sus trabajos, pero Baruch Spinoza tampoco la acepta.

En 1677 muere a causa de la tuberculosis cuando contaba con cuarenta y cuatro años.

Según Baruch Spinoza, mente y cuerpo son lo mismo, visto desde dos ángulos diferentes. La mente es la idea del cuerpo, y éste es el aspecto extenso de la mente.

Con el concepto de un dios impersonal y el rechazo de la libertad de la voluntad, Baruch Spinoza tuvo mucha oposición y hostilidad de sus contemporáneos y obtuvo reconocimiento mucho tiempo después, siendo uno de los mayores pensadores filosóficos de todos los tiempos.

Libros destacados

  • Ética demostrada según el orden geométrico (1674)
  • Tratado sobre la reforma del entendimiento (1662)
  • Principios de la filosofía de Descartes (1663)
  • Tratado acerca de Dios, el hombre y su felicidad (1661)
  • Tratado teológico político (1670)

Libros de Baruch Spinoza »

Enlaces

Síguenos en