Frases de Augusto Roa Bastos - Página 3

01. Ningún autor que se precie puede escribir un libro propio. Si es honrado debe desaparecer por completo en lo escrito. "Yo el Supremo" (1974)

+ Frases de Autor + Pensamientos de "Yo el Supremo"


02. El autor es quien menos conoce su obra. Si la conociera la hubiese escrito de otra manera, o no la hubiera escrito. "Yo el Supremo" (1974)

+ Frases de Obra + Pensamientos de "Yo el Supremo"


03. El hombre más sensato y virtuoso lo es sólo en apariencia gracias a las pequeñas locuras que se permite en privado. "Yo el Supremo" (1974)

+ Frases de Privado + Pensamientos de "Yo el Supremo"


04. Estás empezando a escribir hace cinco mil años; escribir es despegar las palabras de uno mismo. "Yo el Supremo" (1974)

+ Frases de Escribir + Pensamientos de "Yo el Supremo"


05. El hombre, dominador de la mujer, es la mitad de la mujer. Sólo se completa en el ser entero de la mujer. "El fiscal" (1993)

+ Frases de Mitad + Pensamientos de "El fiscal"


06. En un país jibarizado por la opresión, el miedo es la única forma de conciencia pública que se mantiene secreta.

+ Frases de Opresión


07. El tiempo no cuenta para los que viven en la miseria. La gente simple no tiene poder sobre la hora.

+ Frases de Miseria


08. El poder de infección de la corrupción es más letal que el de las pestes.

+ Frases de Contagio


09. Una particularidad de la sangre es de ser invisible. El crimen, las guerras, la violencia muestran su vivo color.

+ Frases de Invisible


10. En aquellos tiempos, el escritor no era un individuo solo. Era un pueblo. (...) El pueblo Homero compuso la Ilíada. "Yo el Supremo" (1974)

+ Frases de Individuo + Pensamientos de "Yo el Supremo"


11. Esperar no es desesperar. Amo mi paciencia más que a mí. Las moscas ganan batallas después de las batallas. "Vigilia del Almirante" (1992)

+ Frases de Paciencia + Pensamientos de "Vigilia del Almirante"


12. El cuerpo es el único que sabe sus deseos y necesidades. No siempre lo satisfacemos como debemos, sino todo lo contrario.

+ Frases de Cuerpo

Influencias

Autores relacionados

Alejo Carpentier

Augusto Roa Bastos


Escritor, novelista, dramaturgo, guionista, profesor, periodista y corresponsal de guerra paraguayo, autor de "El naranjal ardiente, nocturno paraguayo" (1960), "Hijo de hombre" (1960), "El baldío" (1966), "Yo el Supremo" (1974), "Lucha hasta el alba" (1979) y "El fiscal" (1993).

Sobre Augusto Roa Bastos

Augusto Roa Bastos nació en Asunción, pero su infancia transcurrió en Iturbe (Guairá), lugar donde se trasladó su familia.

De vuelta en Asunción, ingresó como pupilo al Colegio San José, pero tras estallar la guerra entre Paraguay y Bolivia (Guerra del Chaco), escapó del internado para servir como enfermero.

En 1932 comenzó a trabajar como periodista para el diario "El País", y paralelamente escribir obras de teatro y poesías.

En 1947 tuvo que exiliarse, estableciéndose en Buenos Aires (Argentina) y trabajando con empleado los primeros años.

En 1974 publicó "Yo el Supremo", libro con el que logró reconocimiento internacional y es considerado una obra cumbre de la literatura en español.

Tras el golpe de estado ocurrido en Argentina en 1976, Augusto Roa Bastos se vio forzado a exiliarse nuevamente, viajando a Toulouse (Francia) para integrarse como profesor en la Universidad de Toulouse.

En 1982 fue privado de la ciudadanía paraguaya, concediéndosele la española honoraria en 1983 y la francesa en 1987.

En 1996 regresó a Paraguay, donde escribió en el diario "Noticias" de Asunción hasta su muerte.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Corresponsales de guerra » Corresponsales de guerra siglo XX » Corresponsales de guerra de Paraguay

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Paraguay

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Paraguay

Guionistas » Guionistas siglo XX » Guionistas de Paraguay

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Paraguay

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de Paraguay

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Paraguay

Síguenos